Diez errores garrafales en los que no debe incurrir un caballero… ¡a menos que quiera perder el título de tal, de forma y manera inminente!

 Con traje nunca mocasín    Queremos provocar algunas risas, aportando ciertas notas de humor y por ello publicaremos, periódicamente, errores imperdonables que no puede cometer ningún caballero.

     Confesar de antemano que NO es nuestra intención herir ninguna susceptibilidad, pero por favor TOMAR AL PIE riguroso DE LA PALABRA para no incurrir en las temeridades abandonadas desde que el hombre dejó de caminar a cuatro patas.

  1. Ningún caballero debería desprenderse de la chaqueta de su traje a menos que esté en la más completa intimidad y absolutamente seguro que nadie le puede llegar a descubrir. En público está totalmente prohibido quitarse la chaqueta aunque las condiciones sean tan desfavorables como soportar 40º C a la sombra, con una humedad relativa del 100 % y deleitándonos con una copiosa fabada asturiana, cocido maragato o similar. En tales circunstancias, es harto probable “morir con la chaqueta puesta”, pero por contra en nuestra lápida se podrá leer de por vida: “Aquí yace el caballero Fulano de Tal y Cual“. Lo uno por lo otro.
  2. La chaqueta da mucho más juego, y en un ataque de osadía, se nos puede ocurrir abrochar el último botón de la misma debido a extraños motivos. Esto está rigurosamente prohibido.No es un bañador
  3. Utilizar mocasines con el traje no está indicado. Con traje siempre es apropiado el zapato de cordones, o para los que no son puristas, como mucho con hebilla/s.
  4. Usar dos tallas de más o una de menos en cualquier prenda de ropa.
  5. No dejar pasar primero a una dama, o damita, por una puerta.
  6. No destocarse el sombrero bajo techo.
  7. Mantener erguido y tenso el meñique de la mano con la que se coge una copa de bebida. Corremos el peligro de “dispararos” entre ceja y ceja.
  8. Llamar al traje de baño, bañador.
  9. Ir a cualquier sitio que no sea el cuarto de baño … y comentar cualquier cosa referente a esto o a lo que se hace en él. Un caballero se excusa, se ausenta y punto.
  10. Jamás, jamás, jamás se deseará a los recién casados que VIVAN!!!!. Se lo deseamos, pero no se lo gritamos.

     Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • F. L.

    Poco puedo aportar en ésta ocasión amigo A-moreno V.P.

    Casi seguro que todos los lectores saben la función de la abertura de la bocamanga con sus correspondientes botones y ojales; no obstante me permito la osadía de comentar que tiene su origen en la norma aquí expuesta en el punto Nº 1.

    Ante la inconveniencia de desprenderse de la chaqueta, se hacía preciso subirse las mangas para determinadas actividades (lavarse las manos por ejemplo), para ello no quedaba otra opción de desabrochar los botones de la abertura.

    Al relajarse esta costumbre, se optó por dejar esta opción como meramente decorativa por cuestiones de economía en la confección, consiguiendo un ahorro notable para el sastre pero no para el cliente, que siguió pagando el mismo precio o similar.

    Con la llegada de la confección en serie, que aportó enormes avances en todo tipo de tecnología, llegaron las máquinas de hacer ojales y colocar botones; máquinas que realizan con una total perfección estas tareas, con un costo de tiempo infinitamente menor al realizado manualmente, ganándole así la partida a la sastrería convencional que seguía y sigue en su mayoría haciendo los ojales de adorno y no practicables , (con honrosas excepciones).

    Y es aquí, donde radica el motivo para llevar desabrochado un botón de la manga, indicando con ello la “supuesta” calidad de la chaqueta; no siempre real por cierto…

    • Amoreno

      Qué gran contribución querido F. L. Muchas gracias, este el fin último de esta vuestra plataforma V. P. y no nos cansaremos de repetirlo. Lugar de encuentro y dialogo de caballeros … (y damas). El aprendizaje es mutuo y muy enriquecedor.-

    • Pablo

      Si me permite la intromisión, F.L., como usted dice al final, el desabrochar el botón practicable de la bocamanga indica la “supuesta” calidad del traje, y es que ahora, con este pequeño resurgir que la moda clásica ha tenido, muchas firmas RTW se han dedicado a poner en sus chaquetas botones practicables que se pueden desabrochar, aún sin ser la chaqueta bespoke, y esta gente que las compra se desabrocha el botón incomprensiblemente, haciendo que el llevarlo así ya no sea un simple guiño entre amantes de la sastrería. Yo no he tenido aún la suerte de que me haga una chaqueta un sastre, y no se me ocurre desabrocharme ningún botón de la bocamanga, pero parece que no todo el mundo piensa así.

      Para estos momentos en los que se ha extendido esta costumbre, me gusta mucho una frase que leí una vez: “Siempre he dicho que hay que tener la posibilidad de desabotonárselo, pero la clase y el buen gusto para mantenerlo abrochado”.

      Un saludo cordial

      • Amoreno

        Como siempre Pablo acertadísimo en tus comentarios. Un lujo teneros en estas conversaciones.

        ….. Ahora que no nos lee nadie 🙂 permitirme un desliz … Si un caballero se concediera el homenaje de deleitarse con una buena mariscada, regado con un excelente caldo ,RR BB por ejemplo, y finalmente se fuma un cigarro robusto cubano … saldría a pasear por la calle mayor con la vitola como un sello en el anular, una pata de centolla en el ojal y jugaría con el corcho entre las manos?????? Entendemos que la ostentación nunca es elegante … pero si lo es, el darse cuenta de lo sutil, lo fino, lo que se sabe calidad. El que tiene los ojos educados ve!!!… Siento la licencia… Solo es una reflexión distendida entre caballeros amigos a horas tardías ¿no?

        • F. L.

          Totalmente de acuerdo contigo jefe; pero volviendo al tema de los botones ( me refiero a los botones de la manga y no a los del vídeo-portero , los de la placa vitrocerámica o los del ascensor).

          Cierto que es incomprensible que haya personas, que de los cuatro botones de la manga sólo abrochen tres, y si llevasen tres, abrocharían dos.
          Entonces, lo que también resulta incomprensible es que en una americana que en su frontal lleva tres botones, lo habitual y más elegante es que se abrochen uno o dos, dejando sin abrochar el último o inferior.

          • Pablo

            Sí, tal vez hasta venga de una situación similar más antigua, la verdad es que aunque he leído muchas teorías no conozco el verdadero por qué del abrochamiento o no de los botones de la chaqueta, simplemente sigo las reglas que he aprendido leyendo aquí y allá.

            Licencias las que quieras Amoreno, estás en tu casa, nunca mejor dicho.

            Un saludo

          • Amoreno

            Gracias querido Pablo, admirado y documentado amigo. Como en ciertas culturas orientales, polares, etc. En esta, vuestra página, los invitados sois los importantes y a los que nos debemos. Gracias por ser y estar.-

          • Amoreno

            Como siempre, querido maestro Francisco, nos parece muy acertado y sagaz tu fina reflexión … todavía lo andamos meditando.- Gracias por contribuir, tanto, a esta vuestra casa.-

  • Humor y elegancia unidos ¡Qué gusto!

    • Amoreno

      Gracias amigo Mario, como nos animas!!!

  • Pablo

    Buen artículo, ayer mismo le explicaba a mi mejor amigo el primer punto, que un caballero no se debe quitar nunca la chaqueta, y acabé por convencerlo. Cada vez los conocimientos de la gente en materia de educación, saber estar y buen vestir son más escasos, menos mal que quedan pequeños reductos como este en donde se siguen apreciando este tipo de cosas, y estoy seguro poco a poco irán creciendo, al final, todos queremos tender a la perfección y la belleza.

    Un saludo

  • Sabéis lo que es trabajar en una sastrería dedicada a los trajes de ceremonia para bodas y tener que oír SIEMPRE, yo cuando acabe la boda me quito la americana y ya no me la pongo….

    Para que te compras un traje?? Compra algo más relacionado con tu estilo, un chándal de tactel. Pero los peores… los que alquilan los chaqués y se creen que van como el Duque de Windsor.

    Una nueva norma que me pasó hace tiempo, el pañuelo de americana es DECORATIVO!!! no para la nariz!.

    • Amoreno

      Muy bueno JJ, gracias por compartirlo con nosotros. Debebías de pasarte tus buenos y malos ratos :-). Nosotros contigo siempre excelentes … Un fuerte abrazo.-

  • F. L.

    Parece ser que aún estamos con el punto Nº 1 de éste decálogo tan interesante que nos ha proporcionado nuestro anfitrión bloguero el Sr. V.P.

    Y ya sin más preámbulos, paso a meter el dedo en la llaga que es donde más duele. Ahora voy a referirme a los tirantes; sí, esas cintas elásticas que sirven para llevar colgados los pantalones de los hombros evitando que se nos caigan.

    Es una pieza que nos hace más “elegant-fashion-supermega-güay”; pero la lástima es que como no es ético desprenderse de la chaqueta, menos aún lo es el exhibirlos.

    ¿Quién tiene un interés especialmente desmesurado en promocionar las nuevas tendencias de éste producto aconsejándonos exhibirlo?

    LOS FABRICANTES DE TIRANTES.

    • Amoreno

      Siempre con acertados comentarios, querido Paco; Sr. Liso. Efectivamente, creemos y reiteramos en lo sutil, lo que se entreve, lo que se sabe, … Creo que un caballero distingue un buen corte, un buen género, etc. … sin necesidad de leer la etíqueta. Y lo más seguro es que tb. detecte si otro caballero porta los mencionados tirantes, los cuales tienen su uso y no creemos que sea que se vean.- Muchas Gracias D. Francisco Liso.-

      • Good pionts all around. Truly appreciated.

  • Thanks for shainrg. Your post is a useful contribution.

  • Luz

    Este horror ha sido localizado en la web de un individuo que se atreve a dar clases de estilo y ‘elegancia 2.0’. Alguien debería de presentar una denuncia: http://www.eleganciadospuntocero.com/2012/07/ideas-para-vestir-con-corbata-si-eres-muy-joven/comment-page-1/#comment-20524

    • Amoreno

      Muy buenas tardes, estimada Luz. Primeramente agradecerte que participes y leas nuestro -vuestro- blog, nos halaga. Además nos guastaría rogarte que los comentarios fueran todo lo respetuosos que podamos, dentro de la discrepancia lógica que tiene que haber porque no todo vale en el mundo de la moda!!!. Pero y más tratándose de un colega o compañero, debemos ser lo más delicados posibles. Podemos no estar de acuerdo, por supuesto que entendemos y compartimos tu punto de vista y hemos -creo- dejado claro cuál es nuestro estilo. Pero todo dentro de la máxima caballerosidad como nos corresponde como damas y caballeros que somos. Gracias y bienvenida a esta tu casa, querida Luz.

  • Gonzalo Olguín Estrada

    Hola, los felicito por tan excelente artículo, realmente no hay mucho que agregar, y posiblemente leí muy rápido los muy autorizados comentarios de quienes me preceden, caballeros y damas que participan de manera amable y aportan sus conocimientos y percepciones, valiosas sin duda.

    Las reglas que Ustedes detallan de forma tan amena, deben considerarse como “Reglas de Oro”, y en efecto, son como siempre digo, los “puntos finos” en el comportamiento del caballero, y quizá sólo podría sugerir algunas más que tal vez no se mencionan en las líneas anteriores, pero que aquí señalo:

    1.- Sentarse correctamente en cualquier lugar, salvo que se encuentre uno separado de las demás personas, aún recuerdo unas sabias palabras que llegué a escuchar: “hijo, aún cuando estés muy cansado, nunca pierdas el garbo”, y así es, siempre correcto.

    2.- Nunca bostezar cuando estamos en una reunión, y menos frente a una dama, prohibido, daremos la impresión que la plática nos fastidia, es mejor retirarse con cualquier pretexto.

    3.- Levantarse cuando llega una persona a quien esperamos, y con mayor razón frente a una dama, por supuesto.

    4.- Ceder el asiento a una mujer, siempre.

    5.- No chascar o tronar la boca al ingerir alimentos, eso es burdo, y tampoco hablar con alimento en la boca.

    6.- Muy actual, no ser esclavo del teléfono celular cuando estamos en la mesa, salvo que sea algo realmente urgente, ello dará la impresión que lo menos importante es la convivencia con los demás, si acaso, una llamada, no más.

    7.- Aunque sea más que aceptado, abstenerse de emitir frases en doble sentido frente a una dama, eso nunca debe ocurrir, la mujer merece todo respeto, ningún caballero que se precie de serlo, puede atreverse siquiera a insinuar algo de ese tipo, es imperdonable.

    8.- Tener siempre en cuenta que hay palabras mágicas, llaves que abren puertas, fáciles de emitir y que nada nos cuestan, son baratas, las traemos consigo siempre, con la que todo caballero contará en su léxico: “Por favor”, “Gracias”, Buenos días” y siempre una sonrisa amable, eso es infalible.

    Y así, hay muchas reglas del buen comportamiento, aunque el enfoque inicial es mezclado con el uso de la chaqueta, porque de nada sirve vestir como dandy si no sabemos comportarnos, éstas son sólo algunas que me llegan a la mente, pero los amigos de VP seguramente tienen en su repertorio de buenas costumbres muchas más.

    Nuevamente gracias Amoreno, cuántas buenas ideas y sugerencias nos dan en sus interesantes artículos, saludo cordial para todos desde México.

    • Amoreno

      Muchas gracias amigo Gonzalo nos han encantado los acertados puntos que nos has aportado. Muchas gracias por tan gran aportación que sin duda, y paulatinamente las seguiremos ampliando. No hay duda que te has ganado el más fiel seguidor VP de esta quincena y por tanto merecedor del pequeño agasajo que supone el libro de B. R. Guía de Estilo para el hombre a falta solo de 3 h. para que se cierre el plazo, ya que es materialmente imposible ampliar tu contribucción en estos quince días. Muchas gracias, muy amable y enhorabuena.

  • Ra

    Está muy bien que hagan un recordatorio por que a más de uno le vendrá bien saberlo y de paso aprenderlo!

    • Amoreno

      Muchas gracias estimada Ra, siempre lo hacemos desde el máximo respeto. Saludos cordiales, fiel amiga.

  • YELENA KONDAUROVA

    Buenas tardes. Yo acabo de ver por Internet Jornadas sobre el buen uso del espanol en el periodismo deportivo y en ese seminario muchos hombres se quitaron la chaqueta, mujeres estaban vestidas de la chaqueta con vaqueros, y cosas por el estilo.

    • Amoreno

      Tienes toda la razón y somos testigos de cotidianos procederes similares, en este nuestro pais. Mucho tenemos que mejorar y en eso estamos estimada Yelena. Muchas gracias por tu comentario y saludos cordiales,

  • german

    Cual es la regla de protocolo cuando un caballero maneja, todos los comentarios hablan de fiesta, oficina, intimidad. pero que hay de al manejar un auto.

    Al manejar puede sacarse la chaqueta? Con el cinturón y estar sentado en la butaca la chaqueta pierde su forma, pero la idea es no perder el estilo.
    Este concejo es para saber como se hace si pasamos a buscar a una mujer en auto. Que hacemos con la chaqueta al momento de manejar.

    Finalmente:
    Respecto a la Corbata y Cuello, en que momentos o circunstancias podemos soltar el botón del cuello y aflojar la corbata?

    • vestirseporlospies

      Estimado German, muchas gracias por tus consultas.
      Te comento: la chaqueta no debería sacarse “nunca”, y decir esto es lo mismo que nadie te vea. Es decir, en la intimidad de tu despacho o tu coche, solo a ti te afectará. Sin embargo, yo no lo recomiendo hacer nunca porque lo primero vestimos para nosotros mismos, pero para viajes largos y evitar que la chaqueta sufra en exceso o llegue a mi lugar hecha una pasa, podemos tener un cardigan de punto a mano para utilizarla mientras se maneja y dejar la blazer en una percha colgada del pasamanos.
      Respecto a soltar el botón del cuello y aflojar el nudo de la corbata, lo siento pero no tiene ningún pase. Tenemos que adquirir nuestras camisas primero por la medida de nuestro cuello, que se adapte a su contorno pero sin apretar. Que resulte cómodo para no tener la tentación que comentas en ningún momento. El nudo de la corbata tiene que estar en su punto, ni flojo ni apretado, siempre en contacto con el cuello de la camisa en todo su perimetro.
      Saludos cordiales y espero haberte sido de utilidad.