La calidad de las rebajas en la moda de caballero

Rebajas para ropa y complementos de hombre

Oscar Wilde afirmaba -con no poca mofa- que la moda era una forma de fealdad tan intolerable que debía ser cambiada cada seis meses. Podríamos añadir –además- que ¿cómo podemos confiar en algo que se devalúa tanto en tan poco tiempo? Lo cierto es que, en apenas la mitad del tiempo de vigencia, pierde su valor en un porcentaje que en ocasiones alcanza valores incluso superiores al 50%. ¿No sería mejor cierta constancia y equilibrado precio durante todo el año?

Queridos amigos: Damas y caballeros, es tiempo de rebajas y estas pertenecen u obedecen a la moda –de tendencias- que aquí no tenemos por costumbre defender, aunque he de confesar que yo las utilice y no poco, a veces hasta el extremo. Basta decir que prácticamente no suelo comprar en otra fecha, salvo aquellos artículos que no se someten a estos descuentos temporales que suelen ser “los buenos”.

Por este motivo se quejan mis amigos de las tiendas que frecuento… !!!Es que solo te vemos por estas fechas!!!. ¿Por qué? Porque nos acostumbramos y acomodamos a ellas. Ya sabéis que lo que me apasiona es la intemporalidad de la moda de caballero, es decir, la que va a ser siempre la más elegante, así una camisa de cuadro vichy o de rayas -por ejemplo- la voy a lucir durante muchos años, aún más un abrigo de cachemira, así como unos buenos zapatos de borlas, por poner algunos ejemplos. Entonces, ¿porque los voy a adquirir más caros en otras fechas?.

Bien sabemos de la picaresca -y no poco oficio- de la mayoría de las multinacionales del sector y que no todos los artículos están, o se les espera. Como que no tendremos las mismas oportunidades que durante la plena temporada, pero trabajando con dedicación se pueden lograr realizar memorables operaciones.

Una cosa distinta es que un o varios artículos, por el tiempo que pase almacenado en una firma, marca o tienda, se lo quieran sacar de encima, o por que le quede descatalogado o por una política de empresa determinada se desee deshacer de ello, entonces me parece más oportuno el concepto OUTLET o las oportunidades, pero que obedece a otra explicación. Que puede ser tan variada como: liquidación, cierre, necesidad de liquidez, cambio de tendencia, traspaso, reorganización del negocio. Mil y una razones, pero que en todo caso, es atemporal e irregular. Es decir, una vez más no obedece a “modas pasajeras” y periódicamente impuestas.

Entiendo que, en nuestra península con las pequeñas diferencias climatológicas, y hasta sociales y culturales que existen, se vista algo distinto según la estación y el punto geográfico en el que habitemos, pero al final los básicos son los mismos y de muy parecida forma visten los caballeros del norte y del sur, que del este u oeste, en los distintos periodos anuales.

Entonces, ¿porque pagar mucho más por una prenda, apenas unos meses antes o unas fechas determinadas? Si además, cuando empiezan las rebajas aún queda más de media temporada por delante y la otra mitad del año, en nuestro clima continental mediterráneo, el “entretiempo” es casi el resto de la anualidad. Es decir, que si la mitad el año el clima es medio: ni frío, ni calor y los hombre –muchos- vestimos muy por semejante en verano que en invierno con o sin prenda de abrigo y con pocas prendas específicas de cada estación; como los polos y los cardigans o distintos géneros como el lino para el calor, la franela para el frío… y el resto algodón, lana fría, etc. para siempre ¿porque pagar más en distintas fechas?. ¿Por seguir, o estar a LA MODA?. No se problema, NO LA SEGUIMOS.

Existen muchas “trampecillas” que no conocemos, otras sí, tales como:

  • Que muchos básicos no sufren rebajas.
  • Que las tallas son muy específicas y limitadas.
  • Que hay primeras, segundas y demás fases de rebajas.
  • Que ciertos productos salen -ya- pensados para las rebajas, y como los compres antes puedes patinar de lo lindo.
  • Que “aparecen y desaparecen” artículos como por arte de magia.
  • Que se utiliza la temporada de rebajas para atraer al público y mostrar -ya- la nueva temporada, casi mezclándola.
  • Que es más una cuestión de periodo de ventas, para salvar la temporada, en el cual la calidad decrece inversamente a como lo hacen los días de rebajas.

Mi principal consejo es huir del término medio, es decir, o comprar gangas con el debido estudio y meditación o esperar y elegir huyendo de condicionantes externos. En este caso -a mi parecer- optar por el término medio nos puede dejar muy insatisfechos y con un gasto que no rentabilizaremos, ni acertaremos, con un pequeño margen de beneficio.

¿No sería más adecuado una constante o regularidad en los precios?. Lo que además ajustaría más la relación calidad precio. Si defendemos la atemporalidad de la moda, es decir la clásica, deberemos defender que esta se mantenga casi -invariable- también en el precio. Ya que permitirme otra reflexión, ¿es que acaso la sastrería artesanal tiene rebajas? NO, porque su precio es la consecuencia lógica de la suma de la materia prima textil y auxiliares, la mano de obra, los coste directos y el margen de beneficio con poca cosa más, otra cuestión es sean adecuados o no, que es otro tema. Pero estos no se ven afectados más que por las oscilaciones del mercado, el IPC y demás, pero no a caprichos temporales y además -irremediablemente- periódicos.

Entiendo que la “rabiosa” moda, además de no ser muy elegante en su generalidad, es altamente especuladora, se aprovecha de impulsos básicos y juega con emociones, casi desleales en algunas ocasiones. Una prenda de la máxima calidad y con el “precio justo” no toleraría una rebaja, existen marcas de gran prestigio con esta loable política.

Puede que sea mejor no dejarse “calentar” mucho por los fríos y crudos números porque… ¿qué pasaría si por un coche hoy nos cobran 20.000 €uros -por ejemplo- y en dos meses baja el 50 % o más, o por un reloj, o por un mueble…o por la barra de pan o la caña con los amigos? No creo admisible que un objeto tenga un precio durante pongamos tres meses y durante otros dos menos de la mitad… aún así las grandes firmas hacen fortunas ¿Cuál es el –auténtico- margen?

Creo además, firmemente, que es una directriz que marca, impone y pauta la gran empresa y el pequeño comercio se ve obligado a seguir para sobrevivir. Sobre este particular si que me gustaría obtener confrontación puesto que es mi particular suposición.

Tengo constancia personal de haber visto tirar a vertederos cantidades ingentes de ropa nueva y etiquetada, previa destrucción para no poder ser “reciclada” en su explícito sentido de la palabra (lo cual no deja de ser normal), con similar intención a como cuando otros mercados tiran sus excedentes para rebajar la oferta y subir los precios en la demanda. Esto obedece a una sobre explotación desmesurada y quizá especulación, que no es de recibo en absoluto. O no lo entiendo del todo bien, lo que si es cierto es que ni es una moda bonita, ni intemporal ¿porque sino se desecharía? Porque ha caducado y las obras de arte no caducan.

Si la elegancia no pasa de moda, el precio no debería acusar tales desvíos. Hasta esta, la económica, es una razón más para defender la bonita y apasionante moda masculina atemporal. Principal y decisiva por otra parte.

Pregonaremos con el ejemplo y la tienda on-line AMORENO nunca va a tener “rebajas” (aunque decir “para siempre” sea mucho tiempo) y lo que si podrá tener en su día serán ciertas campañas promocionales, motivado por las necesidades de nuestra propia empresa pero no obedecerán “modas”, eso es seguro. Porque ni seguimos la rabiosa moda de cada seis meses, aunque no podemos obviar que todos nos vemos influenciados por ella, ni su “imposición” de rebajar cada idéntico tiempo su precio y/o calidad.

En esta ocasión como las rebajas, aunque las practiquemos, nos gustan tan poco como la “moda” que venden y que apenas sobrevive medio año, os dejaré en esta galería las 16 fotos que más me han gustado de los últimos días. Por supuesto, intemporal, elegante y clásica, que ya quisiéramos para nosotros que estuviera “de rebajas” en su precio en más de su 50%.

Muchas gracias y buena suerte, después de todo esta moda no es la nuestra aunque, algo de ella la tengamos que usar… para vestir.

  • Jose Luis

    Me gustaría saber dónde poder conseguir los zapatos de doble hebilla de la cuarta fotografía, es la horma que me gusta y no los encuentro, normalmente es más cuadrada o ancha en la punta y a mi me gusta una punta mas fina, como los que aparecen en la fotografía, muchas gracias

    • Amoreno

      Estimado Jose Luis; E. G. anuncia que solo tiene tiendas en Londres y París, aunque desconozco en este momento a través de que tiendas o plataformas “on line” vende. Puedes consultar su página en http://www.edwardgreen.com/flash/index.html. Yo me voy a volver a poner en contacto con ellos para gestionar y solicitarles información. Muchas gracias a ti por tu visita y enhorabuena por tu buen gusto,