La visión “holística integral” de un caballero

La visión holística integral de lo que es ser un caballero

Un caballero, creo que todos lo compartimos, o lo es o no. Y se comportará de esta manera en todo momento y situación que la vida le ponga delante, o nosotros mismos nos labremos.

Por eso defendemos, y así lo hemos intentado desde un principio, que el caballero es y se distingue en todas la facetas de su vida. De la misma manera que no podemos ser rubios por la mañana y morenos al anochecer. Enumeramos una serie de circunstancias o facetas, a modo de ejemplo, en las cuales reconoceremos a tal personaje:

• En su forma de vestir y comportarse por respeto a todos sus congéneres; pero sobre todo por convencimiento en uno mismo. Dos especiales campos de prueba; la mesa y el juego/deporte.

• En  la preferencia y gusto por la lectura, y otras artes, por encima del resto de aficiones.

• El concepto y valor que le da al trabajo y las tareas que desarrolla.

• Sus principios y los valores con los que encara la vida.

• Las amistades que le acompañan y la educación que traslada con su ejemplo y entreven sus cercanos.

• Su empatía y asertividad con las personas de su entorno, así como con sus gestos y miradas.

• Conocimiento de diferentes áreas; y pasión por el aprendizaje continuo.

• La humildad y sencillez en todo lo que realiza.

• Se deleita con los pequeños placeres de la vida y de cada uno hace un momento especial; escribir con pluma estilográfica, afeitado con brocha y jabón, beber y comer con tanta moderación como escogido gusto…

Quizás sean todos ellos unos valores que no estén en alza en estos tiempos en los que según Maslow, y su famosa pirámide, tenemos que primero satisfacer nuestras necesidades más primarias, y el peor de las ocasiones más bajas. Sin embargo, no es menos cierto que como personas maduras que somos quizás compartamos que no solo de pan vive el hombre y se nos recordará por lo que fuimos y no por lo que tuvimos.

¿Nos ayudas a completar algunas más?

  • Pablo

    Me ha encantado, de verdad. Solo añadiré: honradez, y fidelidad a los principios que uno tiene, sin peros, esa es mi máxima.

    Un saludo

    • Amoreno

      Nuestro querido Pablo, que alegría de confrontación al recibir tu escrito. La verdad, y me repito, es que nos hemos querido salir “del patrón” en esta ocasión y sin que sirva de mucho precedente. Porque somos un blog ENMINENTEMENTE, de moda masculina. Pero entendemos que el caballero tiene que tener una sólida base sin la cual no tiene sentido tal título; somos lo primero personas y la base humana es fundamental. De otra manera para nosotros deja de tener sentido. Muy agradecido en esta especial ocasión en la que nos “desviamos”.-

  • Casi es más fácil decir lo que no es de caballeros, que describir lo que sí lo es.

    Para mí algo que nunca haría un caballero, señor, u hombre de bien, es esconderse detrás del anonimato para expresar lo que piensa.

    • Amoreno

      Muy acertado, querido Paco. Por eso en esta -vuestra- plataforma todos “presentais credenciales”, como os corresponde caballeros. Muchas gracias.-

  • ¿Paco?… ¿Te refieres a mí cuando dices “Paco”?.

    • Amoreno

      Efectivamente fue nuestra intención querido D. Francisco, el “exceso de confianza” nos ha llevado a tal. Te ruego que nos disculpes si no te ha gustado, no volverá a suceder. Saludos cordiales,

  • Francisco L.

    No hay problema amigo A-moreno. No es necesario que te disculpes; como cosa curiosa pongo aquí algunas de las formas o sobrenombres con los que habitualmente nos “rebautizan” :

    Paco, Kiko, Quico, Curro, Frasco, Pachi, Fran, Chico, Pancho, Pacho ,Chicho, Farruco, Cisco…

    – catalán: Francesc
    – aragonés: Francho
    – euskera: Patxi

    Como veis, el abanico es tan grande que ni siquiera los aristócratas de la más alta alcurnia tienen tantos nombres; yo personalmente dentro de mi modestia, prefiero algo más sencillito ; algo así como Francisco, aunque reconozco que es un poco largo, y como tiene consonantes fuertes hay que esforzarse un poco más que con los sinónimos.

    Es como dijo le dijo una vez, el gran actor Rafael Álvarez “El Brujo” en una entrevista televisiva al entrevistador, cuando al preguntar se le atropelló una palabra : _____”¿ Para qué te vas a molestar en decirlo bien si te van a pagar lo mismo?”.

    Como siempre, saludos cordiales para todo/as.

  • Me parece perfecta esta “salida de guión”, sin duda alguna la moda y el saber vestir es importante, pero eso tiene que estar totalmente ligado a un saber estar en cada situación. Muy buena y muy necesaria entrada, hay valores que se están perdiendo en la sociedad.

    Un cordial saludo
    Josemaria Torres

    • Amoreno

      Pues muy amable y muchas gracias por tu comentario estimado caballero Jose María.
      Esta es nuestra razón de ser; El exterior como expresión de lo que llevamos en el interior, somos caballeros no maniquíes.
      Tu comentario nos anima a continuar con mucha alegría, gracias otra vez y saludos cordiales.-
      David García Bragado.-

  • Gonzalo Olguín Estrada

    Sabias palabras, nos ubican en el suelo y hacen recordar a qué vinimos a este mundo, y por supuesto, el ser un caballero no sólo en el vestir sino en el ser, nos coloca en un sitio especial entre las personas que nos rodean. . . . así que: puntualidad, respeto, pulcritud, buen decir, pedir las cosas de manera amable o entregarlas en forma correcta (educación), y muchas más que se plasman en este artículo, nos llevan a aceptar que estas reglas no imposible de llevar a la práctica, sino al contrario, nos ayudarán a sentirnos mejor con nosotros mismos, en pocas palabras: mejores como seres humanos, como siempre, ¡gracias Amoreno por tan excelente recordatorio!.

    • Amoreno

      Gracias a ti estimado Gonzalo, siempre es una bonita satisfacción y un lujo el contar con caballeros que comparten criterios. Para mi es la única manera digna de comportarse en el día a día, con los lógicos errores humanos que siempre nos recuerdan nuestra condición de simples mortales. Lo dicho Sr. Olguín Estrada, nos honra su presencia. Muchas gracias y saludos cordiales,

  • YELENA KONDAUROVA

    Hola. Una vez yo lei esta historia en la revista.
    A una chica le empezaron cosas de mujeres, y cuado ella salia de la sala donde estudiaba, se le cayO del bolsillo paquete higiEnico y el profesor lo levantO de una manera muy invisible.
    Yo creo el profesor se comportO un caballero. Yo pienso que un caballero debe levar en el bolsillo de la chaqueta paqutes higiEnicos y medicinas para las mujeres.
    Lo que no me gusta es cuando una mujer le dice a un hombre que tiene cosas de mujeres y el hombre lo dice a otro hombre pero dice:”No te dije nada”. Tal hombre no es caballero. Besitos.