El zapato más bonito del mundo, el Oxford negro liso, versionado por Crownhill Shoes

Hemos defendido desde el primer momento que los Oxford lisos negros son el zapato, para nosotros, y para no pocos de los caballeros más entendidos, el calzado más bello del mundo, amén del más formal si exceptuamos los de etiqueta, por eso cuando nuestro amigo y maestro zapatero Fernando López administrador y responsable de Crownhild Shoes -junto a su hermano- se puso en contacto con nosotros para presentarnos sus productos no se nos podía ocurrir nada mejor que confrontarle y contrastar su trabajo artesano, hecho a mano, con este modelo de su firma, el que ellos denominan “The New York”, imposible buscar mejor nombre que el de la gran manzana por su universalidad, dicho sea de paso. Por este motivo les invitamos a que nos presentaran estas joyas para los pies de los que ya hemos dicho que; “Si tan siquiera solo nos pudiéramos permitir comprar un único calzado, sin duda alguna, deberían ser estos y  que ningún vestidor de caballero debería dejar de albergarlos”.

En esta casa zapatera -patria- trabajan siguiendo la más artesanal tradición, y tuvieron la amabilidad y la deferencia de explicarnos, pormenorizadamente, como realizan su calzado lo cual les agradecemos encarecidamente. Así se explicaba Fernando;

“La construcción Goodyear Welted se utiliza hoy en día -sobre todo- en los zapatos del caballero de la más alta calidad. Es una fabricación muy costosa y en consecuencia cada vez son menos los zapatos elaborados de esta forma. Es el método por el que se han construido los zapatos tradicionalmente durante siglos.

Primeramente se escogen, una a una, las pieles necesarias para la fabricación de cada uno de nuestros zapatos. Seguidamente se corta a mano la piel necesaria para cada pala, como sabemos la parte de arriba y visible del zapato, siguiendo los patrones del modelo que se quiera fabricar. Posteriormente se cosen a mano las piezas de piel de la pala y el forro interior del zapato, para después montar este conjunto sobre la horma y darle la forma definitiva. Mediante un primer cosido se une la pala, la vira (tira de cuero alargada que recorre todo el flanco inferior alrededor del zapato) y la palmilla (plantilla). Un segundo cosido, que es independiente del anterior, fija exteriormente el zapato  a través de la vira, en este caso, a la suela. De esta forma el zapato se monta con dos costuras distintas, lo que lo hará más resistente, duradera y menos deformable.

En realidad, lo que hay es un piso formado por dos suelas; la plantilla y la suela propiamente dicha. Entre la suela exterior y la palmilla se forma un espacio en el que se añade un cambrillón -pieza de metal o madera- que dará estabilidad al zapato, rellenándose el resto de una pasta hecha de corcho con resina. Es esta característica la que hace tan cómodo a un zapato Goodyear, ya que la huella del pie se quedará grabada en ella. Nuestro zapato lleva además un acolchado interior de un producto patentado que hace que amortigüe aún más la pisada y además a todos nuestros zapatos le incluimos una plantilla entera de cuero, principal diferencia con casi la totalidad de los zapatos en el mercado que incluyen sólo media plantilla, lo que hace a nuestros modelos ser extremadamente cómodos y que no haya que “domarlos”. Finalmente se clava el tacón mediante unos clavos. Una vez terminado los zapatos se le dan las cremas y betunes necesarios para que protejan la piel y se le saca lustre al zapato mediante un cepillo fino de algodón.

En consecuencia el montado Goodyear Welted supone una garantía de trabajo artesanal que no se puede realizar sin la intervención del profesional cualificado y proporciona aislamiento del frío o calor y la humedad del suelo. Dotando, además, al calzado de una gran resistencia y durabilidad, pero a la vez encarece el resultado final del producto.”


Fernando con su hermano y socio, no disponen de tiendas propias ya que venden en las mejores sastrerías y a través de su web, labor que están potenciando. Están presentes en medio mundo; EEUU, Canadá, Chile y Australia, entre otros, pero no quieren ir deprisa, desean continuar paso a paso, cumpliendo con los compromisos con igual calidad y cercanía, y no comprometiendo su diferenciadora esencia.

Sus zapatos no tienen ningún misterio, sólo fabrican de la mejor manera, a mano, uno a uno y eligiendo las pieles de la máxima calidad ellos mismos, priorizando pretigiar su marca. Su principal característica es la comodidad, seguido del diseño y la calidad. Son de la opinión que no se puede disfrutar de un buen par de zapatos si estos no son, primero, confortables.

Tanto los forros como las pieles son de curtición vegetal; con raíces de plantas como el quebracho o la mimosa y la suela está curtida al roble, lo que es garantía de calidad y durabilidad.  NO se emplean, por tanto, sustancias como el cromo, muy usado en curticiones industriales, lo que hace que sea más costoso pero no agresivo para la salud ni el medio ambiente. Usan sólo piel de becerro, nada de cerdo o cabra, y están comenzando a diseñar modelos en piel de anca de potro, cordobán. Las pieles naturales que utilizan despliegan un olor, lucen un color y un brillo tan característico que sale desde dentro, ya que al no ser pieles rectificadas, son transpirables aunque caras, pero que a la larga merece la pena porque se amortizan. El tacón está construido en piel y tiene una pequeña pieza de caucho para frenar el desgaste del mismo. Llama la atención el delicado detalle que tiene el borde interior del tacón, “matado” para evitar los enganchones con nuestros pantalones.

Destaco y agradezco; la diligencia absoluta en su servicio, la refinada calidad -incuestionable- del producto que ofrecen, junto con una exquisita presentación hace que estos maestros artesanos satisfagan las delicias de cualquier amante al buen calzado, con un más que competitivo precio. Así podemos deleitarnos con un olor a piel, auténtico y penetrante, un acabado imperfectamente maravilloso por el que se siente que han pasado unas experimentadas manos “curtidas” con miles de creaciones y un perfil soberbio, contenido y estilizado. En definitiva, es sin duda un gran par, que hace honor al mítico modelo.

Deseo que dentro de una década, como por lo bajo me vienen durando mis buenos calzados, pueda comentaros que mi par sigue como ahora mismo. A semejanza de aquellos que tengo con la misma longevidad y no poco aprecio, en estos momentos. Que todos lo veamos con mucha salud y nuestros mejores deseos cumplidos, un placer, muchas gracias y enhorabuena por vuestro exquisito trabajo, maestros Hnos. López.Seguiremos por el repaso de marcas de prestigio en primera persona como anticipamos cuando cumplimos un año; ¿A qué firma te gustaríamos que invitáramos o de que artículo te gustaría que versáramos?

  • Luis Conde

    No conocía esta marca, he visitado su web y me han encantado sus Oxfords, tienen unos precios muy interesantes, incluso me parecen bajos para la calidad con la que dicen fabricar. Habrá que comprar un par y probarlos, merecen la pena.
    ¿podría indicarnos donde fabrican los zapatos, en que localidad?
    Muchas gracias por su respuesta y felicitarle por su blog, es magnífico.

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Luis, nosotros tampoco pero lo hemos hecho con mucho agrado. Sus oficinas y talleres principales están en la capital del reino… y son realmente competitivos. Muy amable por su halago… más el blog es suyo 😉 nosotros solo somos los anfitriones. Un saludo muy cordial caballero,

  • Enrique

    Hola Alberto, Crownhill está irrumpiendo con fuerza en muchos foros con una bandera de calidad y refinamiento de la que no tengo porqué dudar. Sin embargo, yo no puedo comprar un zapato sin tocarlo, olerlo, sentirlo…y tanta realidad virtual no me entusiasma demasiado. ¿Conoces algo de su histórico?

    • Amoreno

      Muy buenas estimado Enrique; Nosotros antes de publicar cualquier artículo procuramos documentarnos todo lo posible, para dar el mejor servicio a nuestros únicos clientes: vosotros. Y estos zapatos de la marca que protagoniza el presente artículo los hemos tocado, olido y por supuesto sentido y probado… después de todo esto os hemos querido dar nuestra opinión. Evidentemente vosotros sois los que tenéis que convenceros, nosotros solo queremos ser vuestra referencia y apoyo con la convicción que nuestros únicos clientes sois VOSOTROS. Muchas gracias por tu seguimiento, agradecemos vuestra confrontación y bienvenido a esta tu casa.-

  • Enrique

    Gracias por las referencias y los comentarios. Consideraré seriamente a Crownhill para una futura compra.

    • Amoreno

      Muchas gracias a tí, estimado Enrique. Saludos cordiales,

  • Pedro

    Buenas tardes David, y enhorabuena por este gran blog. Me gustaría preguntarle si ve adecuado ese oxford negro para combinar con un chaqué. Muchas gracias.