Cómo completar y renovar de manera económica nuestro vestuario

“En estrategia, es indispensable tener la sensibilidad para la oportunidad”; Jorge González Moore, escritor e ingeniero colombiano.

completar-armario-vestidor-wardrobe-closet-hombre-00

      La calidad nunca es cara. Adquirir un zapato negro Oxford en piel de vacuno que nos acompañe en perfecto estado durante lustros, incorporar un traje gris oscuro de tres piezas en tejido de alpaca con el que nos vestiremos décadas o hacernos con un abrigo azul marino hasta la rodilla de lana cashsmere que nos durará toda una vida resultan inversiones rentables. Por el contrario, lo barato saldrá caro.

      En cuanto a su importe; un traje que supere los dos mil euros de coste, unos zapatos de más de un millar o camisas de varios cientos no están al alcance de la mayoría. Lo que por otra parte no es ni mucho menos necesario. Coincidiremos en que unas cantidades razonables estarían comprendidas entre los 200 y los 450 euros para unos buenos zapatos, en torno a los 70 para las camisas y que los trajes que alcanzan los 800 € deberían tener una calidad más que considerable.

      No por ello quiero decir que no nos podamos permitir en algún momento la licencia de obsequiarnos, por ejemplo, con un traje hecho a nuestra medida y gusto por un sastre que arrancan en los 1400 €. Sin embargo, si todas las unidades nuestro vestuario las adquirimos de esta categoría (o superior) pronto se convertirá en un desembolso prohibitivo.

      Con todo, las prendas de nuestro armario deberían estar dentro de un mismo orden. Equilibradas. Con las que nos sintamos cómodos sin endeudarnos, pero tampoco siendo tacaños.

      Las normas que podríamos resumir son:

NUNCA SEGUIR LA MODA IMPERANTE
Nada es más caro, a parte de evidenciar falta de personalidad, que seguir la moda que marcan las firmas. La moda de un hombre es su estilo.

ZAMORA NO SE HIZO EN UNA HORA
Completar un vestidor lleva tiempo. Años. Tomémoslo con calma, disfrutemos del proceso y aprovechemos las oportunidades (rebajas, outlets, liquidaciones, regalos o ingresos extraordinarios).

NO SOLO COMPRES. ACTUALIZA Y ARREGLA
Aunque no sea una faceta que se prodigue en la actualidad, en su día fue pauta habitual. Si el diseño de una chaqueta, un abrigo u otra prenda conoció mejores momentos, llévala a tu costurera para que la ajuste y estilice a tus nuevos gustos.

      Valen más un par de zapatos de calidad reparados que unos nuevos de inferior condición.

CALIDAD NO CANTIDAD
Como el dinero nunca sobra no podemos permitirnos el lujo de fallar en las compras. Así que hemos de adquirir prendas por calidad y no por precio. Mejor poco y bueno que variedad de inferior calidad.

      A la ropa se la coge aprecio con el tiempo, y se olvida antes una factura elevada que una baja calidad.

BUSCA ASESORAMIENTO
No dudes en solicitar al dependiente o establecimiento que nos avise si aparece lo que buscamos, o que lo demanden (a grupos como INDITEX no le hace falta mucha insistencia, ya que siempre se adelantan).

EL DESCANSO Y MANTENIMIENTO PROLONGAN LA VIDA
Tampoco es aconsejable tener escasez de prendas porque se desgastan con rapidez si su uso es continuado. Alternar los zapatos cada día, por ejemplo, hace que su vida se prolongue. Las prendas necesitan descansar para retomar su forma original tras utilizarlas.

      Respecto al mantenimiento, un ejemplo es que el cepillado diario de las prendas evitará que la suciedad afee y ahogue las chaquetas y pantalones de lana.

BÁSICOS, BÁSICOS, BÁSICOS
Un vestidor se construye sobre una serie de prendas imprescindibles que se van ampliando.

      El ejemplo típico es la chaqueta azul, el pantalón gris, la camisa blanca y el calzado de cordones negro. A partir de los cuales empezaremos a sumar otras americanas más atrevidas, camisas de colores, rayas o cuadros y zapatos de todo tipo para intercambiar.

APROVECHA TODOS LOS RECURSOS
Si inviertes tiempo en la elección, ahorrarás dinero en la compra. Tiempo y dinero son ambos recursos, y usando más el primero acertarás y ahorrarás más del segundo. ¿Cuál vale más?

      Ser reflexivo y premeditado ayuda a no comprar por impulsos. La planificación de las futuras adquisiciones es imprescindible.

LOS ÁRBOLES NO DEJAN VER EL BOSQUE
Tirar una prenda es evitar tentaciones de vestirla. Si no usas alguna ropa, lo mejor es regalarla si está en condiciones de uso, o sino recíclala para trapos o como relleno de un saco de boxeo pero no guardes reliquias.

SOTA, CABALLO Y REY
Siempre de menos a más. Todo está inventado y mejorar lo que hay es complejo.

      De forma personal trato de asentar mi armario con básicos de calidad y según los voy logrando realizo escarceos en búsqueda de nuevos retos. Siempre con la convicción de Mario Benedetti: “La perfección es una pulida colección de errores”.

      Puedes recordar el listado de nuestros básicos a través de estos enlaces: Zapatos, trajes, chaquetas, calcetines, complementos, camisas, y pantalones.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Juan

    Buenos días, apelo a su buen criterio en busca de consejo. Vinculado a esa renovación del vestuario a la que apela en este interesante artículo, le comento una situación bastante habitual. Estupendo traje gris marengo de dos piezas que, debido al paso del tiempo, deja en peor estado, hasta hacerlo inutilizable, el pantalón, mientras que la chaqueta sigue luciendo impecable varios años después. ¿Existe alguna posibilidad de combinar esa chaqueta de traje gris marengo, concebida para ser llevada con idéntico tinte de pantalón, con algún otro pantalón o es algo de pésimo gusto? Muchas gracias!

    • vestirseporlospies

      Muy buenos días, estimado Juan y gracias a ti por tu comentario.
      La cuestión que nos propones es algo con lo que todos nos encontramos con bastante frecuencia. Personalmente para que esto no me suceda, siempre que me es posible me hago dos pantalones con cada traje.
      En caso de no ser posible, o de los que ya tenemos: si es evidente que la chaqueta es de un traje queda bastante forzado (y por lo tanto no de buen gusto como bien apuntas) que lo combinemos con otros pantalones algo más relajados o de distinto tono.
      Sin embargo podemos actualizar la chaqueta con otros botones (metálicos, por ejemplo) para hacerla algo sport y por lo tanto susceptible de ser usado con otro tono de pantalón. Pero esta circunstancia es posible cuando el traje tiene un corte claramente informal, pues cuando éste es muy serio la diferencia se hace tan evidente que no se debe proceder de esta manera. Es una lástima pero los que más entienden aseguran que “es algo propio de la gente que no sabe vestirse”.
      Espero que te haya servido mi opinión y recibe mi más cordial saludo,
      PD. Por cierto, aunque no sea normal, es más aprovechable un pantalón de traje que la chaqueta, se nota y nos delata menos… 🙂

      • Eneko

        Impresionantes los vestidores de las fotos. Que dimensiones!!!

        • vestirseporlospies

          Gracias Eneko…. lo que debe de ser llenarlos con prendas con estilo 🙂
          Un cordial saludo y feliz día,

  • Carlos

    Muchas gracias por el artículo…

    • vestirseporlospies

      El agradecido soy yo estimado Carlos por contar con vuestro seguimiento…
      A tu disposición, recibe un cordial saludo.

  • Anonimo

    Una buena lección. Habrá que intentarlo pero como bien dices, lleva tiempo. Primero tendremos que hacer limpieza y a partir de ahí, comenzar. Gracias, por tus buenos consejos.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias a ti estimado amigo por tu participación… he de reconocer que la labor de tirar es algo que me sigue costando, pero que considero indispensable. Un abrazo,

  • Eladio Ruiz

    Estimado David, me alegro enormemente de leer este artículo suyo donde nos acerca a una elegancia posible en el mundo “real”. Me explico un poco mejor: como bien dice, muchos de nosotros no tenemos los recursos económicos para comprar trajes de 3000€ o camisas de 200€. Con este tipo de artículos le quitamos el sambenito de “estilo para ricos” y nos demuestra que es posible conseguirlo de una forma asequible. Espero esto anime a más personas a intentar su deseo de ser “elegante” y antes se sintieran intimidados por el coste. Enhorabuena por intentar acercar más este estilo de vestir (¿vida?) a la mayoría de la gente.

    Uno saludo cordial.

    • vestirseporlospies

      Querido Eladio gracias por tu comentario pero sobretodo por compartir al esencia del mismo. Lo ha entendido ud. de forma exacta.
      Efectivamente, creo y lo dije con anterioridad, es de todo punto de vista obsceno gastar cantidades abusivas en prendas de ropa. Las obras de arte son contadas y están solo a la altura de elite con una solvencia económica extraordinaria. Poco justificable por otra parte.
      La elegancia es interior y con muy poco se puede hacer mucho, sobre todo con otros recursos a nuestro alcance como la inteligencia, la educación, la preparación, el trabajo, el esfuerzo… etc. Yo no gastaría en una chaqueta 6000 €uros ni aunque me sobraran, por ejemplo. Pero si que invierto mi tiempo y todos los recursos a mi alcance para mostrar la mejor imagen posible.
      Un saludo muy cordial y felicidades por su suspicacia,

  • Juan Manuel P

    “NO SOLO COMPRES. ACTUALIZA Y ARREGLA” sacos, pantalones, etc etc la cantidad de ropa que mi sastre actualizó (desde una simple bermuda hasta casi rehacer unos pantalones de gabardina) es incontable, entallando, y reajustando, cuando hablas de CALIDAD, estas totalmente en lo cierto, no solo dura, sino que tambien nos da margen y cimientos para modificar.
    Excelente articulo como siempre,

    Saludos a todos desde BsAs
    Juan Manuel

    • vestirseporlospies

      Miles de gracias estimado Juan Manuel P por tu comentario y amabilidad, y un fuerte abrazo para Buenos Aires una de las ciudades más bellas y con hombres más elegantes del cono sur…
      Efectivamente, yo también hablaba desde la práctica, tengo a mi amiga y costurera Merche harta de entallarme y ajustarme las prendas 🙂
      Saludos cordiales para ambos,