Guía práctica para elegir el perfecto traje de baño

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”; Isaac Newton.

traje-de-baño-bañador-hombre-000

El coloquialmente conocido como bañador es el perfecto ejemplo donde el equilibrio, a la hora de escoger nuestras prendas, se convierte en virtud. Es decir; el modelo más adecuado será aquel que no destaca por su largo ni por ser corto, ni ceñido ni holgado, ni llamativo ni austero… y aún así existen infinidad de posibilidades.

Elegir un idóneo modelo de este particular calzón de nuestro guardarropa es tan relevante, sino más, como lo es el de cualquier otra prenda. Inevitablemente envía mensajes, concisos y reveladores, sobre nuestro buen gusto y saber estar, como cualquier otra indumentaria completa lo puede hacer.No en vano será lo único que nos cubra en determinadas circunstancias, y la que monopoliza nuestra imagen mientras disfrutamos de la playa o la piscina.

Al contrario que si “patinamos” al escoger un elemento del conjunto de nuestra imagen global, como puede ser la desacertada elección de los gemelos o el cinturón por ejemplo, el protagonista en esta ocasión es además único. No nos podemos permitir el fallo,  porque sería clamoroso.

Por otra parte y aunque he de reconocer que un gran arenal casi desierto en compañía de los seres queridos es de los momentos más placenteros. No podemos escapar a que algunos momentos sobre los arenales o el césped, se convierten en auténticos acontecimientos sociales, donde el traje de baño copa todas las miradas en él y nos define.

traje-de-baño-bañador-hombre-00

Algunas pautas que nos pueden ayudar a su adecuada elección son las siguientes:

  • Aunque un “bespoke” podría ser una frivolidad, la talla será una vez más fundamental. Por lo que si nuestro modelo elegido no se adapta perfectamente a nosotros, pocas prendas serán más fáciles y económicas de ajustar por nuestra costurera de confianza.
  • Una vez más, igual no curiosamente, la elección de los sencillos lisos, rayas o cuadros serán los primeros y más adecuados estampados a elegir. Algunos amebas y de flores, son también muy elegantes.
  • En cuanto a los colores al contrario que la ropa de calle, se me antojan más acertados cuanto más vivos. Es la época del calor y de la luz donde los vivos: rojos, verdes, amarillos y azules son los que más se adecuarán.
  • Esta prenda suele sufrir un deterioro acelerado y acusado debido al salitre marino y al cloro (que no deja de ser una legía). Por lo que unido a su competitivo precio hace obligado el continuo recambio, ahora sí, casi cada temporada.
  • El “slim fit” es para deportistas y exclusivo de la piscina olímpica o competición de triatlón o más “lons”. Jamás justificado para lucir el palmito.
  • Los extremos como slips, tangas, a la altura de rodilla o demás piratas… no tienen cabida en este, vuestro, espacio. Su visión produce algo parecido a un “colapso o sock nervioso” por lo que NO hablemos más de ellos.

Muchas gracias y buena suerte,
Foto de portada: Perfecta opción by onia.com

  • Riazor

    Hola David,
    Onia y, sobre todo, Orlebar Brown son mis favoritos. Sin complicaciones tipo cinturillas elásticas, logos o cordones exteriores; buenísima calidad (se paga); diseños tanto simples como atrevidos; y con el toque distintivo de los pasadores laterales.
    Una pena no vivir para estas cosas en los EEUU, donde en rebajas se encuentran OB fácilmente por 50€ (Ej: http://themensmarket.com/brands/Orlebar-Brown.html)
    Eviarlos aquí + aduanas y nos ponemos en el doble fácilmente, y los 150€+ que tienen por aquí de PVP no lo merecen.

    Un saludo

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Riazor;
      Efectivamente, la sencillez es la máxima sofisticación. Cuanto más me complico, más claro lo veo.
      Un saludo muy cordial y gracias por tu valiosa apreciación.