El Gran Gatsby; las cinco versiones de un clásico del cine elegante

La famosa novela americana publicada el año 1925 y escrita dos años antes por Francis Scott Fitzgerald, sea dicho de paso puede ser la más conocida pero no la mejor a juicio de los críticos que entienden que ese lugar lo debe ocupar “Suave es la noche”, que estos días se reestrena por quinta vez en la pantalla, con un espectacular despliegue de marketing al más puro estilo hollywoodiense, es una de las películas más clásicas para los amantes del vestuario masculino más clásico y atemporal.

      Esta particular visión del sueño americano de los locos años 20 cuenta las siguientes versiones;

  • El Gran Gatsby de 1.926.

      Dirigida por Herbert Brenan. Protagonizada por Warner Baxter y Lois Wilson.

      Tan solo un año más tarde del estreno de la novela se versiono en cine mudo y fue un catastrófico fracaso, tal fue así que cuenta la leyenda que no gustó ni a la mujer del escritor la cual no fue capaz de acabar de ver. Solo se conserva de ella un pequeño testimonio ya que, a Dios gracias, está desaparecida.

  • El Gran Gatsby de 1.949.

      Dirigida por Elliot Nugent. Protagonizada por Alan Ladd y Betty Field.

      No contó con mucha más fortuna que la primera versión ya que aun contando con un ya contrastado actor protagonista, la obra literaria no gozaba aún de una gran fama.

  • El Gran Gatsby de 1.974.

      Dirigida por Jack Clayton. Protagonizada por Robert Reford y Mia Farrow

      Fiel reflejo de la novela cuenta con dos grandes de la interpretación pero entre los cuales no surgió complicidad en la interpretación.

      Gatsby se viste siguiendo el estilismo de Ralph Lauren.

  • El Gran Gatsby de 2.001.

      Dirigida por Robert Markowitz. Protagonizada por Toby Stephens y Mira Sorvino.

      Discretísima versión para televisión con reducido presupuesto no cuenta con buenas críticas desde el principio.

  • El Gran Gatsby de 2.013.

      Dirigida por Baz Luhrmann. Protagonizada por Leonardo Di Caprio y Carey Mulligan.

      Su flamante director, cree -no sin razón- que esta gran novela norteamericana, no cuenta con una producción a la altura del libro y se centra en su proyecto sin reparar en gastos.

      Gatsby se viste de Prada y Brooks Brothers.

      En cuanto al estilo de vestir de Mr. Jay Gatsby estamos ante un dandi clásico en estado puro, para el cual lo importante es destacar sobre el resto y ser el centro de atención, que no duda en combinar zapatos marrones claros con un traje oscuro, utilizar trajes muy claros: pasteles o rosas con zapatos bicolores spectators o blancos, tres piezas y con tres botones en las chaquetas para acentuar el carácter clásico, utilización del tweed y el lino en detrimento de la lana o el algodón,… . Utiliza todos los elementos y complementos a su alcance; sombrero “canotier”, bastón, anillo, alfiler de picos de cuello de la camisa, tirantes, gafas redondas,… Una muestra de la llamada continua a la atención es la elección del amarillo como color para su coche, que si bien en la novela se hace referencia a Rolls Royce, en esta adaptación al cine se optó por un descapotable Duesenberg J . De todas maneras, ÉL siempre busca  ser el centro de atención de todas las miradas, “el gran dandi”.

      El equipo de vestuario reunió a 84 personas para vestir a más de 200 actores entre protagonistas y secundarios de impoluta manera, dato que me parece suficiente motivo para apreciar la clara apuesta de sus productores para revalidar el oscar obtenido en este apartado en la edición de 1974 que conquistara Theoni V. Aldredge en esta disciplina de la película.

      A ti; ¿qué te parece el libro? ¿con cuál te quedas de las distintas versiones? ¿Te gustó la última?