Diseñamos la primera chaqueta a medida VP

Tengo que reconocer que desde qué conozco la modalidad de la compra de ropa de traje a medida diseñada por uno mismo, a través de internet, simplemente aportando nuestras medidas antropológicas y eligiendo entre las distintas opciones disponibles, siempre me causó tanta curiosidad como ganas de probarla.

Hace pocas fechas tuve la gran fortuna que Rafael Calle como especialista en Marketing Online y María Gomez responsable del Departamento de Atención al Cliente de la firma TAILOR4LESS se dirigieran a mí para -amablemente- ofrecerme y poner a mi disposición probar su servicio. Acepté encantado de inmediato, les agradezco en sumo grado su invitación y el trato dispensado.

Poniéndome manos a la obra con la elección de la chaqueta pensaba en lo que me fascinaba y sorprendía, a partes iguales, que me pueda conceder la licencia de pedir desde cualquier parte del mundo, y a la mejor hora que se me antoje, un modelo definido en primera persona.

Esto sumado a mí no poca dosis de ganas de adquirir más ropa, pero sobretodo de disfrutar “jugando” con las múltiples opciones que tendría, hizo el resto. Porque he de confesar que invertí un buen rato diseñando y re-diseñando mis propios modelos e indagando en las mil y una combinaciones posibles… con comedida moderación he de admitir.

Este fue el proceso;

1.- Entré en la página y de entre todos sus productos me decanté por una chaqueta cruzada clásica 6×4. Las solapas terminadas en picos, con tres botones con posibilidad de ser desabrochados en la manga y con el tercer bolsillo cerillero a la derecha. Marcado con V. P., como no podía ser de otra manera y el forro, ya que había sido tan conservador y dudando hasta el último momento, opté por un gris con estampado paísley… Aquí -quizá- arriesgue en demasía, lo reconozco y seguramente, me pasé pero no quería algo convencional deseaba probar con la más rara de las opciones posibles… lo bueno es que nunca se verá.

2.- Una vez diseñada mi Double Breasted Jacket, la gran sorpresa que me esperaba eran las medidas…. Ya he comentado que gran parte de la ropa que compro la ajusta mis sastre, hasta que esta se adapta a mi cuerpo todo lo humanamente posible, disimulando lo más posible mis cada vez mayores defectos… Pues bien, las medidas que yo le di al programa de peso, altura y edad aparte de la figura del muñeco que más justicia, y no mucha, hacia a mi torso, clavó mis medidas que más tarde corroboraría mi estimada profesional de la aguja y la tijera. Con escasos milímetros, correspondía a la perfección. Lo mejor es que ya las tienen para el futuro, a no ser que pasen muchos años o cambie rápidamente mi fisionomía corporal.

El resultado lo podéis ver en las fotografías y mis impresiones son las siguientes:

  • Principales VENTAJAS: Diseñas tu propia ropa dentro de unas variadas posibilidades marcadas, el precio es competitivo, el servicio inmediato y exquisito, con una buena presentación,  cuidado en los detalles, variedad en las opciones tanto como en los colores, gran tallaje que se adapta al cuerpo perfectamente y no necesitaría modificaciones en sus medidas, los cosidos son de calidad pero evidentemente son de máquina.
  • En mi opinión se pueden mejorar en la calidad de la tela, aunque seguramente el precio no se pudiera defender entonces. Así mismo, no me dejó buenas sensaciones que los botones estuvieran tan juntos y que las solapas fueran demasiado estrechas. Seguro que también hubiera sido buena opción el tener la posibilidad de elegir el color de los botones como se hace con los hilos.

No me gustaría terminar sin trasladaros mi reflexión al respecto y confesándoos que nada me gustaría más que contar con la vuestra;

Defiendo a ultranza la sastrería artesanal -bespoke- de los maestros sastres de todo el mundo como los verdaderos y maravillosos artistas que son, algunos geniales eruditos. Pero no todos los bolsillos se la pueden o quieren costear. Esta alternativa solo es eso, otra forma de vestir para las economías más sencillas o por libre elección.

Quizá el futuro avance por unos derroteros que no alcanzando a vislumbrar… si apostaría a que  irán por un camino intermedio y complementario entre distintas opciones. ¿Estará en el equilibrio de ambos extremos el punto ideal de la nueva y moderna sastrería?”

A todos, entiendo, nos gustaría poder disponer de suficientes horas libres y de una economía suficientemente saneada. Para permitirnos visitar a tantos excelentes sastres que ejercen su magisterio, tanto en España como fuera, y establecer una estrecha relación. Incluso disfrutar con departir largo rato para diseñar y pensar conjuntamente la ropa, entorno a unos buenos cafés u ocasionalmente deleitándose con un ron, un cigarro habano u otras exquisiteces. Para una vez realizada, hacer retoques en la misma, indagar cual alquimista en los millones de posibilidades y adaptaciones sobre nuestra fisionomía…etc.

Sin embargo -sencillamente- a veces no puede ser. Trabajamos, quizás para ello, pero hasta entonces y con los medios que estén al alcance de cada cual, lo importante seguirá siendo: crecer en sabiduría y conocimiento.

No todos los caballeros podemos decorar nuestras casas con cuadros de Velázquez, Miguel Ángel, Van Gogh… por más que nos gustara la pintura, pero si que la podemos lucir limpia, ordenada y con algunos frescos de artistas no consagrados de nuestro tiempo, o con fotografías, o fotocopias, o litografias, o réplicas, etc…

Como siempre lo fundamental será hacerlo con clase, estilo, elegancia… y con los valores del caballero como premisa fundamental.

¿Opinas tú lo mismo? Creo que será un bonito debate…

  • Tomás

    Quedó muy bien, pero las solapas me parecen un poco estrechas: ¿es posible hacerlas más anchas? No veo ninguna opción en la página para ello.

    • Amoreno

      Muy buenas tardes, estimado Tomas, gracias por tu comentario. Lamentablemente no dan esta opción. Un saludo muy cordial y bienvenido a esta tu página.

  • Enrique

    Yo abandoné hace muchos años la sastrería por escasez de tiempo y por más escasez de presupuesto, dedicado a la gente menuda. Me he acostumbrado demasiado ya a Cortefiel y a su talla 54 y sus ofertas..más ciertos arreglos. Dentro de los valores del caballero, en la época actual, debería incluirse el de usar responsable y solidariamente de sus bienes: no veo ni moralmente aceptable ni sostenible en nuestros días el alarde o la ostentación.

    • Amoreno

      Totalmente de acuerdo contigo estimado Enrique, yo hago lo mismo, compro ropa -casi toda- de elaboración industrial y mi sastre, por un muy módico precio, me la entalla/ajusta lo máximo posible. El recurrir a la admirada sastrería refinada, a mano y artesanal, no siempre es posible, aunque lo deseemos. Te invito a leer la entrevista de este próximo jueves al Sr. Kraft… no tiene desperdicio (Como adelanto decirte que comparte con nosotros que la elegancia es el conocimiento y no la inversión en la ropa…) Un abrazo y gracias por tus acertado comentarios,

  • Enrique

    Dos grandes definiciones del perfil idóneo de un caballero, que he leído recientemente y que me han gustado para construir esa obra de arte que todos deberíamos realizar con nosotros mismos:
    1, “The gentleman is he who feels himself at ease in the presence of everyone and everything, and who makes everyone and everything feel at ease in his presence.”
    2, “The differences between a Man and a Gentleman are many, but it all comes down to this: a Man takes the necessary amount of steps. A Gentleman takes the extra step.”
    Perdón por obviar a esa preciosa chaqueta VP con estas consideraciones. Me gustaron mucho las frases finales del post y encontré por casualidad estas citas.

    • Amoreno

      Muchas gracias por tus reflexiones estimado caballero Enrique;

      1, “El caballero es el que se siente a gusto en presencia de todos y de todo, y el que hace que todo el mundo (y todo) se sienta a gusto en su presencia.”
      2, “Las diferencias entre un hombre y caballero son muchas, pero todo se reduce a esto: un hombre da la cantidad necesaria de pasos. Un caballero va un paso más allá”.

      Excelentes y las comparto totalmente, suelo decir que la elegancia es hacer cómodos a los que están a nuestro alrededor. Y además, creo que los grandes caballeros de nuestra historia fueron osados y valientes para dar el último paso que casi nadie se atreve.

      Saludos cordiales y mis mejores deseos.

  • Pablo

    La chaqueta es realmente maravillosa y con mil posibilidades, a mi asaltan dos dudas por un lado las medidas y por otro lado el color, ya que muchas veces a través de la pantalla del ordenador no se llega a saber cual es realmente ese color.
    Llevo un tiempo en busca de una chaqueta en ese color o parecido y viendo las muestras que existen en tailor 4 less no he llegado a verlo

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado Pablo, y tienes toda la razón a nosotros nos surgieron las mismas dudas.
      Es un riesgo por lo que si podemos deberíamos ver nuestra pantalla a la luz natural, a veces también sucede con la propia tela si el lugar donde se ve no es óptimo. La verdad es que por suerte el efecto “real” en los dos casos con esta firma ha sido satisfactorio en cuanto al color.
      La calidad de la tela no está a la altura de las mejores como Scabal, Loro Piana o Holland and Sherry, ni siquiera otras de segundo orden como Dormeuil, o Drapers… pero después de un uso y en relación a su precio mantiene el tipo. La tela -lo dije repetidas veces- es un aspecto a mejorar…
      En cuanto a mi elección, ciertamente ya no está entre su oferta y solo están similares como las adjuntas en dibujo, lo siento.
      Un saludo muy cordial,