Las reglas de Frank Sinatra

“Creo que mi mayor ambición en la vida es transmitir a otros lo que sé”; Frank Sinatra (1915-1998).

frank-sinatra-rules-normas-francis-albert-sinatra-00

      Prefiero leer a escribir. Además de disfrutarlo en mayor medida, me resulta harto complicado crear algo mejor de lo que ya se hizo con anterioridad. De manera especial, si quien lo hizo tenía la trayectoria del que fuera apodado como “La Voz”.

      Por este motivo, en el presente artículo me remitiré al legado de Francis Albert Sinatra. Si bien acompañaré mi valoración para ganarme el jornal; y te invito a que realices el mismo ejercicio ya que cuando menos resulta divertido.

LAS NORMAS DE FRANK SINATRA

– Se necesitan dos manos para ponerse un sombrero de manera correcta. Con una se sujeta el ala doblada hacia fuera atrás, y de la delantera se tira hacia abajo hasta un par de pulgadas por encima de la ceja derecha.
Para que quede un tanto ladeado y no se deforme, perfecto. Aunque el caso sería utilizarlo.

– Nunca uses marrón por la noche. Nunca.
Y por el día pocas veces.

– No hay excusa para los zapatos marrones después del atardecer …. Ni zapatos blancos. Ni cualquier cosa gris, a menos que sea de carbón antracita. Ni azul, a menos que sea el azul de media noche. De hecho, vamos a decirlo sencillo: por la noche, los hombres deben usar negro.
El zapato negro es la prioridad, siempre, a complementar por el resto de colores cuando la luz es natural.

– Las corbatas deben ser de seda. Y conservadoras.
Lisas, con ligeros estampados o de discretos motivos. El resto, como las de rayas, amebas o de cuadros, son para contadas ocasiones.

– Los gemelos siempre. Pero salir de la joyería de fantasía.
Ya se sabe; si los dibujos de tus gemelos pudieran utilizarse también para adornar el envoltorio del regalo de un niño… mal asunto

– Al vestir de manera formal, el chaleco es mejor que la faja.
También lo apostillaba, Fred Astaire: “ese horrible invento al que llaman fajín”.

– No usar un smoking el Domingo.
Por que el Domingo no es para acudir a fiestas. Es un día de fiesta, pero “de guardar” o para descansar.

– Tener armarios desordenados es como ponerse ropa limpia sobre la ropa interior sucia.
Un orden exterior evidencia unas ideas acordes; además de buena educación.

– La ducha es un gran lugar para cocer al vapor las arrugas en su smoking.
Todos sabemos que es un gran método de planchado… eso sí, hay que luego dejar airear el traje para que se seque el exceso de humedad.

– El naranja es el color más feliz.
Ahí debo discrepar… cada uno tendrá el suyo. El mío es el rojo.

– No oculte sus cicatrices. Ellas dicen lo que eres.
Somos, para bien o para mal, nuestra historia… y debemos sentirnos orgullosos de ella.

– Cuando se trata de bolsillos, todo debe tener su propio lugar.
Yo nunca los utilizo. Todo va en mi cartera de mano, o el bolso de mi esposa si me acompaña. Detesto las arrugas que se forman en la ropa cuando se introduce algo dentro de ellos.

– Un pañuelo de bolsillo es esencial, pero tiene que estar perfectamente doblado.
En la primera parte estamos de acuerdo, si bien en la segunda considero igual de acertado “según caiga”. Sin mayor colocación.

– Que brillen tus zapatos.
En todo momento… como el resto del atuendo.

– Ajusta. Pule. Limpia.
Amén.

– Saca la mano del traje, fluye.
La elegancia es natural.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo