Cronógrafo manufacturado de ALPINA modelo ALPINER 4 FULL BLACK FLYBACK

“Cinco minutos valen para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”, Mario Benedetti.

AL_PR_2016_AL-760BBG5FBAQ6

      La fortuna nos sonríe cuando nos alineamos con las oportunidades. En esta ocasión es la firma Alpina, fundada en 1883, la que nos pide que presentemos su nuevo modelo de reloj a nuestros lectores, y encantados nos hacemos eco de éste por ser una joya.

      El cronógrafo manufacturado Alpiner 4 Full Black Flyback ha sido realizado en su totalidad por la firma suiza desde su sede central ubicada en la ciudad de Ginebra. Y en su desarrollo se invirtieron un total de más 3 años de trabajo, desde su concepción hasta su materialización.

      Alpina está especializada en la realización de relojes para competición bajo condiciones climatológicas tan duras como las que se padecen en las cumbres de los Alpes.

      Su nuevo modelo está equipado con el calibre patentado AL-760, un mecanismo por el cual se consigue una precisión de fracciones de segundo. Predecesor del AL-710, el también conocido como engranaje “retorno o rattrapante‘, es una función inventada en la década de los años 30 del siglo pasado para que le fuera más fácil a los pilotos obtener la información del tiempo.

      En realidad este modelo que ahora presentamos, el Alpiner 4 (literalmente: totalmente negro y que vuela en la vuelta atrás) es una versión moderna y mejorada del primer modelo Alpina 4 creado en 1938 manteniendo su esencia artesanal.

      Este sistema no solo permite disfrutar de toda la información que ofrece un reloj, sino que innovó y simplificó el tiempo de retorno al volver el mecanismo a cero en la función de cronómetro. Sin alterar lo más mínimo la función horaria.

      De sus especificaciones técnicas podemos destacar que cuenta con una caja de acero inoxidable con revestimiento en PVD de 44 mm. de diámetro y cristal de zafiro. Es resistente a las rayaduras y a la humedad, soportando hasta una presión de 10 ATM ó 100 metros de inmersión.

      El número total de piezas del mecanismo asciende a 233. 96 de las cuales conforman el módulo del cronógrafo Flyback. Ofrece 38 horas de autonomía.

      Es la primera vez que presentamos un reloj de la firma Alpina, y a buen seguro que no será la última a juzgar su estilo e ingeniería. Tan afín con nuestro gusto y perfil.

      Si cinco minutos fuesen suficientes para soñar toda una vida, como afirma Mario Benedetti en la frase inicial, apenas unos pocos de esos segundos servirán para apreciar un reloj de ensueño. Éste es uno de ellos.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    En la foto es precioso y supongo que puesto debe de ser una joya. Es una maravilla, me encanta. No es un mal regalo para el día del padre. Que bonito es soñar je, je, je…..

    • vestirseporlospies

      Rondando los 5.000 euros no es reloj que esté al alcance de todos los bolsillos, máxime si se trata de un modelo deportivo. Pero como bien apuntas no es tener, es disfrutar…. y eso también se hace imaginando…
      No es necesario tener un Velázquez para disfrutar de la pintura pero nos puede provocar muchas sensaciones y, sobre todo, enseñar.
      Para mi de este tipo de relojes me interpela mucho. Que cientos de piezas diminutas convivan en un espacio tan reducido como un bombón, perfectamente acopladas y que sin fuerza externa que los accione consigan tal precisión…. toda una BELLA obra de ingeniería sin duda.
      Muchas gracias estimado por tu comentario y saludos cordiales,