Ideas para vestir con jersey de cuello alto

“Las grandes ideas son aquellas de las que lo único que nos sorprende es que no se nos hayan ocurrido antes”; Noel Clarasó (1899-1985); guionista español.

ideas-combinar-jersey-cuello-alto-vuelto-cisne-00

      Las ideas transforman el mundo, solo, cuando se llevan a cabo. Por este motivo resulta importante aportar pocas, para que sean atendidas, buenas, para que se acojan y variadas, para alcanzar cierta diversidad.

      De manera personal compruebo que únicamente calan aquellas ideas que sintonizan con la verdadera forma de ser de cada individuo. Casi de forma subliminal.

      El jersey de cuello vuelto posiblemente sea el más formal de todas las prendas de punto. Muchos pensamos además en la agradable cálida sensación que produce en nuestro cuello cuando hace frío. Aunque levanta casi idénticas detracciones entre quienes no lo soportan por picor o una impresión de agobio.

      Precisamente por este motivo, o quizá por cierto dandismo mal entendido, algunos visten el jersey de cuello alto con los picos de la camisa subidos hacia arriba y por fuera. A mi no me gusta nada. Ni siquiera lo uso con camisa, ya que prefiero utilizar una sencilla camiseta interior, de manga larga o corta. Le hace mejor caída y no le provoca antiestéticas arrugas sobre el torso.

      El turtleneck para los anglosajones, no es propio para acompañarse con complementos como la bufanda por encima para no sobrecargar la zona del cuello. Aparte de parecer innecesario y ocultar su principal característica.

      Se puede vestir con un traje, aunque no vale cualquier conjunto. Conviene evitar los de tres piezas y de tipo especialmente sobrio. Con los de tweed, chaqueta cruzada de doble botonadura o con cuadros resultan perfectos. Son sus mejores compañeros.

      El modelo de jersey con cuello alto liso y de punto fino parece el más indicado para acompañar a un traje por ser de similar formalidad.

      Combinar un color en el jersey distinto al de la chaqueta es un acierto. Y si esta dispone de más de un color casarlo con él de uno de sus motivos será sobresaliente. Por ejemplo, acompañar a un traje Principe de Gales cuyo tejido dispone de unas líneas azules o blancas con un jersey de igual tono.

      Para un conjunto de chaqueta y pantalón está especialmente indicada la opción de igualarlo con el tono de la prenda inferior.

      Otra prenda por encima del jersey como un abrigo, chaquetón o cazadora resulta igualmente coherente, aunque más relajada. En estos casos un modelo de ochos u otros dibujos y de mayor grosor en el hilo de la lana son mejor acogidos que en las anteriores propuestas. La piel vuelta, o ante, es otra de sus aliadas.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo