Lo mejor de Vestirse por los Pies

“Los libros son más importantes que los autores. Los mejores, incluso, parece que se escribieron a sí mismos”; Juan Villoro (1956), escritor mexicano.

      Mi editora Laura me recuerda cada seis meses -con la liquidación de mis derechos de autor- que no puedo vivir de la literatura. Mas como no solo de pan vive el hombre, merece la pena seguir escribiendo por otros motivos.

      Coincidiendo con la emisión de la factura semestral por las ventas de mi libro, el pasado miércoles recibí el email que transcribo a continuación. Como si del acicate de un Ser Superior se tratase.

      Nueva demostración de que lo vengo defendiendo desde 2012: lo mejor de este blog sois vosotros. Sus lectores. Y para que cuando ya no estemos por aquí ninguno de nosotros perduren ciertos escritos, bien redactados y con valores, lo publico. Porque la elegancia está en los ojos del que la distingue.

      Muchas gracias, de corazón, y buena suerte.

David García Bragado

 No sin cierto pudor me atrevo a dirigirme a Ud., ya que una lesión repentina por la práctica inadecuada del futbol-sala me tiene postrado en casa por más de tres semanas. Pero dicho accidente me ha permitido tener conocimiento vía internet de su blog y de su libro; es por ello que tomé animo y resolución para escribirle este correo.

 Durante los últimos días solicité su libro y ya lo terminé de leer, y deseo humildemente trasladarle mi modestas impresiones al respecto.

 Lo primero, sería indicarle que lamento muchísimo comunicarle que la lectura de su obra no se produjo, tal y como hubiera sido mi deseo, de manera ponderada, reflexiva y deteniéndome en detalles para disfrutarlos reposadamente. Sino bien al contrario he leído su libro en un día, de manera ávida, bulímica diría yo, sin reposo ni mesura, ya que en efecto su libro, su manual me atrevo afirmar, fue más que leído fagocitado sin piedad.

 Las conclusiones, aún precipitadas debido a la lectura exprés efectuada, serían casi un 98% de adhesión cuasi inquebrantable a sus sensatos y distinguidos postulados y una más que razonable inclinación a corroborar el porcentaje restante. Su obra rezuma detalles, razonables todos, de buen gusto, equilibrio, armonía y sobre todo sentido de la adecuación (tan tristemente escaso en nuestros días).

 Le trasmito muy humildemente mi entusiasmo y emoción por saber llevar hasta los lectores su fino criterio sobre el vestir masculino, … Aquel que comienza por los pies, estableciendo la adecuada relación, cual binomio entre ética y estética, al respecto de inmutables categorías que pretenden traslucir (tal y como opinaba Gaudí ) lo bello y lo bueno de manera conjunta y equilibrada .

 Temiendo resultar excesivo me despido de Ud., expresándole mi más sincero reconocimiento y mi profunda admiración por el total de su obra, aquella de manera resuelta Ud. ya ha emprendido y que al final de la misma, espero dentro de muchísimos años, habrá conseguido servir de acompañamiento y amable cómplice en la vida y trayectoria de muchos de sus seguidores, entre los que modestamente me incluyo.

 Un fuerte abrazo,

 J. A.

[mc4wp_form]

  • Carlos

    Yo desde aquí quisiera felicitar al autor de la carta, si no se dedica a la escritura debería hacerlo. “Como si del acicate de un Ser Superior se tratase”.

    Un saludo David.

    • vestirseporlospies

      Opino igual mi querido Carlos, y un familiar me acaba de mandar un email diciendo exactamente lo mismo.

      El Sr. J. A. escribe muy bien.

      Gracias y saludos cordiales también para ti.

      Buenos días,