Como niño con zapatos nuevos

“Lo maravilloso de la infancia es que cualquier cosa en ella es maravillosa”; Gilbert keith Chesterton, escritor inglés.calzado-vidal-fernandez-potenciamos-imagen-de-fimas-0000

Resulta muy sencillo y natural involucrarse con piezas refinadas. Es decir, cuando el artesano dispone del arte y la experiencia necesaria para modelar singulares diseños, sus creaciones resultan fáciles de integrar en nuestro vestuario. Solo resta disfrutarlos, y a esto nos entregamos.

En la firma toledana de Vidal Fernandez, de la que han salido calzados dirigidos hacia algunas de las mejores firmas francesas como, por ejemplo, Façonnable o Emling, escogí un modelo muy de sport: El mocasín de lazo en piel vuelta azul

¿Porqué? Pues porque es sobradamente conocido por todos los amantes del buen vestir, y siempre defendemos, que el mejor calzado debería acompañarnos en cualquier circunstancia. Tanto cuando vamos a cualquier lugar tan lúdico como por ejemplo: un paseo marítimo, la ribera del río o el casco antiguo de nuestra ciudad, o para aquellos lugares de nuestro día a día en el trabajo.calzado-vidal-fernandez-potenciamos-imagen-de-fimas-21¿Para cuándo? Motivado por mi adquisición elegí el Paraje Natural de las Dunas de Corrubedo, un hermoso paisaje abierto al Atlántico, para estrenar este modelo, porque los que sentimos que los zapatos son las joyas de nuestro vestuario, llevamos esta convicción hasta sus últimas consecuencias. Es decir, hasta en circunstancias tan relajadas como cuando vamos a la playa y tomamos contacto con el arenal, deberíamos cuidar este apartado.

A partir de ese momento, ya se impone descalzarse o cambiarlos por algún calzado apropiado como las célebres “menorquinas”, en el mejor de los casos. ¿Con que mejor calzado que un mocasín de este tipo podríamos acompañar a nuestro atuendo playero cuando finaliza nuestra jornada en el litoral marino para tomar una caña en el chiringuito más cercano?

Obviamente podríamos usarlo desde en este momento hasta en cualquier otro casual day para acompañar a una blazer y su pantalón de vestir conjunto. No obstante, nunca lo acompañaría con mayor seriedad.calzado-vidal-fernandez-potenciamos-imagen-de-fimas-00

Respecto al modelo: Imprescindible fijarse en este par de zapatos para observar que son imperfectamente bellos. Me explico: Ambos no son idénticos, así las piezas de refuerzo del talón son “casi” iguales pero si los miramos detenidamente podremos observar que no son ni parecidos, ya que al haber sido cortadas a mano y una a una por la cuchilla del maestro Vidal, éste plasmó su humana impronta. Así sucede con: su longitud, el refuerzo del contorno y el resto de piezas. Se trata del sello que no deja lugar a dudas; Se han “hecho a mano”.calzado-vidal-fernandez-potenciamos-imagen-de-fimas-23Su estilizada línea aerodinámica -de estilo parisino- es maravillosa. Su confortable comodidad y la suavidad de su piel hace que sea un placer no tener que utilizar calcetines en las situaciones de mayor calor, y que disfrutemos del contacto de su piel en la nuestra.

Por todo ello, no será el último par que “calcemos por los pies” de la marca Vidal Fernández. Y pasa a engrosar por méritos propios un lugar de uso en nuestro vestidor VP.

Muchas gracias y muy buena suerte,
Fotografía: © Jose Manuel Salgado

Zapato mocasín: Vidal Fernandez.
Pantalón bermudas: Tex Basic.
Camisa blanca: Purificación García.
Gafas de sol: Ray Ban