Con un buen par… no es necesario -mucho- más. La importancia del mejor calzado.

Con un buen par… no es necesario -mucho- más. La importancia del mejor calzado.

“Únicamente con verdad no se escribe poesía, hay que persuadir”; José Hierro, poeta español.

Siempre he defendido los zapatos como el mejor pilar sobre el que cimentar nuestra elegancia. Por este motivo elegí el modelo picado de A&G en marrón chocolate para mi colección particular. Os sugiero, amables lectores, una selección de productos de esta noble firma a la que conocimos hace ya algunas fechas. Y lo hago, abiertamente, como si fuera la nuestra propia. Lo defiendo, precisamente, porque realizan una labor diferenciada y con gran esmero. A la altura de los parámetros de nuestras exigencias en calidad y estética. Están realizados de una forma artesanal, como se elabora desde hace siglos, con una línea tan exquisita como bello tono.

La excelencia en piel
Esta firma, perteneciente a los caballeros Oscar Aguirre y Álvaro Gross, utiliza las mejores pieles de anca potro, cordobán y vacuno procedentes de todo el mundo, para crear unas piezas únicas. Con dedicación a los pequeños detalles y una minuciosidad que, solo, el trabajo a artesano proporciona. Si bien introduce cierta maquinaria específica -para agujerear, pulir, coser, montar, etc.- en algunas etapas de la elaboración. Es con el único objetivo de aumentar la eficiencia y disminuir la penosidad laboral de algunas de las tareas. Que solo conseguirían, inútilmente, castigar las experimentadas manos del maestro artesano.

A pesar de contar con una gama de más de 50 modelos. En un principio me he decantado por defender los que entendemos más atemporales, refinados, básicos y clásicos, además de mis favoritos por su intemporalidad y eterna vigencia. Son los modelos Oxford y Derby en negro y marrón más oscuro.

Para mí, el modelo estrella es el Oxford “New Black” Full brogue, por ser el zapato más exquisito de la colección. Un precioso marrón, con tintes cercanos al rojizo a la luz natural. Puristamente hablando no se trata del marrón “chocolate negro” o denominado como el “nuevo negro” o “new black”, puesto que es ligeramente más claro. Viene con un agujereado total, lo que le caracteriza como mucho más exclusivo y especial. Con la piel labrada de John Lobb, la luz se refleja en un brillo único. Puede ser utilizado con un traje tono medio -o claro- y con un estilo casual. A mí me encanta usarlo, por ejemplo, con un sencillo jersey de pico, cualquier sábado por la mañana para tomar un café y leer la prensa. La primera capital gallega, Betanzos, es un gran entorno para ello.

Un placer para los sentidos
Mi experiencia personal, con este calzado, es que su olor a piel y la presencia de zapato de calidad son las primeras características que se aprecian, a simple vista. Su comodidad y suavidad en el uso son patentes, desde el comienzo. Y enseguida se hacen una segunda piel con el pie: su grado de adaptación es total. Viene, además, con una plantilla muy acolchada, lo que permite un apoyo –cómodo- del pie. El doble cosido de la vira es de gran calidad, así como todos los del forro interno y las dobles costuras exteriores. La línea es a la par estilizada y contenida: yo diría que con la justa medida.

Tiene un grosor en la piel que a buen seguro hará, al par, muy duradero. Confío que alcanzarán los lustros que tienen, los mejores que dispongo, en igual estado. Sin duda, una gran inversión. En cuanto a los detalles, no carece de ninguno. Pieza intermedia de goma en el tacón, refuerzo del encuentro de piezas, sellado seco del logo interior y exterior sobre una piel que, una vez presente predomina en el ambiente durante largo tiempo, incluso en las manos que lo tocan o cuando este ya no está presente. Cual perfume.

Solo un par de “peros”
Únicamente me gustaría dejar constancia de un par de observaciones, que no críticas sino hechos, sobre dos aspectos quizá mejorables:

  • Mí número es el 45, pero en este caso calzo el 46. Es el que se me adapta -perfectamente- para su utilización. Así que considero que talla pequeño y se hace necesario pedir un número más.
  • La presentación, aunque la caja sea de cartón y vengan envueltos en papel en su interior, de este precioso calzado no le hace justicia. Lo que sin duda reduce los costes  y seguro que forma parte de una noble estrategia. Además, se echan de menos otros suplementos como hormas, bolsas, cordones de repuesto o productos de limpieza. Como sería lo recomendable para estar a la altura de la excelente calidad de esta joya para nuestros pies.

En definitiva: es un gran zapato, de los mejores y más bellos que podemos disponer, a la altura de la calidad que defiendo y por esto cuenta con toda la garantía y respaldo de Vestirse por los Pies, desde el cual se comercializa en unas condiciones únicas y exclusivas para todos vosotros en Amoreno.

Muchas gracias y a vuestra disposición, buena suerte.

Fotografía: © Jose Manuel Salgado