Reloj de caballero; la joya de cada elegante muñeca

Reloj IWC

      Creo que todos coincidimos en que el reloj del caballero ha dejado de ser el complemento donde poder orientarse en la llamada cuarta dimensión, -como nos explicó Albert Einstein-, para convertirse en prácticamente la única joya que suele acompañarnos y que define y concentra gran parte de nuestra clase, gusto, elegancia… y, lamentablemente, a veces también anuncia nuestro poder adquisitivo.

      Un buen reloj, más que un gasto, es una inversión. Pero es que además, rara vez se adquiere esta “personal alhaja” salvo en contadas ocasiones tan especiales como: bodas, primeras comuniones, aniversarios de diferente índole, etc. que justifiquen su puntual compra. Éstos, además de durar toda nuestra vida, salvo dolorosas excepciones, es fácil que vivan o hayan vivido algunas más ya que es fácil que formen parte de herencias que muchas veces los progenitores delegaremos en nuestros vástagos o nos hayan cedido nuestros mayores . Así pues, al poder transmitirse de generación en generación, relativiza en parte “el esfuerzo” realizado en su adquisición.

      En nuestro particular repaso por las principales casas comerciales, hemos extraído una selección de nuestra preferencias. Cabe destacar que la elección del modelo, debe de guardar armonía y uniformidad con el evento al que se acude, así como a la posición de cada cual.

Nuestros amigos de JD Abogados y Francisco Liso ya han publicado su propuesta ; ¿nos enseñas la tuya?

  • Francisco

    Es cierto que el reloj es prácticamente la única joya de muchos hombres usamos, pero no por falta de variedad.

    Observo, que últimamente es muy común el uso de pulsera, habiendo una gran variedad de modelos unisex, de excelente diseño y precio muy asequible; principalmente las de acero combinado con oro laminado.

    Eso añadido a la alianza de matrimonio o bien al sello convencional ya va ampliando el abanico de opciones.

    Si nos vestimos elegante y vintage tenemos el pasador de cuello o yugo de corbata, a la que también podemos añadir el pisacorbatas si no usamos chaleco.

    No nos olvidemos del ojal en la solapa, alñ que para no dejarlo viudo y desamparado habremos de colocarle nuestra insignia o pin profesional.

    Todo buen traje ha de llevarse con una camisa de doble puño que lucirá unos bonitos gemelos.

    También tenemos dentro del look un reloj de bolsillo con su correspondiente leontina, que lucirá del ojal del chaleco a su bolsillo próximo, caso de no usar el reloj de pulsera.

    No es bueno fumar, pero si lo hacemos tenemos al efecto un encendedor acorde con la ocasión y también una pitillera a juego con el mechero.

    ¿Que tal efecto haría, darle a encargado de aparcarnos el coche en el restaurante si le damos un llavero de la marca Coca Cola?, pues fatal, para eso usamos uno con algún símbolo de joyería.

    Si a todo esto le añadimos , la pinza billetera, el pendiente piercing de la oreja o de donde sea, la cadena del cuello y su colgante, el cordón metálico de sujetar las gafas de quita y pon; y de remate usamos una blazer cruzada con 14 botones de plata oro o similar, podemos estar seguros que el catálogo de joyas masculinas supera con creces al de la féminas.

    • I’m not quite sure how to say this; you made it extreelmy easy for me!

  • Felix

    No tengo claro el nivel de refinamiento de quien echa mano de tanto aditamento.

    • Amoreno

      Muy buenas noches, estimado Felix; Muchas gracias por compartir tu duda con nosotros. Te invitamos a que la amplies si así lo deseas. Saludos cordiales.-