La raya tiza, los mocasines belgas, el puño francés y más pliegues.

“El mayor acto de rebeldía de nuestros días consiste en ser un verdadero caballero”; anónimo.

varios-vestuario-caballero-00

      La felicidad radica en lo que somos, sentimos o sabemos; no en lo que tenemos. Shakespeare decía que era feliz porque no esperaba nada de nadie, y es que cuando se desea algo y no se logra entristece. Incluso una vez logrado, sucede con frecuencia que la felicidad no perdura en el tiempo.

      ¿Cómo sino podríamos disfrutar de todas las posibilidades que están a nuestro alcance si no las conseguimos?.

      A tenor de esto Coco Channel reconocía -con la picardía de a quien le costó esfuerzo todo lo que logró en su vida (puesto que se crió en un orfanato)- que lo mejor de la vida es gratis pero lo segundo mejor muy caro. Tenerlo todo es imposible.

      Muchos reconocemos que conocer la historia detrás de cada artículo reporta suficiente motivación como para disfrutarlo. Conocerlo es poseerlo sin temor a perderlo.

      Estas son cuatro posibilidades más que nos ofrece nuestro vestuario:

La raya tiza para los trajes.
Si la raya diplomática es algo más acusada, gruesa o distorsionada se conoce con el nombre de “tiza”. Como la que marca el sastre sobre la tela a modo de guía para cortar.

      El chalk-striped suit para los ingleses resulta menos formal por lo acusado del motivo que su linea, lo que la hace aconsejable para un uso aún más esporádico.

      Su variedad es inagotable.

raya-diplomatica-tiza-02

El modelo de mocasines belgas de lazo para nuestro calzado.
Los belgian lofers, que tienen más de tres siglos de antigüedad, son zapatos de estilo mocasín que fueron recuperados por la firma Belgian Shoes de Mr. Henri Bendel en 1940.

      Su rasgo más característico es el pequeño lazo en forma de pajarita como adorno en el centro de su empeine. Sin embargo su mayor dificultad estriba en la ejecución del cosido de este empeine, ya que se trata de una forma de coser desde el interior. Este cosido solo se puede conseguir de forma manual por dentro, y una vez realizada se le da la vuelta al zapato, o se realiza por dentro con la dificultad añadida.

      La pieza del empeine queda biselada, es rematada y sobresale por fuera.

      Se trata de un modelo casi tan fino como una Slipper y selecto que compartimos con las mujeres. Está indicado para el verano, y un uso sport sin calcetines por ser muy abiertos.

      No obstante en la actualidad se realizan también en un formato más armado para el uso en otoño-invierno con calcetines. Los cuales además también resultan más usuales.

      Si en los 60 vivieron un momento dulce en la avenida Madison de Palm Beach ahora resurgen de la mano de las firmas más vanguardistas –Rubinacci, Velasca, Superglamororus-. La última de las cuales hizo un híbrido -primoroso- con las Opera Pumps al intercambiar su característico lazo por el de las bailarinas.

Puño francés para chaquetas y abrigos.
El puño francés -doble y plegado- se utiliza en las camisas para gemelos, pero también resulta acertado para las chaquetas y abrigos.

      Como el tejido de estas prendas es más grueso podría parecer en un principio que su resultado queda tosco o informal. Sin embargo, resulta todo lo contrario y es propio de los hombres refinados y conocedores o de trajes como el esmoquin.

Más pliegues.
En su día vimos algunos pliegues en las chaquetas: faldón trasero, la botonadura de los puños o en los bolsillos. Además, existen otros a la altura de nuestros omoplatos.

      Estos pliegues traseros provienen de las chaquetas utilizadas para cazar, los cuales facilitaban el extremo movimiento de los hombros a la hora de efectuar un disparo.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

pliegues-fuelle-omoplatos-02

[mc4wp_form]

  • Fernando

    Me encanta esos mocasines!!
    El otro día vi unos iguales en una tienda online http://www.jsamper.com/, es un zapato que combina con todo. Sin duda me los compraré!!

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por tu compartir tu gusto con nosotros, estimado Fernando, y la información de donde localizarlos.
      Un saludo muy cordial y a tu disposición,