La cartera, que no bolso, de mano para caballero

La cartera, que no bolso, de mano para caballero

“La belleza del universo no es sólo la unidad en la variedad, sino también la diversidad en la unidad”, Umberto Eco.

La cartera, que no bolso, de mano para caballero

He de reconocer que la cartera que lucía en la pasada edición de la mayor Feria de Moda para Hombre, en Florencia, no me aportaba ningún tipo de elegancia ni distinción. Pero creo que coincidiremos en que no es sencillo encontrar alguna de este tipo que se ajuste a nuestros gustos o nos convenza. Es decir, que sea clásica, de la mejor calidad y en una estética atemporal. (Motivo por el cual este artículo carece de foto de portada)

Lo cierto es que para muchos de nosotros, éstas, son muy necesarias. Por ejemplo para mi, ya que una de mis no pocas y confesables manías consiste en que no me gusta nada llevar ningún artículo en los bolsillos, ni si siquiera tan liviano como algún documento o billete. Considero además que muchos producen unas deformaciones antiestéticas e incomodas en la ropa.

Por este motivo necesito ayudarme siempre que camino por la calle, y no me acompaño de mi esposa con su bolso, de algún complemento donde llevar tantos objetos imprescindibles como necesitamos hoy en día. Por lo menos de: las llaves, el móvil, monedero y billetero o ambos en una sola cartera. Pero fácilmente se pueden sumar las gafas, los chicles, tabaco, los “klínex”, bolígrafo o las mil cosas que uno puede llegar a trasladar de un sitio para otro, en nuestro día a día.

Si no utilizamos cartera o maletín de oficina porque no es necesario tanto volumen, o no vamos a trabajar sino a otro acontecimiento, se hace inevitable el portar una cartera de mano en donde trasladar todo de una sola vez. No es raro verme con el monedero y billetero junto con el móvil y el llavero durante horas en la mano. Lo que además de ser incómodo supone un riesgo, pues me obliga a posarlas en cualquier sitio y un día los pierdo.

Cuando visité a mi estimado Javier Villanueva BRETÓN en Ubrique y me vio en esas, se comprometió a hacerme una especial para mí. Me ha dicho que lo estoy a punto de recibir y espero con impaciencia.

Mis únicas premisas han sido:

  • Tiene que ser muy varonil, por supuesto.
  • De un tamaño muy contenido pero suficiente.
  • Color preferible negro y dotado de cierta rigidez pero no duro.
  • Sumamente simple, sin ningún tipo de adorno por fuera.
  • Que sea de la mejor piel no es necesario decírselo al que solo usa la excelencia.

En cuanto a la forma es lo más complicado porque en el mercado no he encontrado nada que tenga un diseño que se ajuste a mis preferencias de gusto, así que el boceto que le he trasladado es de forma rectangular con poco más de una cuarta diagonal y con el asa muy disimulada. Puesto que no me gustan la correas que sobresalen ni, por supuesto, las asas.

Es decir; Liso, clásico, fino, atemporal y muy sencillo, como nos gustan las cosas.

Ya tengo ganas de recibirlo y tan pronto como esto suceda os lo presentaré encantado. En la galería de hoy os dejo algunos modelos que he encontrado que si bien no me atrevería por sus llamativos colores, si que tienen un patrón -que sin tachuelas, ni correas y- en genuina piel negra o marrón caoba seguro que casaban más con el estilo que nos apasiona.

Muchas gracias y buena suerte,

  • Antonio

    Totalmente de acuerdo contigo. Es dificilísimo encontrar sea bolso sea cartera, algo realmente atractivo y novedosos.
    Se nota que los varones no somos negocio.
    De todos modos, de las imágenes que muestras, me quedo con la 9 y luego la 1.
    Saludos

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Antonio, por tu valoración.
      Efectivamente los hombres aún somos un potencial comprador por descubrir en esta época de tan poco consumo.
      Espero y deseo que el que nos está realizando BRETÓN sea del gusto de todos.
      Saludos cordiales,