Derby noruego burdeos de Vidal Fernández

“Nada está nunca acabado, basta un poco de felicidad para que todo vuelva a empezar”; Émile Zola, escritor francés.

derby-blucher-noruegos-norway-vidal-fernandez-00

      Una colección nunca está acabada, solo mejora con cada nueva incorporación. Así le sucede al repertorio del calzado personal, pilar sobre el que se fundamenta nuestra imagen, cada nuevo par de zapatos solo es otro paso para enriquecerlo.

      La horma Derby en el patrón noruego era una pieza fundamental que me faltaba. Aunque dispongo de unos zapatos negros de este modelo Blucher en la versión plain (más simple), los cuales por cierto me acompañan desde hace casi dos décadas, entiendo que esta pieza que ahora presentamos es codiciada por cualquier amante del armario calzador.

      Recurrí a Vidal Fernández para encargárselos porque pocos zapateros artesanos existen en la actualidad en nuestra península tan capacitados como él para realizarlos.

      En esta ocasión además me ha gustado comprobar, una vez más, que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer. María Jesús, esposa de Vidal y gerente de la empresa, no iba a ser una excepción. Ella es una negociadora nata que dirige la firma con mano tan firme como amable, fue todo capacidad de servicio y disponibilidad para facilitarnos el pedido solicitado de manera exclusiva por nosotros.

      Precisamente ésta es una diferencia decisiva respecto con la mayoría de las firmas que existen en la actualidad. Vidal Fernández ofrece un servicio personalizado al gusto concreto de cada cliente, adaptando su extensa oferta al requerimiento puntual de cada cliente. No lo hizo porque nosotros fuéramos “especiales”, sino que es algo que hacen con todos sus clientes, y -ahora- éste modelo ya forma parte de su numerosa oferta según me confesaban ayer mismo.

      No les fue fácil encontrar la piel puesto que trabajan con el tono cordobán, más marrón, pero yo les requería uno rojizo y ellos lo consiguieron.

derby-blucher-noruegos-norway-vidal-fernandez-01

derby-blucher-noruegos-norway-vidal-fernandez-04

      Del zapato en concreto os comentaré en el siguiente artículo, mañana, sin embargo adelantaré que la piel que utiliza Vidal resulta tan genuina que desde la primera vez que uno los calza ya son un guante. Así como otras marcas de calzado con mucho marketing tuve que domarlos -e incluso tras semanas sin uso tengo que acomodarlos de nuevo a mi pie- los de Vidal son la comodidad personificada desde el principio.

      De la belleza del par hablan por si solas las fotografías, pero como siempre hay que ponerle un inconveniente para hacer honor a la verdad y porque la perfección no es posible: confieso que me hubiera gustado un punto más oscuro. Solo uno. Tanto en la piel de la pala como en la del borde de la suela (contorno visto conocido como canto) me hubiera gustado con un brochazo más del barniz final que se aplica para oscurecerlos. No otra piel, sino más oscuridad en ésta para que a la luz de un día claro no se hagan llamativos.

      Vidal no los apagó más por que siguiendo mis indicaciones se ajusto a unas fotos que le había remitido a modo de muestra. No hay ningún problema, porque estoy seguro que con el tiempo el propio calzado lo irá tomando y sino se los remitiré de nuevo para que los termine de oscurecer ese mínimo grado que ahora deseo.

      Cuando se hila tan fino es complicado atinar a la primera, y la luz del sol ejerce estas variaciones (ostensiblemente diferentes a lo largo del día y de las estaciones) que resultan decisivas en como influye sobre el tono final de un zapato determinado. Lo cual me agrada porque significa que requerimos de una serie de pruebas intermedias para el afinado y la satisfacción plena.

      Mayor exigencia con el resultado final es lo que nos hará mejores. De momento, como dice la frase del encabezamiento volvemos a empezar -disfrutando de cada instante- con la decisión de mejorar día tras día.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

[mc4wp_form]

  • Héctor

    Muchísimas felicidades, David.
    Me encantan los Derby noruegos, y en tono burdeos mucho más. Yo tengo unos, de una conocida marca, pero sin la costura anterior, y estoy encantado con ellos.
    En particular me gusta que los zapatos burdeos estén matizados más oscuros en las costuras.
    Espero que disfrute enormemente con ellos.
    Un abrazo.

    • vestirseporlospies

      Te quedo muy agradecido estimado Héctor por tu comentario.
      Efectivamente voy a remitir de nuevo a Vidal el calzado para que los remate y oscurezca una pizca. En casi negro la suela y algo más en las costuras.
      Saludos cordiales y otro abrazo para ti,

  • WILLIAM GALLARDO

    Acertada incursión, la sobriedad con el toque justo de simpleza, con el color indicado lo hace único….

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias William por tu valoración y recibe mi más cordial saludo.

  • Anonimo

    Muy acertada la elección del calzado, son muy bonitos y si aún encima son cómodos no se le puede pedir mas. No sé al natural pero desde luego a lo que veo no le cambiaría nada de color. Enhorabuena al creador y al que los va disfrutar. Un saludo.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado N. por tu comentario.
      La comodidad es su gran valor.
      Al final si que acabo de hablar con ellos para remitírselos y que los oscurezcan ese grado y pinten casi de negro el canto. Os comentaré en unas cuantas fechas como quedan finalmente, creo que me darán la posibilidad de usarlos más a menudo e incluso en situaciones algo más formales.
      Saludos cordiales,