El fresco, ligero y refinado tejido de lino para las prendas del caballero

El fresco, ligero y refinado tejido de lino para las prendas del caballero

“Gracias al sol y a los increíbles brotes de hojas que nacían en los árboles, sentí la familiar convicción de que la vida estaba empezando de nuevo con el verano”; F. Scott Fitzgerald.

El lino es al calor lo que el cachemir al frío, el tejido de mayor excelencia. Aporta gran frescura, es muy ligero y resistente, además de tener doble capacidad de transpiración que el algodón. Su historia se remonta a 5.000 años atrás, ya que sabemos que era utilizado por los antiguos faraones. Su único inconveniente ¿cómo no? su elevado precio.

El uso de este tipo de hilo no está tan extendido como el del algodón o la lana, pero es nuestro perfecto aliado para mantener la máxima elegancia en las situaciones más calurosas. Gracias al lino no hay excusa que atribuir para no vestir ciertas prendas a causa del calor.

Se elaboran en este tejido todo tipo de ropa: trajes, chaquetas, camisas, calcetines e incluso complementos como el fular, el pañuelo de bolsillo –considerado como el más elegante e indicado para trajes formales- y la corbata. Donde la de siete pliegues tiene un lugar destacado por la idoneidad de sus características para esta aplicación.

Los colores pastel; amarillos, tostados, grisáceos, blancos, beiges… son sus más “naturales” tonos, por ser los adecuados para las ocasiones cuando se usan –días de mucha luz- y el base de su materia prima. No obstante, hoy se pueden encontrar en cualquier coloración: verde, azul o marrón. El segundo grupo ha sido asociado con la clase trabajadora durante el primer tercio del siglo pasado, porque los usaban al no poder mantenerlos tan pulcros como hacía la sociedad más privilegiada con los nítidos primeros.

Textil europeo por excelencia debido a que el mayor exportador es Irlanda, además otros grandes productores como Francia, Inglaterra y los países bajos. Es muy asociado a la mantelería más refinada.

A tener en cuenta
Este tejido, se arruga con tal facilidad y nos confiere una imagen tan de sport que no se podrá usar en los trajes y camisas para eventos de relevante formalidad. Así como habremos de extremar las precauciones en su lavado y planchado.

Precisamente por su liviandad, podemos caer en el error de dar una imagen “holgada” de nuestro atuendo. Por lo que sería muy acertado entallarlo perfectamente o un tanto ceñido pues tiende a estirarse con el uso. Además de ser cada vez más suave, su inconfundible tacto.

Curiosidades
El lino es tan ligero y resistente que se utiliza en la elaboración de ciertos tipos de papel e incluso como componente para la fabricación de billetes.

Muchas gracias y buena suerte,