Cómo completar y renovar de manera económica nuestro vestuario

“En estrategia, es indispensable tener la sensibilidad para la oportunidad”; Jorge González Moore, escritor e ingeniero colombiano.

completar-armario-vestidor-wardrobe-closet-hombre-00

      La calidad nunca es cara. Adquirir un zapato negro Oxford en piel de vacuno que nos acompañe en perfecto estado durante lustros, incorporar un traje gris oscuro de tres piezas en tejido de alpaca con el que nos vestiremos décadas o hacernos con un abrigo azul marino hasta la rodilla de lana cashsmere que nos durará toda una vida resultan inversiones rentables. Por el contrario, lo barato saldrá caro.

      En cuanto a su importe; un traje que supere los dos mil euros de coste, unos zapatos de más de un millar o camisas de varios cientos no están al alcance de la mayoría. Lo que por otra parte no es ni mucho menos necesario. Coincidiremos en que unas cantidades razonables estarían comprendidas entre los 200 y los 450 euros para unos buenos zapatos, en torno a los 70 para las camisas y que los trajes que alcanzan los 800 € deberían tener una calidad más que considerable.

      No por ello quiero decir que no nos podamos permitir en algún momento la licencia de obsequiarnos, por ejemplo, con un traje hecho a nuestra medida y gusto por un sastre que arrancan en los 1400 €. Sin embargo, si todas las unidades nuestro vestuario las adquirimos de esta categoría (o superior) pronto se convertirá en un desembolso prohibitivo.

      Con todo, las prendas de nuestro armario deberían estar dentro de un mismo orden. Equilibradas. Con las que nos sintamos cómodos sin endeudarnos, pero tampoco siendo tacaños.

      Las normas que podríamos resumir son:

NUNCA SEGUIR LA MODA IMPERANTE
Nada es más caro, a parte de evidenciar falta de personalidad, que seguir la moda que marcan las firmas. La moda de un hombre es su estilo.

ZAMORA NO SE HIZO EN UNA HORA
Completar un vestidor lleva tiempo. Años. Tomémoslo con calma, disfrutemos del proceso y aprovechemos las oportunidades (rebajas, outlets, liquidaciones, regalos o ingresos extraordinarios).

NO SOLO COMPRES. ACTUALIZA Y ARREGLA
Aunque no sea una faceta que se prodigue en la actualidad, en su día fue pauta habitual. Si el diseño de una chaqueta, un abrigo u otra prenda conoció mejores momentos, llévala a tu costurera para que la ajuste y estilice a tus nuevos gustos.

      Valen más un par de zapatos de calidad reparados que unos nuevos de inferior condición.

CALIDAD NO CANTIDAD
Como el dinero nunca sobra no podemos permitirnos el lujo de fallar en las compras. Así que hemos de adquirir prendas por calidad y no por precio. Mejor poco y bueno que variedad de inferior calidad.

      A la ropa se la coge aprecio con el tiempo, y se olvida antes una factura elevada que una baja calidad.

BUSCA ASESORAMIENTO
No dudes en solicitar al dependiente o establecimiento que nos avise si aparece lo que buscamos, o que lo demanden (a grupos como INDITEX no le hace falta mucha insistencia, ya que siempre se adelantan).

EL DESCANSO Y MANTENIMIENTO PROLONGAN LA VIDA
Tampoco es aconsejable tener escasez de prendas porque se desgastan con rapidez si su uso es continuado. Alternar los zapatos cada día, por ejemplo, hace que su vida se prolongue. Las prendas necesitan descansar para retomar su forma original tras utilizarlas.

      Respecto al mantenimiento, un ejemplo es que el cepillado diario de las prendas evitará que la suciedad afee y ahogue las chaquetas y pantalones de lana.

BÁSICOS, BÁSICOS, BÁSICOS
Un vestidor se construye sobre una serie de prendas imprescindibles que se van ampliando.

      El ejemplo típico es la chaqueta azul, el pantalón gris, la camisa blanca y el calzado de cordones negro. A partir de los cuales empezaremos a sumar otras americanas más atrevidas, camisas de colores, rayas o cuadros y zapatos de todo tipo para intercambiar.

APROVECHA TODOS LOS RECURSOS
Si inviertes tiempo en la elección, ahorrarás dinero en la compra. Tiempo y dinero son ambos recursos, y usando más el primero acertarás y ahorrarás más del segundo. ¿Cuál vale más?

      Ser reflexivo y premeditado ayuda a no comprar por impulsos. La planificación de las futuras adquisiciones es imprescindible.

LOS ÁRBOLES NO DEJAN VER EL BOSQUE
Tirar una prenda es evitar tentaciones de vestirla. Si no usas alguna ropa, lo mejor es regalarla si está en condiciones de uso, o sino recíclala para trapos o como relleno de un saco de boxeo pero no guardes reliquias.

SOTA, CABALLO Y REY
Siempre de menos a más. Todo está inventado y mejorar lo que hay es complejo.

      De forma personal trato de asentar mi armario con básicos de calidad y según los voy logrando realizo escarceos en búsqueda de nuevos retos. Siempre con la convicción de Mario Benedetti: “La perfección es una pulida colección de errores”.

      Puedes recordar el listado de nuestros básicos a través de estos enlaces: Zapatos, trajes, chaquetas, calcetines, complementos, camisas, y pantalones.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo