Impermeables, acolchados y demás tres cuartos para el ocio

“Me gustaría haber inventado los vaqueros. Son expresión de modestia, sexo y simplicidad. Todo lo que espero de mi ropa”; Yves Saint Laurent.babour-belstaff-acolchado-husky-trescuartos-chubasquero-0

Si el chaquetón Belstaff, los tres cuartos Barbour, el impermeable tipo Husky y similares prendas de abrigo para hombre han permanecido -por derecho propio- en nuestro armario, desde hace más de un siglo, es por algunas de sus notables características.

Su protección frente al viento y el frío son notables, pero además ofrecen una gran resistencia frente a los arañazos de la vegetación o el asfalto para los que fueron diseñados. La belleza de algunos modelos es incuestionable, aunque su precio en ocasiones resulte excesivo.

Lo más meritorio de estas firmas es que a sus prendas más emblemáticas se las conoce con el nombre de su marca. Cual Cola-Cola. Ya que nos resulta más instintivo referirnos a ellas con la denominación del apellido de su fundador, que con su adjetivo indicado. Así -como en el caso del célebre refresco de Atlanta- habla de su enorme popularidad y gran aceptación.

Barbour; para la caza y la pesca
Seguramente sea la más carismática de todas y ha ganado –cómo no- el favor y beneplácito de la monarquía británica. De igual manera que los sastres de Savile Row o calzado de John Lobb. Ahí es nada. Su  conocida prenda ha sido vestida en múltiples ocasiones por los príncipes de Gales y también contó con el beneplácito de la propia Lady Diana o de la mismísima Isabel II.

Esta firma fue fundada en 1894 por Mr. Jonh Barbour y ha sido preservada ininterrumpidamente por sus descendientes directos desde su creación. Actualmente es su cuarta generación la están ampliando el negocio a otros variados artículos de ropa.

Su características principales son; cremallera larga y dorada con anilla, cuello de pana y forro interior de Tartán (cuadros escoceses). Sin embargo su cualidad determinante es la absoluta y hermética impermeabilidad que ofrece. Debida a su encerada superficie con un material registrado de nombre de thornproof, la que le ha conferido su prestigiosa fama.

Sus colores originales son los verdes caquis de camuflaje propios de su origen; la actividad cinegética en el medio campestre. Aunque en la actualidad se pueden encontrar en variados -pero clásicos- azules, grises y marrones.

Es el claro ejemplo de que se pueden saltar con -cierta- solvencia las normas clásicas de la elegancia masculina. Ya que aunque muchos prefiramos el clásico abrigo -en la mejor lana- para acompañar al traje, en detrimento de estas tendencias que se tratan de asentar, lo cierto es que su uso es muy patente. Y no pocos caballeros le sacan cierto partido sobre poniendo este chubasquero a su traje.

De hecho fue de manera similar como el abdicado Eduardo VIII, duque de Windsor, llevó a hacer del modelo de calzado Oxford el idóneo para nuestro actual traje. Lo sacó del campo para hacer de él el único calzado imprescindible en nuestro vestidor e idóneo para calzarlo con nuestro traje. Pero no todos somos The Duke.

Belstaff; para los motociclistas y en los rallyes
Esta firma fue fundada en los prolegómenos de la década de los años 20 durante el siglo pasado en la localidad inglesa conocida como The Potteries (de los alfareros) en el corazón de la principal isla británica por Harry Grosberg.

Su característica fundamental es el resistente material encerado (impermeable y transpirable) con el que están confeccionados. Además protege al conductor de las motocicletas gracias a su confección realizada a base de algodón egipcio y aceites naturales conocido como wax (cera).

Su bolsillo izquierdo inclinado para facilitar su utilización es todo un emblema.

Popularizado por Steven McQueen y Marlon Brando, se le atribuye la leyenda de que fue el modelo con el que El Ché viajó en moto por toda Hispanoamérica y es en la actualidad el futbolista más mediático Sir Beckham quien toma el testigo de su promoción.

Acolchado Husky y otros
El Husky es una opción muy ligera para defenderse de la lluvia. Éste se caracteriza por su acolchado típico cosido con formas de rombo. También dispone de un cuello de pana, aberturas traseras -cual faldón de una chaqueta que se cierran con corchetes- y puños elásticos. Tienen la cómoda ventaja que se pueden limpiar fácilmente en la lavadora.

Frente a estas posibilidades -y provocado por condiciones climatológicas del lugar en el que surgen- se han popularizado otros modelos de abrigos específicos según la actividad como los “plumíferos” para la nieve, los chubasqueros para los entornos marineros, etc.

Usos
Lo propio es que todas estas prendas no salieran del entorno para el que fueron concebidas, porque la genuina elegancia – y más clásica- está íntimamente relacionada con el saber estar (y por lo tanto vestir) en cada circunstancia. Aunque si es para mejorarla, y siempre en los modelos más logrados, bienvenidos sean.

Personalmente me parecen unas opciones estéticamente muy acertadas para el día a día en un estilo casual o sport. Y solo las evitaría con el traje más clásico, no obstante, no dudaría de acompañara al modelo Beaufort del mejor paño de tweed.

Muchas gracias y buena suerte,

//BELSTAFF//

//BARBOUR//

  • César del Amo

    Me ha parecido un articulo muy interesante y sobre todo muy ilustrativo.
    Muchas gracias y sigan ustedes así,por favor se lo pido.
    Gracias y un cordial saludo.

    • Amoreno

      Estimado César muchas gracias por tu amabilidad, y no lo dude. Si uds. siguen ahí, nosotros no dejaremos de trabajar como hasta ahora… si cabe cada día un poco mejor 🙂
      Reciba nuestro más cordial saludo.