Galán de noche; El funcional mueble que… no existe

“El hecho de que nuestro hogar sea el lugar más íntimo de nuestras vidas y el espacio donde con mayor sinceridad expresamos nuestra personalidad es algo que me fascina. Cuando pienso en el mobiliario de una casa sé que debe ser duradero, concebido de un modo que ignore las tendencias transitorias”; Giorgio Armani.galan-de-noche-percha-pie-00000

Algunas prendas encienden pasiones. Tanto entre sus defensores como en aquellos que muestran su desdén. Fundamentalmente son aquellas que por su singularidad no son muy habituales.

A muchos nos provoca cierto “desasosiego” ver prendas como: los zapatos con flecos en el empeine o los abrigos confeccionados con el tejido denominado casentino, entre otras particulares circunstancias -algunas- ya mencionadas con anterioridad.

En el caso de otros de nuestros: objetos, complementos o muebles sucede de igual manera.

La típica percha de pie es un fenómeno similar al de la existencia de los OVNIs. Nadie da crédito de sus apariciones porque casi nadie los logra ver con la certeza necesaria. Y aquellos elegidos que lo hacen –normalmente- no lo pueden demostrar.galan-de-noche-percha-pie-000

Los galanes de noche pertenecen a la intimidad de su dueño, y es su compañera de alcoba –a modo de pack– la única que lo padece en solitario. Invadir ciertas dependencias -hogareñas- ajenas puede llevar implícita conmociones como esta de descubrir que: Ciertamente éstos “existen”.

Algunos referentes del periodismo como Antonio Burgos des-cargan sus geniales tintas contra este objeto con jocosa saña, otros como mi amigo y compañero Javier Leal los defienden y prestigian. Personalmente me quedo en el punto medio, el que corresponde al noble carisma de mis vecinos gallegos que tan fantásticamente me han acogido.

Cual tabla de planchar plegable, creo que debiera aparecer “solo” cuando sea necesario su empleo y en ningún momento más. Me explico.

Este mueble me resultaría muy útil cuando me levanto a intempestivas horas de la madrugada para viajar desde este extremo de la geografía ibérica, la bella área metropolitana herculina, y quiero tenerlo todo a mano en el menor tiempo posible tan pronto como salgo de la ducha. Sin embargo, no me parece estético -cual florero- ver constantemente a esta “isla mobiliaria” en mi dormitorio. Vacía, porque debe estarlo. Continúo explicándolo.

No lo veo operativo para depositar la ropa con la que nos desvestimos. Ésta –la que tiene contacto directo con nuestra piel- debiera ir a diario a la lavadora y el resto, para su departamento correspondiente dentro del armario. Entonces, solo se ocuparía de noche –como su propio nombre advierte- con la ropa preparada para el día siguiente.

Resumiendo, lo más acertado para casi todos nosotros resultaría uno “invisible” de quita y pon (cual tabla de planchar plegable, dentro de un vestidor o armario). Es decir, que exista pero que nunca nadie lo vea, o sepa identificarlo. Ni nosotros, ni nuestras íntimas. Nadie. Nunca.

Él de la foto de portada corresponde a un formato premiado del afamado diseñador industrial Gomendio Kindelan, nuestra firma peletera de confianza Absolute BRETON tiene sus finas propuestas en la máxima calidad al pie de este artículo, y el resto de propuestas en realidad nunca nadie las vio fuera de exposiciones.

“El mejor galán de noche será aquel gallardo varón,
que cuando se esconde el sol muestra su mejor versión”.

Muchas gracias y buena suerte,

galan-de-noche-percha-pie-05

  • Eduard Mombiela Bordes

    En la imagen donde salen 3 galan de noche, cómo se puede conseguir el de la derecha? Gracias

    • vestirseporlospies

      Muy fácil, estimado Eduard. Por favor, póngase en contacto con Javier Villanueva Bretón de http://absolutebreton.es/es/ de nuestra parte y él le atenderá.

      Estos son sus datos:

      BRETÓN

      Calle San Sebastián, nº 72. Ubrique (Cádiz) – España

      Teléfono: +34956464272 – Fax: +34956464272

      info@absolutebreton.es

      Saludos cordiales y muchas gracias,