Iconos del estilo clásico y la elegancia masculina. Y III Parte

“El recuerdo es un poco de eternidad”; Antonio Porchia, escritor ítalo-argentino.icono-caballero-hombre-imagen-clasica-elegante-mito-0

Continuación.

Robert Redford

icono-caballero-hombre-imagen-clasica-elegante-mito-11
Será recordado por su impecable estilo vistiendo de Ralph Lauren en la versión de El gran Gatsby de 1974 o durante su interpretación de un millonario en Una proposición indecente (1993) con sus trajes bespoke.
Hijo de emigrantes británicos heredó su carácter duro el cual le sirvió para luchar contra toda adversidad sin quejarse por ello.
Sus inicios no fueron nada fáciles, y una depresión le abogó al alcoholismo a pesar de tener -ya- cierto éxito en la vida desde joven como reconocido jugador de beisbol.
Comenzó pronto su labor como director, y en 1980 ya ganó su primera estatuilla con la película Gente Corriente desde esta responsabilidad. Sumaría un segúndo premio de la academia -honorífico- en 2001 por toda su carrera.
Como curiosidades suyas figuran que preparó con éxito al presidente Carter para el debate sobres las elecciones USA de 1976, ya que Jimmy las gano, o que a los 20 años fue un pintor bohemio en Paris.

Sean Connery

icono-caballero-hombre-imagen-clasica-elegante-mito-12

El 007 por excelencia tuvo interpretaciones de calculado seductor con licencia para matar con este personaje. En realidad, se aproximaba más a la de villano que a la del superagente.
Tuvo, además, otros papeles destacados en El nombre de la Rosa (1986), Los intocables de Elliot Ness (con el que consiguió el Óscar al mejor actor secundario en 1987) o en sus últimas apariciones en La Trampa (1999) o La Roca (1996).
Escocés con talento interpretativo, fue prestigiado con el título de Sir (caballero del imperio británico) por la reina Isabel II en el año 2000.
Fumador empedernido, amante del golf, aficionado al fútbol y practicante de las artes marciales, su presencia destila elegancia e inspira respeto a partes iguales.

Sidney Poitier

icono-caballero-hombre-imagen-clasica-elegante-mito-13
Primer actor negro en conseguir una estatuilla por Los lirios del Valle (1963), al que sumaría otro honorífico por su carrera en 2002, representa la elegancia más clásica en el hombre de color.
Activista comprometido con los derechos humanos, como otros caballeros de su perfil comenzó en los trabajos más corrientes como lavar platos. Nació en Miami por casualidad, lo que le valió para lograr la nacionalidad estadounidense a la edad de 17 años. Llegó a tener cargos de embajador de las Bahamas de donde era originario y se crió.
Su éxito y reconocimiento le vino en la década de los 60 cuando rodó la célebre Adivina quién viene a cenar esta noche (1967) junto a Katharine Hepburn y Spencer Tracy. Se casó dos veces y tuvo seis hijas, cuatro en su primer matrimonio.

Steven Mc Queen

icono-caballero-hombre-imagen-clasica-elegante-mito-14

El inolvidable protagonista de El secreto de Thomas Crown (1968) o de La Gran Evasión (1963) tuvo un estilo inconfundible con su carácter rebelde. Ya desde su juventud –su fuerte personalidad- le complicó la vida llevándolo al reformatorio con tan solo 14 años. Su infancia fue terrible, lo que le marcó de por vida.
Demostró su gran profesionalidad interpretando papeles como en Papillon (1973), El coloso en llamas (1974) o Los siete magníficos (1960). Sin embargo su ego, principal talón de Aquiles según quienes mejor lo conocieron como su hijo Chad, evidenciaba la gran inseguridad real que sentía y que tan bien supo disimilar en sus personajes.
Amante de la velocidad y buen amigo de Bruce Lee muere joven -a la edad de 50 años- dejando el recuerdo de mito muy luchador pero poco paciente.

Warren Beatty

icono-caballero-hombre-imagen-clasica-elegante-mito-15

Su biógrafo Peter Biskind le acredita miles de amantes entre las que se encuentran damas de perfiles tan variopintos como Natalie Wood, Vivian Leigh, Diane Keaton, Raquel Welch, Elle McPherson, Madonna, Cher o Maria Callas… y así hasta casi ¡¡13.000!!. Finalmente se casó con Annette Bening con la que ha tenido 4 hijos.
Hermano de Shirley MacLaine se hizo famoso gracias a Boonie and Clyde (1967) co-protagonizándola junto a Faye Dunaway.
Actor, productor y director elegía sus trabajos con lupa. De hecho su bibliografía no llega a una película por año de carrera profesional, lo no le valió para conseguir una regularidad de alto nivel en su repertorio interpretativo.

Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Eladio Ruiz

    Excelente artículo, como siempre. Estaba deseando leer el final de la serie para comprobar si había alguna referencia moderna en elegancia, pero finalmente he visto que no. Quizá sea un motivo de reflexión para los que leemos blogs de moda masculina porqué siguen viniendo a nuestra cabeza estos referentes de hace unos años más fácilmente que personas de nuestra generación.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado Eladio. Hablando de clásicos creo que todavía nadie -a día de hoy (siglo XXI)- se ha hecho atemporal…
      Me gusta tu reflexión especialmente porque pienso que para destacar en la actualidad caben dos cosas; o llamar mucho la atención, o hacerlo muy -pero que muy – bien durante mucho tiempo. ¿Ejemplos? La feria de Pitti con 40.000 almas, miles de blogs en el océano web, las decenas revistas especializadas…. hoy la competencia es brutal y está al alcance de todos.
      Un abrazo y muy agradecido,

  • Anonimo

    Una lista amplia y muy bien organizada, no creo que falte ninguno, pero desde luego los que están se lo ganaron por méritos propios. Ahora hay que hacer una mas actual para que sirva de ejemplo a las nuevas generaciones. El buen vestir y la elegancia no están reñidos con ser moderno y actual. Un saludo.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado. Lo cierto es que si le sumamos a los cuatro magníficos que ya adelantamos de Grant-Agnelli-Astaire-Cooper, solo faltarían contados…
      Con nuestros contemporáneos, no descarto que en alguna ocasión nos decidamos a ello, aunque seguro que es algo más delicado y seguro que difícil de encontrar tantos 🙂
      Saludos cordiales,