Jersey de ochos con cuello vuelto

“Vivir las experiencias que nos ofrece la vida es obligatorio, sufrirlas o gozarlas es opcional”; Álex Rovira (1969), motivador español.

      Existen preferencias personales sin fácil reconciliación. Pertenecientes casi al capítulo de las manías más que relacionadas con el propio gusto, como puede ser la preferencia por el zumo de naranja con o sin pulpa, limitan nuestras decisiones.

      En cuanto a los jerséis de punto se refiere, existe quien no soporta la sensación de cubrirse el cuello y aquellos a quienes nos encanta esta cálida sensación.

      Al menos un jersey de cuello alto, también llamado de cisne o tortuga en inglés, con el punto grueso se postula como una de las prendas indispensables para la mayoría de nosotros. Propio de oportunidades distendidas, proporciona confort durante los días de mayor frío.

      Las otras opciones principales de punto, aunque ya en fino, serían: un jersey de caja azul o gris, otro de pico verde botella y un cárdigan granate. Muy socorridos, todos ellos, para albergar debajo de una chaqueta.

      Decidí sumar un suéter de estas características con el relieve trenzado en forma de ochos para este invierno, a pesar que las temperaturas ya no bajan como lo hacían antaño. El tono arena me parece adecuado al ser sencillo de combinar con los colores propios del invierno.

      Este jersey de lana, de la firma Gran Sasso, está compuesto de lana merino al 50% y resto con lana alpaca superfina que lo convierte es una suave estufa portante.

      De manera lamentable, no disponen de este modelo entre la oferta de su página on line así como tampoco de la chaqueta de ayer, aunque si de otra variada gama. Si alguno desea conseguir tales prendas le recomiendo que escriban a mi contacto Ilde D´Ignazio (responsable de comunicación) ilde.dignazio@gransasso.it o soliciten información en el correo general de ventas de la firma: shop@gransasso.it.

      Para acompañar al jersey he utilizado unos pantalones de franela gris marengo de la Sastrería Olego y mis zapatos mocasines negros de Meermin, unos de mis favoritos. Junto con los calcetines gris ceniza en algodón de Cortefiel que son de los más resistentes que he probado últimamente.

      Vestirlo con una camiseta de manga larga o corta por el interior me parece la mejor opción para que asiente correctamente y no haga las indeseables arrugas debido a los rígidos cuellos de las camisas. Conociendo que nunca nos deberíamos desprender de un jersey de estas características no le veo mayor problema, ya que la moda de subir los picos de las camisas para que se vean por fuera de éste me resulta un despropósito.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo