El sombrero que debería llevar todo caballero

nuestro primer modelo
Siempre me pregunto… ¿Qué haría Mr. Cary Grant?

Aún me acuerdo de la fascinación que me producía en los últimos años de la década de los setenta cuando daba mis infantiles paseos por “Vestusta” en el entorno de su principal calle, Uría, y alcanzaba la altura de la iglesia de San Juan el Real. Enfrente siempre estuvo la célebre Sombrerería “Albiñana”, -hoy localizada enfrente al ayuntamiento de la capital del principado-, y reparaba en la fenomenal diversidad de los numerosos tipos de sombrero con los que se podía acompañar un señor.

Me prometí a mi mismo que de mayor me tocaría con uno. Creo que todos los caballeros nos lo proponemos antes o después; pero si un pañuelo en el bolsillo superior de la chaqueta, ya supone ser un avezado o atrevido dentro de la moda masculina actual, el esfuerzo que requiere el sombrero tendrá que ser motivado por una gran dosis de personalidad… y distinción.

     Este complemento, aparte de las ventajas climatológicas que aporta; protege del frío y de las insolaciones, del viento y de la luz directa, de la lluvia … Es un toque de distinción único.

     Cada vez de más excepcional y de casi testimonial uso. Pero el caballero que lo porta, se dotará con tal clase que se le rememorará en el tiempo.

     Como anunciamos en el artículo inaugural de este apartado correspondiente al capítulo de estas prendas de nuestras cabezas, distinguimos  distintos tipos de sombreros. Este tipo que hoy nos ocupa, es de lana o fieltro y se utiliza cuando se viste traje, corbata y normalmente abrigo. Suele tener los colores de la más amplia gama de marrones y grises, e incluso alguna tonalidad de verde.     Las principales normas de educación cuando se lleva este elegantísimo complemento son:

  • Ante una dama siempre se descubre un caballero. También como síntoma de respeto ante otro o cuando no hay confianza. Y por supuesto en las circunstancias más solemnes como escuchar un himno, presenciar un cortejo fúnebre, cuando nos dirigimos a un desconocido, etc.
  • Es síntoma de buena formación retirarse el sombrero como forma de: saludo, agradecimiento o disculpa.
  • Bajo techo siempre se retira. Salvo escasísimas excepciones como: aeropuertos, vestíbulos muy amplios, ascensores si no hay damas presentes,… si se tienen las manos absolutamente ocupadas o -logicamente- daños físicos en el cuero cabelludo, … y muy pocas excepciones más.
  • Tan pronto como se pretenda saludar a alguien habrá que descubrirse, y no cubrirse hasta una vez despedido.
  • En confianza, el simple gesto de proceder a retirarlo (aunque no se quite del todo) es un estiloso saludo cuando se trata de una dama. Normalmente, el mero hecho de tocar su ala, puede ser suficiente cuando se cruza con otro un caballero de cierta confianza.

     Todas estas acciones además dotan de un gran estilo al caballero, que sin portar éste no podrá ser realizado. ¿Te atreves con él?

     Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • F.J.

    Micro-relato presentado por F.J. a la 2ª edición del concurso de micro-relatos organizado por Sombrerería Albiñana en el año 2011.

    ALMA DE PAJA, PIEL DE MELOCOTÓN

    Aterciopelado y tupido en Invierno. Ligero y trenzado en el Estío.

    Soy corona que sobre alas, gusta ir a la cabeza, en contacto directo con el Sol, el Frío y la Lluvia.

    El Viento es mi mayor enemigo, como si de un duelo medieval se tratase, me desafía, y a veces derriba.

    Me abrasa el fuego veraniego, que casi quema mis alas con las que protejo los ojos de mi montura.

    Apresado a veces en una caja, olvidado otras en un oscuro cuarto, mientras, rodeado de desconocidos impregnados con aromas de tabaco, intento reconocer entre el murmullo la voz del amo que me rescate.

    Otra vez en la calle, el continuo desafío de la Naturaleza; pero ésta vez he tenido suerte, hemos saludado a una dama, y puedo descansar cómodamente en la mano.

    F.J.

    • Pablo

      Muy bonito Francisco Javier.

      Un saludo

    • Amoreno

      Muchas gracias por tu MACRO-relato, estimado Francisco. Saludos cordiales,

      • F.L.

        Muchas gracias Pablo y A-moreno.

    • Javier Martín

      Buenas Tarde:
      Aunque no tengo mucho tiempo para escribir, sigo vuestras publicaciones, las leo y vuelvo a leer. Me parecen extraordinarias,, magnificas,, sin igual ,,etc. Seguir así. Un fuerte abrazo: Javi Martin

      • Amoreno

        Muy buenas estimado Javier Martín. Nos halagas y animas a continuar con tales calificativos… te lo agradezco enormemente. Sois nuestra única razón de ser. Un fuerte abrazo caballero.

    • silvia

      El comentario de la boina está mal!!
      Creo que hay personas que se han sentido insultadas.
      Francia, país Vasco en España… la han llevado personalidades muy importantes.

      • Amoreno

        Muy estimada Silvia, muchas gracias por tu comentario;
        Me gustaría que nos concretaras el comentario sobre la boina que según tu opinión puede suponer un insulto… Te aseguro que se me ha pasado, que si es como aseguras lo retiraré de inmediato con mis disculpas y siento no haberlo detectado o ser responsable del mismo.
        La boina entiendo que no es elegante, como tal, pero tiene la dignidad suficiente para lucirla sobre todo por ser algo muy propio y nuestro. Siempre defenderé su uso para nuestros pueblos y lo que sí que crítico que se haya cambiado por la horrenda gorra comercial… las versiones modernas pueden llegar a ser muy bonitas. Una pena que no se usen más entre quien corresponde.
        Un saludo muy cordial y espero, por favor, tus comentarios.

  • Pablo

    Como tú mismo dices, me lo he propuesto ya hace un tiempo, pero es cierto que hay que tener mucho valor y personalidad. Tengo pensado pasarme por alguna sombrerería si voy a Santiago (sé que hay una, aunque no el nombre) o por Ourense (La Lucha), pero en mi caso, por mi juventud, creo que es aún más complicado, no es fácil dar con un sombrero que quede bien, sea elegante, estiloso, y sobre todo sea juvenil, todo en uno. La idea que tengo es empezar probando con alguna visera con personalidad, algo clásico pero vistoso, y desde ahí con el paso del tiempo intentar “evolucionar”. También he de decir que ahora mismo luzco un buen pelo y no siempre quiero taparlo, tal vez dentro de un par de años se acelere repentinamente la necesidad de tapar la cabeza y esto haga que me lance, jeje.

    Un saludo.

    • F.L.

      A mí me pasó lo mismo, al principio no me atrevía. Empecé usando gorra visera en días de mucho frío que es cuando más gente la usa; ahora es buen tiempo para empezar.

      Al poco tiempo te vas acostumbrando, hasta que te decides a subir de escalafón y pruebas con un sombrero…

      Ahí es donde ya estás perdido porque no puedes parar. Te gusta que el sombrero vaya acorde con tu vestimenta.

      El “Borsalino” y el “Fedora” suelen ser los primeros en llegar, colores azul, marrón, camel; (Stetson y Signes son excelentes marcas). “Tirolés” y “Panamá” suelen ser los siguientes, unos para la lluvia con acabados de teflón, otros de paja blanco y crema, plegables casi de bolsillo para el verano. Y cuando ya no sabes salir de casa sin sombrero, y quieres seguir ampliando la colección para no caer en la rutina, añades un “Canotier” y un “Bombín”.

      Como en toda colección que se precie, por supuesto que no puede faltar un sombrero de copa; para ése si que hace falta valor para llevarlo.

      • Pablo

        Expuesto así le entran a uno ganas de ponerse infinidad de sombreros. La verdad es que como tú dices, a mí me gustan muchos tipos, no solo los que más se ven como los típicos sombreros de fieltro borsalino o trilby, por ejemplo, siempre me han llamado los bombines en color camel o cosas por el estilo, siempre he pensado que si viviese en una ciudad grande como Madrid lo haría sin vergüenza alguna, pero el vivir en una ciudad pequeña a veces lo limita a uno, y eso que ya suele ser llamativa mi forma de vestir, pero sombreros demasiado llamativos son arriesgados, a ver cuando puedo comenzar con las viseras.

        Un saludo

        • F.L.

          Al respecto, yo puedo comentarte: Yo también vivo en una población pequeña (40.000 hbts.). La gorra, aparte de protegerte del frío, es muy útil cuando la lluvia no es persistente y puede sustituir al paraguas para evitar que se moje el pelo o las gafas caso que las uses.

          Es en ésos días, cuando más personas se ven usándola y por tanto se pasa más desapercibido.

          Lo más cómodo, es usar una gorra no muy gruesa ni dura, para que en cualquier momento que no apetezca llevarla, o no se deba por la circunstancia que sea, poder hacerle un doblez y guardarla en el bolsillo del chaquetón o abrigo.

          Las hay asequibles a todos los bolsillos (desde 20 € + ó -) con una calidad aceptable; todo es cuestión de comprar una y usarla el día que uno se encuentra con el humor y el ánimo de llevarla. ( si no tienes, nunca la llevarás); también se puede pedir de regalo a los Reyes Magos aprovechando las fechas actuales.

          Luego ya, cuando se está familiarizado con su uso,y tienes una pequeña colección de gorras, 5 ó 6 , para que no te llamen “El tío de la gorra”, se incluye un sombrero para las ocasiones más formales, (los hay de buena calidad por 60 € ); también los hay de 200, 300, y hasta 600 €, pero ésos son para otros blogs más…más…, no sé como decirlo, para gente de clubs “elitistaristocrático”.

          Los sombreros pueden durar años y años y nunca pasan de moda, así que se puede considerar como una inversión a largo plazo, y la verdad es que con ocho o diez sombreros, y media docena de gorras están a mi juicio suficientemente cubiertas todas las opciones. Colección que se puede tardar en completar cinco o seis años y es para toda la vida.

  • Amoreno

    Gracias por tu relato estimado Pablo, … el mejor comentario que podemos recibir de tu partae es tanta sinceridad. Apostemos por la naturalidad … Saludos cordiales y un fuerte abrazo. Te dejamos un enlace de la Sombrerería más recomendable de Santiago de Compostela; http://santiago-de-compostela.salir.com/sombrereria_iglesias

    • Pablo

      Gracias por el enlace.

      Un saludo

  • Amoreno

    Genial documento Francisco Liso, como acostumbras. Saludos cordiales y gracias.-

  • Maravilloso complemento, que me fascina en caballeros, damas, damitas y futuros caballeros…… Desgraciadamente sin mucha personalidad y arrojo, difícil de llevar aquí en ciertos ambientes. En Alemania, sobre todo las generaciones mayores, todavía llevan sombrero. Mi abuelo, siempre llevaba y me encantaba verle cómo lo manejaba, se lo ponía, se lo sacaba…..; mi padre también fué muy de sombreros; de hecho tengo guardados algunos como grandes tesoros, para el frío, para ir a cazar, para salir por la noche…… Gracias por este post que me traído muchos recuerdos….

    • Amoreno

      Muchas gracias estimada Sonia. Efectivamente los abuelos que han tenido clase a raudales nos dejan su legado, los míos me transmitieron lo que es el caballero VP al que aspiro (y a uno no le conocí físicamente). Esta semana, debido seguramente a lo que llueve pude observar en La Coruña y en una sola mañana dos caballeros tocados por ambos soberbios ejemplares… quizás como dice herr Roetzel… la elegancia sobreviva. Estoy seguro. Gracias por tanto amiga y un besote.

  • Carlos Sánchez

    El sombrero de copa es genial!!! Yo lo uso de vez en cuando y vaya que llama la atención.
    La última vez que me lo puse me tomaban fotos en la calle.
    Un buen traje con hechura a la medida, una corbata de lazo (no de “ganchito”), zapatos brillantes con suela de cuero, pañuelo de bolsillo, tirantes… y un sombrero de copa.
    Por ahí guardo algunas fotos.

    • Amoreno

      Don Carlos pues no sabes la ilusión que nos haría verlas, te invitamos a que las compartas con nosotros. Muchas gracias por tu lectura y palabras. Aquí está tu casa para lo que estimes oportuno… Estoy desde hace fechas preparando el artículo específico al “Top Hap”… a ver si un día de estos lo remato. Un fuerte abrazo, estimado caballero.

  • Estimado Caballero, me permitiría usted compartir este precioso artículo en la página de mi facebook?, dejando clara la fuente, como debe ser.
    https://www.facebook.com/pages/callebohemiacom/327075684050503

    Muchas gracias de antemano.

    • Amoreno

      Será un honor estimado Roberto, muchas gracias y a vuestra disposición.
      Saludos cordiales y bienvenido,