Ideas para vestir con jersey de cuello alto

“Las grandes ideas son aquellas de las que lo único que nos sorprende es que no se nos hayan ocurrido antes”; Noel Clarasó (1899-1985); guionista español.

ideas-combinar-jersey-cuello-alto-vuelto-cisne-00

      Las ideas transforman el mundo, solo, cuando se llevan a cabo. Por este motivo resulta importante aportar pocas, para que sean atendidas, buenas, para que se acojan y variadas, para alcanzar cierta diversidad.

      De manera personal compruebo que únicamente calan aquellas ideas que sintonizan con la verdadera forma de ser de cada individuo. Casi de forma subliminal.

      El jersey de cuello vuelto posiblemente sea el más formal de todas las prendas de punto. Muchos pensamos además en la agradable cálida sensación que produce en nuestro cuello cuando hace frío. Aunque levanta casi idénticas detracciones entre quienes no lo soportan por picor o una impresión de agobio.

      Precisamente por este motivo, o quizá por cierto dandismo mal entendido, algunos visten el jersey de cuello alto con los picos de la camisa subidos hacia arriba y por fuera. A mi no me gusta nada. Ni siquiera lo uso con camisa, ya que prefiero utilizar una sencilla camiseta interior, de manga larga o corta. Le hace mejor caída y no le provoca antiestéticas arrugas sobre el torso.

      El turtleneck para los anglosajones, no es propio para acompañarse con complementos como la bufanda por encima para no sobrecargar la zona del cuello. Aparte de parecer innecesario y ocultar su principal característica.

      Se puede vestir con un traje, aunque no vale cualquier conjunto. Conviene evitar los de tres piezas y de tipo especialmente sobrio. Con los de tweed, chaqueta cruzada de doble botonadura o con cuadros resultan perfectos. Son sus mejores compañeros.

      El modelo de jersey con cuello alto liso y de punto fino parece el más indicado para acompañar a un traje por ser de similar formalidad.

      Combinar un color en el jersey distinto al de la chaqueta es un acierto. Y si esta dispone de más de un color casarlo con él de uno de sus motivos será sobresaliente. Por ejemplo, acompañar a un traje Principe de Gales cuyo tejido dispone de unas líneas azules o blancas con un jersey de igual tono.

      Para un conjunto de chaqueta y pantalón está especialmente indicada la opción de igualarlo con el tono de la prenda inferior.

      Otra prenda por encima del jersey como un abrigo, chaquetón o cazadora resulta igualmente coherente, aunque más relajada. En estos casos un modelo de ochos u otros dibujos y de mayor grosor en el hilo de la lana son mejor acogidos que en las anteriores propuestas. La piel vuelta, o ante, es otra de sus aliadas.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Carlos

    “Conviene evitar los de tres “piedras” y de tipo especialmente sobrio” . Un borracho apedreado mejor que uno sobrio… Jjjajajaj. Una pequeña broma. Muy buen post.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por el aviso estimado Carlos… por más que los reviso siempre quedan erratas y el corrector ni se entera JAJAJAJA… Saludos cordiales y feliz día,

  • Santiago

    Tras el boom del cuello alto en los setentas,ha ido cayendo en desuso y a veces nos sugiere la imagen del playboy de esa época,con el pelo algo cardado y enlacado al estilo Roger Moore,je,je,…
    A mí,particularmente,me encanta,y lamento que en mis latitudes no haga suficiente frío como para usarlo más a menudo.Sólo le encuentro dos incompatibilidades:una,es el uso por parte de caballeros cuellicortos o con papada,combinación horrorosa de todo punto;la otra es combinarla con chaquetas de botonadura baja,que convierte el pecho del usuarios en un frontón de pelota.
    Yo lo llevo a menudo con una chaqueta ligera de ante,chaquetón marinero o -sobre todo- una chaqueta de cazador con cinturón posterior y fuelles laterales en pana gruesa que combina como anillo al dedo.
    Saludos desde Palma de Mallorca,a 20ºC…

    • vestirseporlospies

      Miles de gracias por tu comentario, estimado Santiago… cómo nos alegra tu ingenio. Buenas noches.

      Qué buena pinta tiene esa chaqueta de cazador… no dejes de mandarnos una foto…

      Totalmente de acuerdo a tus valoraciones y si me permites compartiré contigo que … esto del cambio climático nos trae locos en todas las latitudes porque yo hoy me en pasado la tarde en el jardín de mi casa en camiseta y con gafas de sol cortando el césped, rondando esos 20ºC de tu maravillosa isla, que hasta margaritas he segado oye… Pero ahora ya en mi despacho llevo un fino jersey de algodón… de cuello vuelto como debe ser en invierno JAJAJAJA

      Saludos cordiales y un fuerte abrazo,

      • Santiago

        De nada,como siempre,es un placer leerte.Soy un desastre informático,pero intentaré hacerme una foto con esa chaqueta y colgarla,si me sale medio bien.Es una Polo by Ralph Lauren que tuve la suerte de pillar en las rebajas de Enero de hace ya bastantes años,en una anécdota que no me resisto a contar.
        La había visto en una tienda de la calle Jaime III en Palma -la Meca de la moda- pero me parecía carísima.Me había probado la talla grande,que al ser tallaje americano me venía perfecta;además,casualmente,la longitud de mangas,la anchura de hombros,la altura de la cinturilla,…hecha a medida no me hubiera sentado mejor.El primer día de rebajas,a las nueve menos diez estaba en la puerta esperando que abrieran,junto a varios caballeros congregados por la misma razón.
        Abrieron,entramos todos,y nos repartimos por la tienda,cada uno a por su presa.Al tiempo que me acercaba a la zona de chaquetas y abrigos,casi codo con codo llegamos al perchero tres tipos a la vez.El primero en llegar tomó una de ellas -sólo había tres- y comprobé con horror que era mi talla.Había una extra grande que me sentaba como un saco de patatas y una mediana que el tercer individuo se había puesto mirándose al espejo con aprobación.Al haber tan pocas,para más inri,habían bajado el precio a casi un tercio…
        Estaba a punto de dar media vuelta tras mi fracaso cuando vi que mi competidor estaba luchando por abotonarse.A pesar de tener una complexión muy parecida,era bastante más ancho de cintura -por no decir barrigón- que un servidor,y le sentaba como un tiro.Lo miré,al tiempo que le ofrecía mi extragrande.Se la probó y le convenció,aunque le sobraban tres dedos de manga.No pareció importarle.
        Acabamos los tres en caja,felices con nuestras chaquetas,y sin apenas dirigirnos la palabra nos despedimos con una inclinación de cabeza.
        A menudo,cuando la visto,me acuerdo de ese día y me arranca una sonrisa,je,je,…

        • vestirseporlospies

          Pues yo me alegro mucho de que no te hayas reprimido de contarla para el disfrute de todos nosotros.

          Muchas gracias y un fuerte abrazo amigo Santiago,