El jersey de cuello alto con chaqueta

Propuesta casual caballero. Una elegante opción

Pocas combinaciones me parecerán más acertadas en las estaciones del otoño e invierno para los momentos más casual que aquellos en los que se utilizan los jerséis con cuello alto, también llamados vuelto o de cisne, por debajo de una chaqueta.

Cuando podemos prescindir de las corbatas, queremos de las camisas o, simplemente, deseamos incorporar una mayor a la par que estilosa variedad a nuestro vestuario, esta opción es muy agradable.

La utilización de esta opción es muy agradecida por su sensación de comodidad térmica al recurrir a este tipo de atuendos. Suele ser usada además de con cualquier tipo de chaqueta; con abrigo, chaquetón o tres cuartos más la superposición de estas no es recomendable.

Ésta opción no es excluyente de utilizar toda serie de complementos como las bufandas o “pashimas”, si bien es cierto que corresponderá que sean lo más finas posibles, ya que solo servirán como mera función estética al estar nuestro cuello lo suficientemente abrigado y un exceso resultaría forzado e incluso incómodo.

Como consejo práctico se me ocurre advertir que será más cómodo el uso de una camiseta interior de manga larga o corta, que no se dejara ver en absoluto ni en ningún momento, dependiendo del grado de adaptación del jersey. Ya que normalmente si este es ajustado suelen molestar los cuellos de esta y/o deslucir la forma de nuestro cuello.

Como contrapartida será que NO nos podremos retirar el jersey, pero si -en este caso- de la chaqueta (ya que el jersey, ni es ni fue una prenda interior).

Otra opción -que aparece en algunas fotos que acompañamos al presente artículo- es subir los cuellos para arriba, no es un efecto que entienda como bonito, ni recomendable, aunque pueda resultar “dandi”.

Esta propuesta a la que dedicamos el presente artículo es una opción tan clásica, acertada y elegante que muchos de los más clásicos la han vestido desde principios del siglo pasado como ejemplos; los señores McQueen y Gable. Además, casi todos los mejores diseñadores se hacen eco -año tras año- de esta posibilidad en todas sus colecciones, desde Tom Ford a Brioni, pasando por Pal Zileri, Rossi, Cesare Attolini, Brioni…

Las recomendaciones que se me ocurren dar son las siguientes, si bien es cierto que como hemos dicho en repetidas ocasiones a menor grado e normalidad, menos sujeta a estas estaría y  como en la mayor parte de las ocasiones el propio gusto y valorar la mayor variedad de opciones nos daría los mejores resultados. Aun así estas son;

  • Es preferible que el color de la chaqueta y el jersey no sean parecidos. Destacará más el conjunto cuanto más distintos sean los colores y no quedará tan apagado el conjunto. No obstante, sobre todo al ser un estilo casual, ejemplos de similares no desentonarían en demasía, aunque no los recomiendo y convendría “romperlos” con un fular o similar. El pantalón será otra historia.
  • Aunque el efecto de ser más oscuro el interior (jersey) que el exterior (chaqueta) no es tan nocivo como en el caso de la camisa, es preferible al revés y siguiendo la regla de contraste de nuestra cara y caballo con la de la chaqueta y jersey.
  • El pañuelo es como siempre inexcusable y en esta ocasión las reglas no existen al no estar presente la camisa ni la corbata. El que más te apetezca. Evitaría la seda en detrimento del algodón o mezclas en este caso.
  • Que la manga del jersey sobresalga levemente de la chaqueta, como en el caso de la camisa, me sigue pareciendo imprescindible.
  • A efectos prácticos nuestro cuello fuerza, desgasta y “castiga” en exceso este jersey en la zona que le caracteriza,  por su continuo y fuerte movimiento, con lo que conviene extremar sus cuidados.
  • La opción que la camisa sobre el jersey no queremos valorarla, aunque algún gigante de la moda haya coqueteado con esta opción.

Esperando que este tipo de propuestas sean de vuestro agrado, igualmente me encantaría tener vuestra valoración y crear el sano debate que nos hará mejorar a todos.

Muchas gracias y hasta una nueva ocasión,

  • Paco

    Un articulo muy interesante, especialmente por las concretas recomendaciones y por las fotos muy imitables.
    Gracias

    • Amoreno

      Muchas gracias a ti estimado Paco por tu lectura y visita. Saludos cordiales,

  • Enrique Vela

    Solo una idea, ¿que tal un post sobre la elegancia en un día de campo? No toda nuestra vida se desarrolla en la ciudad, en el trabajo…Ahora mismo es temporada de setas, castañas y muchos somos aficionados a pasar el día de esta manera. En estas situaciones siempre te sorprende ver la diferencia en el vestir, me encanta cruzarme con gente con una elegancia increíble en estas situaciones. ¿algunos consejos e ideas? Simplemente lanzo el pañuelo

    • Amoreno

      Pues lo recogemos con mucho gusto estimado Enrique es más que interesante. Siempre hemos defendido la elegancia en cada ámbito y sin duda en el medio rural se puede alcanzar un estilo sin par. Algunos de cuyos atuendos e estilosos han sido tan logrados que han saltado al día a día; véase como ejemplo la casa Barbour, Belstaff,… Un saludo muy cordial,

  • Daniel

    Hola, buenas noches.

    Muy interesante su web. Me sirve de gran ayuda, sinceramente.

    Igualmente, le planteo una duda: ¿un traje de tres piezas se debe vestir abotonado o dejándose ver el chaleco?

    Un saludo y gracias.

    • Amoreno

      Muy buenos días, estimado Daniel;
      Muchas gracias por su seguimiento y lectura, le estoy muy agradecido.
      En mi opinión en un tres piezas la chaqueta abierta permite el lucimiento del siempre espectacular chaleco, por lo que está más que indicado. En el de dos piezas entiendo que ésta -continuamente- deberá de estar abrochada salvo cuando nos sentemos, pero en el tipo que nos consultas aún siendo esto también adecuado, lo recomendable se me antoja que sea preferiblemente vestirla “no abotonada” por dicho motivo. Es decir y resumiendo, no está mal llevarla cerrada, pero es mejor lucirla abierta.
      Saludos cordiales y a su disposición.

  • Muy interesante el artículo. A mí es una de las combinaciones que más me gustan, y no suele pasar desapercibida.

    Un saludo!

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Rubén, nos consta tu gran gusto. Enhorabuena y saludos cordiales,

  • Jesús

    Con esta combinación tengo un problema, porque cuando lo veo en imágenes o cualquier hombre por la calle me parece muy acertada y me gusta pero no consigo verme yo con ello. No sé, será cuestión de acostumbrarse pero en mi no me termina de convencer. Una vez más, un gran artículo. Buen trabajo.

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Jesús por tus amables palabras… Efectivamente si te comentaría que creo que estás acertado. A veces necesitamos integrar algo que nos gusta en nuestra imagen, y con nuestro “particular” estilo resulta más sencillo. Un fuerte abrazo y saludos cordiales,