El color añil dentro el vestuario del hombre

“No se puede esperar a la inspiración, hay que ir a buscarla.”; Jack London (1876-1916), novelista estadounidense.

      Aprender disfrutando. No existe mejor manera. Los conocimientos se transmiten casi por contagio cuando el tema que se trata es de la preferencia de quienes lo comparten. Ganarse el derecho para hablar sobre un tema es una cuestión que se logra con tiempo de dedicación y esfuerzo.

      El tono añil, también conocido como índigo, queda a medio camino entre el azul marino y el tono de azul medio conocido como francés o real (para nosotros azulón). Más informal que el primero, aunque menos llamativo que el segundo, resulta un color profundo. Intenso.

      Propio de prendas vaqueras tradicionales, sin lavar, no me parece tan acertado para las camisas de hilo. Las cuales prefiero más claras.

      Demasiado añil para un mismo conjunto tampoco es bueno, aunque encontrando el matiz adecuado puede servir para cualquier prenda.

      En los complementos como las corbatas funciona bien, aunque para trajes completos puede ser demasiado llamativo si se utiliza con asiduidad. Preferible solo para la chaqueta o el pantalón.

      El añil es un tono que se ha comenzado a utilizar en los trajes de etiqueta, como en los chaqués o incluso el esmoquin, por parte de algunas firmas. En mi opinión, este tono tiene un colorido demasiado claro para estos conjuntos y los desluce.

      A tenor de las fotos que acompañan al artículo me vienen dos reflexiones a la mente. La primera es que el cuello de una camisa tiene que ser muy bueno para no acompañarse de una corbata, puesto que en caso contrario enseguida se desboca. Y la otra es que el seersucker completamente blanco es, posiblemente, el más fino de todos. Por lo menos, es el que más se me ajusta a mi estilo.

      Este tono violáceo que es uno de los naturales del arco iris significa intuición, y ha sido una variante del color más utilizado por todos nosotros que en su día pasearon con garbo caballeros como JFK o Gianni Agnelli.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • WILLIAM GALLARDO

    Parte de la magia de entender como evoluciona el vestir , es estar dispuesto al cambio, pero eso si como bien lo expresas mi estimado David, saber que nos va y como no desentonar, en lo personal este color me agrada mucho, pero vivir en un país tropical con tanto sol hace que su uso sea adecuado a momentos específicos, tanta luz lo que provoca es una carga visual exagerada, por ello muchas veces la prudencia es un buen aliado.

    • vestirseporlospies

      Sin duda alguna es una gran apreciación, querido William.

      El añil se un tono vivo que a la luz del trópico puede relucir en demasia.

      Gracias por tu comentario y me alegro de saber de nuevo de ti, un fuerte abrazo amigo.

  • La foto, la primera imagen; si no me equivoco el saco es lino y la camisa celeste parece mezclilla. ¡Sinceramente lo veo horrible más con tanto azul! Ni que decir de un traje azul, lo veo tan feo como usar un pantalón de vestir negro con camisa blanca; muy corriente parece uno un “mesero” o algo así. Gustos son gustos al fin.
    Particularmente, en la ropa/telas de vestir, algo que no me gusta en lo particular, es que se vea mucho el tramado prefiero algo más plano como el algodón.