La biblioteca de Arturo Pérez-Reverte

“Un caballero auténtico es aquel a quien, siéndolo, no le importa serlo o no”; Arturo Pérez-Reverte.

arturo-perez-reverte-biblioteca-libro-00

      Escribo ARTURO PÉREZ-REVERTE con letras mayúsculas. Todas. Como la T del sillón que ocupa en la Real Academia de la Lengua desde 2003. Sé que no debo opinar sobre literatura, Dios me libre. Sin embargo escribiré sobre lo que he disfrutado leyendo sus novelas y artículos, soñando con su biblioteca y recordando su elegante detalle conmigo.

      Pérez-Reverte representa para mí lo que para él confiesa que significó Joseph Conrad. El cuál, por cierto, no me caló con su obra El corazón de las tinieblas. De manera que, yo no cambio un libro del escritor español por una docena del polaco.

      La primera novela que leí del de Cartagena fue La piel del tambor (1995) y Vísperas (su protagonista) si que me enganchó. Incluso tomé ese seudónimo para mis primeros artículos en el diario CLIP que editaba la Diócesis de León. Fueron personajes como el sacerdote de esa novela los que captaron mi atención y me llevaron a leer más. Y a proseguir con los libros de Reverte.

      El capitán Alatriste (1996) significó un antes y un después para mí. Me volqué en la lectura. Y consiguió que volviese a leer como se lee cuando se es joven. Porque lo mío fue una vocación tardía. Antes la mayor parte de mi tiempo libre era para el deporte. Sí hoy devoro todo cuanto cae en mis manos -quisiera disponer de más tiempo para leer, pero eso esta es otra cuestión-, es por culpa de Arturo Pérez-Reverte.

      Confieso que no pude con La Tabla de Flandes (1990), pero que lloré de la risa las repetidas veces que leí La sombra del águila (1993), tardé en leer Territorio Comanche (1994) y El asedio (2010) me parece una obra épica. Acabo de leer en el tiempo que se reza un avemaría su último libro de La Guerra Civil contada a los jóvenes (2015). Me quedan aún por leer un par de novelas suyas, pero tendrán que esperar porque no repito seguido dos libros del mismo autor. Y hay cola, lo aseguro.

      Con pocos autores me entretuve y aprendí tanto que con el caballero cartaginés. Quizá, también con Santiago Posteguillo, pero le tengo menos confianza. Compartiremos que la relación lector/escritor, como las buenas amistades, requieren de mucho tiempo de correrías.

      Diego Alatriste es el fiel reflejo de los hombres que saben perder. Perderlo todo salvo su honor, y vender caro su pellejo. Pero jugándoselo en cada lance. Quedará como ejemplo de la mayor gloria y vergüenza de nuestro país. España.

      Reverte es sobre todo un escritor valiente, lo demuestra en cada artículo semanal de opinión que tiene Patente de Corso.

      Su condición de reportero de guerras le llevó a ver lo peor de la condición humana, pero también aquello que nos encumbra como especie. De su pluma aprendí que si quieres escribir bien, tienes que arrimarte. Vivirlo de cerca. Por eso escribe obras maestras como su última novela: Hombres buenos (2016), donde nos revela como documenta cada detalle con sus viajes a los escenarios.

      Arturo es, además, uno de los nuestros. De los que cuida su imagen. Si alardes, pero con educación. Siempre en su sitio: discreto y sencillo. Correcto, con mesura. Repasando sus fotos en Google Imágenes podemos comprobar que en ninguna destaca pero tampoco desentona. Luego elegante.

      Magistrales son algunos de sus artículos sobre el tema que nos ocupa. Como éste.

      Por todo esto, que el autor del que más libros pueblan mi biblioteca personal -de largo- me escriba diciendo que el único que yo he escrito está en la suya, me hace sentirme feliz, orgulloso y … pensar en que todo esfuerzo mereció la pena.

      “No será el escritor más honesto ni el más piadoso, pero es un escritor valiente”, y para mi: uno de los GRANDES.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Foto portada (Gtres)

arturo-perez-reverte-biblioteca-libro-03

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo