La Zamora modernista y comercial

“La inteligencia es la habilidad para tomar y mantener determinada dirección, adaptarse a nuevas situaciones y tener la habilidad para criticar los propios actos”; Alfred Binet (1857-1911), psicólogo francés.

zamora-capital-comercio-castilla-españa-moderno-modernista-00

      Existe una Zamora espléndida, Capital del Románico, llena de arte. Una joya arquitectónica con la mayor concentración de construcciones medievales europea en perfecto estado de conservación. Pero es que además coexiste con otra Zamora, modernista, menos conocida, perfectamente integrada en una ciudad que mira al siglo XXI. La que evidencian las alegres fachadas de los edificios de este estilo con más de cien años de antigüedad.

      La burguesía comercial predominante entre mediados del XIX hasta los años 20 del siglo pasado fue favorecida económicamente por una industria harinera potente, además de paños y tejidos como nos apuntó el concejal de turismo del Ayuntamiento de Zamora Christoph Strieder. Esta clase social floreció junto con el desarrollo del ferrocarril como nudo de comunicaciones del noroeste español con el resto de la península. Así, los comerciantes fueron estableciéndose en la zona del ensanche de la calle Sª Clara, Plaza de Sagasta y alrededores, desarrollando un rico estilo arquitectónico modernista en sus edificios.

      Esta arquitectura, de origen catalán, destaca en algunas fachadas del centro de la ciudad y sirve de nexo entre la época románica y el siglo XXI.

zamora-capital-comercio-castilla-españa-moderno-modernista-11

zamora-capital-comercio-castilla-españa-moderno-modernista-18

      Precisamente es una de las debilidades de Strieder que tuvo a bien recibirnos y facilitarnos cubrir el reportaje de su ciudad. Junto a la diligencia del técnico, Juan Andrés Nevado, que nos gestionó los tramites.

      Tuvimos la oportunidad de visitar y conocer de primera mano las dependencias de la Concejalía de Turismo de la ciudad sobre los cimientos del Palacio de Doña Urraca. Uno de los pocos vestigios de obra civil románica que subsisten en Zamora. Christoph, alemán de nacimiento como su nombre delata se muestra cercano, amable y entusiasta. Estudió entre Madrid y Salamanca, y tras un breve retorno a Munich, volvió a nuestro país apasionado por nuestra riqueza cultural.

      Una de las cosas que le describe es su despacho. Amontonado dossiers por toda la estancia. A menudo trabaja en él por las tardes a pesar de su condición de funcionario, fuera de horas, atendiendo a gente. Se dedica a desarrollar estrategias, crear actividades, aparte de su principal función de mantener y conservar el inmenso patrimonio de la ciudad. Y, aunque exceda de su área, trata de vincular el turismo de la ciudad de Zamora al del resto de la provincia, que también ofrece muchos atractivos.

      Como muestras para el conocimiento de la actividad comercial actual de Zamora visitamos estos tres establecimientos de nuestros días.

zamora-capital-comercio-castilla-españa-moderno-modernista-31

El Rincón de Antonio

      Antonio González lleva treinta y cinco años en la cocina, entre “sartenes”, como es apodado en el mundo de la restauración. Experto micólogico, ejerce como ponente en charlas específicas sobre el mundo esporádico de las setas. Mantuvo la estrella Michelin durante ocho años y la dejó ir el pasado año. Cuestión que no le desvela el sueño.

      Vive dedicado a lo que más le gusta que es su trabajo como cocinero a lo que se dedica más de la mitad del día. Destaca de su personalidad que no dispone de teléfono móvil.

      Su especialidad es el menú de la casa que consiste en 6, 7 ú 8 platos. Lo más demandado. Mis clientes apenas piden la carta, me comenta, lo habitual es que los nos conocen me digan que les sirva yo lo que quiera. Aunque se arriesguen a que no les guste alguna de las comidas que tenga para esa ocasión, apostilla.

      Regenta su establecimiento ubicado enfrente de la Biblioteca Pública, junto con sus hermanos, Manuela y Ricardo, y cuatro personas más – entre las que se encuentra la amable Analía- en pleno casco histórico zamorano.

      El secreto de su cocina nos revela que es el cuidado en la elección de la materia prima, cuestión en la que invierte gran parte de su jornada. Antonio elige personalmente “in situ” todos los productos de su cocina como pude comprobar al no localizarle en varias oportunidades en el teléfono de su local porque había salido al mercado para abastecer a su restaurante. De su tierra destaca el vacuno y el queso.

zamora-capital-comercio-castilla-españa-moderno-modernista-41

LUX. Centro de optometria Emma.

      La óptica LUX es la heredera natural de la óptica de mayor trayectoria en la ciudad que cerró hace pocos años. Emma licenciada en Óptica, se hizo cargo del negocio que sus jefes cerraron, tras llevar en el oficio desde los dieciocho años. Apasionada de su profesión es una artesana de los cristales, ya que como nos comentó, realiza su labor a la medida del cliente. Centra el cristal específico al ojo de cada individuo, sin importar el tipo de montura, ni el trabajo, ni material que le supongan. En su propio taller, con sus manos y sin recurrir a terceros.

      Lo que más sorprende es el completo tratamiento optometrista previo a la posible -que no asegurada- venta de las gafas que realiza (y que me dedicó a modo de prueba).

      Ésta Grado en Óptica le realiza a cada clientela una exploración completa del ojo y solo después aconseja la adquisición de un modelo determinado. Sin facturar este servicio preliminar. Trabaja por y para su negocio, hipotecada en su verdadera pasión. Su privilegio: amar lo que hace.

      Ubicada en una callejuela anexa a la principal Sª Clara, Emma y su hermana, atienden a un público fiel con profesionalidad y cuidando los detalles.

zamora-capital-comercio-castilla-españa-moderno-modernista-51

Barbería VARÓN

      La barbería VARÓN, de Isaac Gutiérrez Martínez, está situada en la esquina opuesta de la manzana que ocupa el edificio de la Junta de Castilla y León de la capital zamorana. Esta peluquería masculina se ciñe al corte de pelo y el cuidado de la barba de hombre, que el caballero cada vez cuida más, según nos revela el propio Isaac.

      En un espacio de concentración; el cliente y sus tijeras son las únicas protagonistas del local. Veintiún años le contemplan al frente del negocio.

      Primero ocupó un local en el entorno de la Plaza de Abastos pero se dirigió a la actual ubicación en el exterior de la ciudad amuralla (al este de la Avenida Portugal) enfrente al Parque de la Marina Española para ofrecer sus servicios al público de las numerosa actividad administrativa que deja sentir esta zona.

      Sabedor que debe cuidar mucho a su clientela, Isaac admite que la gente joven va y viene, pues emigra, pero los mayores se quedan… y en Zamora es lo que hay.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo