La elegancia de los españoles en el mundo

“Dicen que para ser universal tienes que ser de tu pueblo. Yo creo que si sólo piensas en gustar a los demás te vuelves loco, te pierdes; Paco De Lucía.

hombres-elegantes-españa-caballeros-mundo-00

      ¿Somos elegantes en España? ¿Quien es el español más elegante?… Siempre que me hacen estas preguntas dudo tanto que mi respuesta resulta improvisada. Termino enumerando una serie de nombres sin toda la convicción, como si con un solo ejemplo no tuviera suficiente.

      Lo cierto es que no tenemos un referente. No al menos uno de talla internacional reconocido por todos. Propios y foráneos. Nos ha faltado un Agnelli, un duque de Windsor, un Brummmel o -cuando menos- un Porfirio Rubirosa.

      Sin embargo, y por norma general, los españoles hemos podido ser tan elegantes como cualquier otra nacionalidad. Es algo cultural, cuestión en la que siempre anduvimos bien formados. Aunque sigo pensando que sentimos cierto complejo.

      Esta disciplina no es la única en la que no confiamos en despuntar algún día. Lo mismo nos sucedió en el pasado con el deporte. Sin embargo hemos terminado brillando con luz propia, y los Fernando Martín, Santillana, Adrían Campos, Santana o Perico Delgado de antaño, fueron la avanzadilla de los Gasol, Iniesta, Fernando Alonso, Nadal o Miguel Induraín de nuestros días.

      No es un hecho puntual, puesto que hoy mismo destacamos en el mundo dentro de otros sectores como lo es estar entre los mejores fogones.

      Que la elegancia en España es anónima, y hemos sido sus ciudadanos los que marcamos la pauta en la calle con nuestro estilo creo que muchos los compartimos.

      Por destacar a algunos caballeros de nuestra vida pública, yo apuntaría a un pequeño ramillete de conciudadanos comenzando por el primero de ellos, nuestro rey. De Felipe VI ya he repetido en anteriores ocasiones que si bien puede no ser considerado como un referente, si que es un digno representante (también de esta faceta).

      Alfonso Diez, viudo de la Duquesa de Alba muestra buenas maneras, mientras que entre el más que elegante entorno taurino destacan sobre todo Enrique Ponce y Jose María Manzanares, tanto padre como hijo.

      De los políticos, solo Adolfo Suarez me parece destacable por más que rebusque. Y entre los actuales, es el líder de Ciudadanos –Albert Ribera– el que muestra cierta intención de lucir con la imagen más decorosa. Sin embargo no destaca ni de lejos.

      El Duque de Feria siempre aparece en todas las listas con justicia, de casta le viene al galgo.

      Juan Abelló -de los clásicos- es el que más conocimiento demuestra para acudir a cada situación y otros como Mario Conde, Jaime de Marichalar o Arturo Fernández, a menudo se dejan ver con gran acierto.

      Si me tengo que quedar con alguien, y ya que no podemos adoptar al dominicano Oscar de la Renta, sería con Cristobal Balenciaga porque su imagen mostraba buena parte de la abundante elegancia que irradió con su obra.

      Destacar por elegante, o mejor dicho triunfar solo por elegancia, es imposible. Lo que además no tendría sentido, cual maniquí, calar sin alma. Esto tiene que ver más con el éxito personal, la ocupación o el poder, con el dinero o la fama, con el glamour o con las fiestas y los yates y coches de alta gama.

      La elegancia fina, la que entendemos por clásica, se evidencia en el recuerdo y no con la sola presencia. Es decir, su valor es interior.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Estoy de acuerdo en casi todos, creo que el ser elegante es algo mas que vestir con ropas caras. Creo que es algo que se lleva en la personalidad, junto con el buen vestir por supuesto. Pero a mi modo de entender ni Jaime de Marichalar ni Alfonso Diez me parecen elegantes, creo que visten bastante bien por su poder adquisitivo, pero yo no les veo la elegancia por ningún lado. Es una opinión personal. Un saludo

    • vestirseporlospies

      Siempre he admirado a las personas que con cuatro trapos son capaces de lucir elegantes, es una condición innata que está al alcance de muy pocas personas. Más propio del genero femenino…
      Coincido plenamente contigo en que la elegancia es un valor interior.
      Muchas gracias estimado por tu comentario y recibe un cordial saludo,

  • Francisco Moma

    El torero español “el Litri” fue considerado en 2014 como la persona más elegante del mundo por Vanity Fair

    • vestirseporlospies

      Estimado Francisco, gracias por tu candidatura. Sin duda Miguel Báez es uno de los caballeros más elegantes de nuestro país, y digno de estar en cualquier lista.
      Pensé muy mucho en incluirlo -puedes creerme- si no lo hice fue por no incluir a tanto torero y dejar el artículo desequilibrado, puesto que el mundo de la tauromaquia en nuestro país en el sector donde más elegancia se concentra sin duda alguna.
      Saludos cordiales y bienvenido a esta tu casa,