Como completar el más elegante armario intemporal . 3ª Parte: Las chaquetas

“Practica lo que sabes y esto te ayudará a ver lo que todavía no sabes”; Rembrandt, pintor holandés.chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-11

    Continuando con nuestro vestidor, después de ver –su pilar fundamental- los zapatos y los trajes, le toca el turno a las chaquetas.

    La formalidad de esta prenda, acompañada de un pantalón de vestir, se sitúa a medio camino entre la seriedad de un traje y la relajación de los atuendos casual. Formados en su mayor parte por jerséis o cazadoras y un pantalón chino o vaquero.

    Como principal característica podemos destacar que la funcionalidad de la chaqueta es total, y está indicada para casi cualquier ocasión que se nos presente. Excepto aquellas que requieran un protocolo específico.

    Seguramente sea la prenda en la que más hombres coincidiremos en su uso, ya que siempre existirá un modelo idóneo para cada personalidad.

    También sirve para cualquier época del año, porque podemos completar este conjunto de chaqueta (y pantalón) con otra prenda de punto –jersey o cárdigan– entre ésta y la camisa en el caso del frío. Y cuando el calor aprieta, su frescura puede ser equiparable al de una camisa en el caso de optar por un fino lino.

    La chaqueta resulta muy cómoda de vestir y de poner al no necesitar pasarla por la cabeza. Favorece no desabotonársela –nunca- del todo, salvo la de hilera sencilla al sentarse (la cruzada ni aun así). Tampoco se deben llevar todos los botones pasados por el ojal y el inferior siempre suelto. Los de la manga, por supuesto, siempre todos abrochados.

    En cuanto a sus generalidades recordamos las ya conocidas por todos: su largo debe llegar hasta nuestros nudillos, los puños y cuello de la camisa tienen que sobresalir por fuera de ella en torno a unos 15 milímetros (ni más ni menos que lo que sobresale el obligado pañuelo de bolsillo cuando se coloca recto) y las dos aberturas laterales atrás (formando un faldón) suele ser lo más favorecedor, aunque pueden no existir ninguna o solo llevar una central.

    Los detalles particulares, como los tipos de bolsillos, el corte de las solapas y su encuentro con el cuello (llamado cran) son más específicos y los ampliaremos en un futuro. Sirva comentar, ahora, que sus posibilidades son tan amplias como variados son nuestros gustos, y su idoneidad vendrá determinada por la fisonomía y opinión de cada uno de nosotros.

    Estos son los principales tipos y los ordenaremos en función del protagonismo que deberían tener dentro de nuestro armario:

  • Una cruzada en azul marino es la más necesaria. Nos lo acaba de ratificar Bruce Boyer: “Es la primera prenda que recomiendo encargar a los jóvenes en una sastrería”. Que mejor postulado. Sin duda será la prenda que más utilizaremos y rentabilizaremos, por lo que debería ser de la mejor calidad. Aunque pueda ser también de cierre recto, la cruzada resulta más bella y “armada”.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-01

  • En segundo lugar, cualquier chaqueta en tejido de tweed. Casi todos los variadísimos modelos valdrían porque son especialmente acertados y hasta podremos disponer de una gran cantidad de ellos sin dar la sensación de repetir. La diferencia -por ejemplo- entre un Donegal y un Houndstooth es muy evidente.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-02

  • Una chaqueta de lino para el verano. El lino es al verano lo que el tejido anterior es al invierno. Su sensación térmica es tan fresca que parecerá que no la llevemos puesta y cualquier color valdrá, aunque le favorecen particularmente los tonos más claros.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-03

  • El llamativo estampado del marco de ventana, window pane, sería muy aconsejable para alternar con las más comunes de colores lisos. Cuando necesitamos de varias unidades de chaquetas para nuestro vestidor es conveniente alternar la monotonía de las sólidas con alguna de dibujos. Así como la raya vertical favorece más al traje, yo me inclinaría por el cuadrado para la chaqueta.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-04

  • Una blazer de algodón, o mezcla de lana y seda, en un color claro. Para el cálido entretiempo y más asequible que las de lino son este tipo de chaquetas o su variedad en el arrugado y característico tipo “seersucker.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-05

  • Nuestro genuino patrón tipo Conde de Teba. Su belleza es evidente y es una lástima observar, como le sucede a nuestro vino o aceite por citar algunos ejemplos, que son los foráneos los que mejor “la venden”. El caso de la promoción que hace la casa The Armoury de esta chaqueta lo pone de evidencia. Quiero dejar constancia que podría ser sustituida por otro tipo como la austriaca, que también es muy acertada.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-06

  • Alguna en tejido aterciopelado. Aunque este tejido es propio de la noche, del frío y de ocasiones de cierta formalidad será un acierto al completar nuestras preferencias, cuando tenemos suficientemente pertrechado nuestro armario, como una de las últimas opciones.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-07

  • El cardigan, aunque cada vez resulte más complicado encontrarla en su versión más básica, la fina chaqueta de punto coincidiremos que es un básico.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-08

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-09

  • Una frivolidad para consagrarnos sería la chaqueta para fumar o bata de esmoquín. Es cierto que no solo estas nueve anteriores, sino muchas más tendríamos que tener para poder permitirnos una de este tipo, pero si fuéramos capaces de ello rozaríamos el cielo con los dedos si la acompañamos con unas slippers para disfrutar de la mejor lectura dentro de la intimidad de nuestro hogar.

chaqueta-blazer-americana-hombre-basica-imprescindible-10

Este podría ser también el orden de sucesión para nuestras compras, para ir completando nuestro armario paso a paso y disfrutando de cada adquisición. Aunque la mayoría de los colores que hemos presentado son en gama de azules, otros podrían ser tan acertados como el caso de los marrones, grises o algunos granates (que combinan francamente bien).

Solo me queda ahondar una vez más en la certeza que valdrá más tener una prenda de buena calidad que muchas de dudosa.

Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

 (Imágenes portada propiedad de MAN 1924)

[mc4wp_form]

  • Pepe Bublitz

    En el armario de todo buen caballero que se aprecie de tal, no puede faltar un clásico como el Navy Blazer, considerando que es de la prendas de vestir mas combinables… a mi parecer, por cierto. Slds. desde Chile.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado Pepe por tu comentario, muchos somos los que coincidimos en tu apreciación.
      Saludos cordiales para ti y a todo nuestro querido Chile.

  • vestirseporlospies

    Otro para ti estimado James.

  • vestirseporlospies

    Gracias James, y saludos cordiales,