Formal y no formal

“En donde hay orden hay carácter”; Doménico Cieri Estrada, escritor mexicano.

      Clasificar cualquier tema es un método eficaz para manejarlo con criterio. En lo referente a nuestra imagen, resulta igual de necesario que ordenar las prendas en el interior de nuestro armario. Fundamental.

      Dividiendo nuestra ropa y complementos en dos grandes grupos: las formales -con sus diferentes grados (formal, semiformal e informal)- de aquellas que no lo son centraremos la cuestión. Aún podremos dividir el segundo entre casual y sport. Cinco categorías en total.

      Hablar de trajes casual parece cierto contrasentido, puesto que el traje de oficina pertenece a la categoría informal. Otra cosa es que el grado de formalidad de algunos realizados con tejidos de pana o gabardina los conviertan en más relajados, pero en todo caso pertenecientes al primer grupo.

      En cuanto a la corbata, tampoco marca la frontera entre ambos grupos. Un conjunto de chaqueta de diferente tejido que el pantalón pertenecen al apartado casual y lo podemos acompañar, perfectamente, de este complemento.

      Entonces; ¿qué marca la fina línea entre lo que es formal de lo que no? La uniformidad del conjunto, chaqueta y pantalón de idéntica tela, acompañado del obligatorio complemento para el cuello.

      Las reglas en las que nos basamos para esta diferenciación son de tradición inglesa. Las cuales seguimos, aunque sea llevándoles la contraria, porque la rigidez en su cumplimiento han proporcionado un modelo estable durante el pasado siglo XX.

      A la modalidad no formal corresponde el amplio abanico de vestuario que casi todos utilizamos en la mayoría de las oportunidades a diario, salvo colectivos como los agentes de banca y seguros, políticos o abogados, y es inmensamente más utilizado.

      Diferenciar el estilo casual del sport resulta más complejo. Algunos lo hacemos por la utilización o ausencia de una chaqueta (blazer, Norfolk, Teba… la que sea). Pero incluso en éstas dos situaciones la camisa, el pantalón, los zapatos y por supuesto los complementos deben formar un conjunto armonizado para que resulte acertado.

      Difícilmente podremos introducir en un conjunto casual una camisa de puño doble blanca, un pantalón de alpaca oscuro con doble pinza, un reloj de oro o unos Derby negros.

      Las prendas de punto, o su ausencia si solo vistiéramos un polo o polera de lino, marcan el límite entre el sport y el casual. El deportivo y el relajado. En todo caso, ambas caracterizadas por un gran variedad de prendas versátiles y de gran colorido.

      Cazadoras, pantalones chinos o prendas vaqueras para las oportunidades más distendidas son propias del estilo sport.

      Como vimos con el caso del calzadoen cada apartado existen prendas especificas. Siendo su gusto individual y el equilibrio entre ellas lo que determinará nuestro acierto.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Hastur Jr.

    Hola.
    Interesante artículo. La idea que suele tener la gente de esta cuestión es “formal / informal = con corbata / sin corbata”.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por tu valoración estimado Hastur.

      Efectivamente así suele ser, sin embargo la realidad suele ser algo más amplia.

      Saludos cordiales y feliz tarde,

  • Hastur Jr.

    Y tanto que lo es…

    Por cierto, aunque puedo imaginar tu respuesta, ¿qué opinas de la costumbre de combinar cazadora de cuero estilo motorista con corbata (adjunto foto)? ¿Es mejor o peor que el chándal con tacones?

    Un saludo.
    Hastur

    https://uploads.disquscdn.com/images/51ea45e78ef867293cc24245f603af62b20e08ab753aa91c3ae5def951c743c1.jpg
    Un hombre. Ningún estilo.

    • vestirseporlospies

      Veo que me conoces un poco… 😉 y como nunca vetamos nada que sea publicado con educación mantendremos la foto del bueno de Bustamante… pero a tu consulta se me hace imposible declinarme por cual es peor de las dos propuestas JAJAJAJAJA

      Gracias por tu chispa de humor y saludos cordiales amigo Hastur…. (si le cojo a mi tocayo en la asesoría de imagen personalizada… no lo reconoce ni Rosa (de España) en tres meses JAJAJAJAJA…. ;-))

      PD. He de reconocer que de esta foto al día de hoy ha mejorado… pero le queda recorrido… y no poco 🙂

  • jacobo

    Hola David. Te veo en unas de las fotos con pantalón rojo y americana azul y los riesgos que corriste no eran pocos, y sin embargo te queda muy bien y es una de las fotos en las que mejor luces de este artículo. Lo que me dispara la siguiente pregunta, para hombres de nuestra edad, ¿que riesgos pueden asumirse en lo que a colores se trata? Esto te lo pregunto porque despues de estar varios meses sin pasarme por ninguna tienda, en estos dias fui, y para mi sorpresa vi varias prendas de color rosa palo. Un color que me gusta mucho, pero claro, en una camisa o en un polo, que de hecho tengo, puede usarse sin mayores problemas. Pero el punto es que vi pantalones y americanas de ese color….al final no me animé y no compré ninguno de los dos.

    • vestirseporlospies

      Buenos días querido Jacobo gracias por tu comentario y consulta.

      En su dia escribí, hace ya cuatro años, este artículo: https://vestirseporlospies.es/sin-riesgo-no-hay-exito-y-ademas-gusta-muchisimo-mas/ y creo que sigue vigente… malo sería 🙂 te invito a que lo visites.

      El pantalón rojo, quizá mejor el granate, como el amarillo canario o el verde manzana (un tono cereal maduro o caqui más apagados resultan más discretos), son muy arriesgados. Pero utilizándolos con buena temperatura, a plena luz del día y en un día de actividades relajadas combinándolo con tonos adecuados -blancos y azules principalmente- creo que es una buena opción para variar y alegrar con colores nuestro vestuario.

      La ventaja de mi look, es que la chaqueta disponía de raya rojas que ayudaban a integrase en el conjunto.

      El rosa palo o chicle, más arriesgado sería el fucsia, que me comentas, efectivamente es acertado para polos y camisa, pero para prendas mayores como chaquetas y pantalones, canta más. Entiendo que solo si dispones de una gran variedad y éstas las vas a utilizar esporádicamente las adquieras si no eres muy moreno. A mi por ejemplo, me sienta fatal este tono, aunque comparto contigo que es bonito.

      Saludos cordiales y a tu disposición,

  • Leo

    Buenos días, querido David:
    Llevo un par de días mirando la web de Danilo Carnevale (hasta hace poco, le conocía por fotos pero no le ponía nombre) y me gustan mucho más sus conjuntos informales que los formales. Muchos de nosotros a veces asociamos la elegancia con la formalidad, y no tiene por qué ser así.
    En cuanto a las dudas de Jacobo, yo le animaría a que diese el paso. Hace un par de años me compré unos chinos de color mostaza (de entretiempo) y otros de color frambuesa (de verano) y me encanta ponérmelos con camisa blanca o de rayas blancas y azules. Puede que en una americana sea excesivo, pero unos pantalones para situaciones informales el rosa lo veo bien. Además, siempre se ha dicho que el arrepentimiento de lo que se hace duele menos que el de lo que no se hace, je, je!
    un cordial saludo a todos y feliz finde.

    • vestirseporlospies

      Completamente de acuerdo contigo estimado Leo. Feliz día,

      Danilo (Carnevale) es un gran tipo y siempre me llama la atención sus looks casual, están muy logrados. Lo decimos de manera habitual, un traje normalmente nos ensalza pero lucir con unos vaqueros o unos chinos es más complejo 🙂

      Muchas gracias por tu consejo, en nombre de Jacobo y el resto de nosotros y feliz fin de semana para todos.

      Abrazos,

  • Leo

    Vaya! me he liado:
    En cuanto al vestuario de Danilo, quería decir que me gustan más sus conjuntos casual o sport.
    Saludos.

    • vestirseporlospies

      Entendido quedó… gracias por la matización. La escritura suele demandar, excesiva, precisión … JAJAJAJA

      Saludos cordiales para ti querido Víctor.