Combinaciones casual otoñales

“Usted puede escuchar lo que la gente dice. Pero será mucho más eficaz si se escucha lo que la gente hace”; Seth Godin, escritor estadounidense.

propuestas-vestuario-hombre-otoño-casual-00

      Resulta complicado presentar una imagen impecable utilizando ropa casual; pero no imposible. Cómo actualmente es la ropa que utilizamos a diario la mayoría de la población, prescindiendo o no de la corbata, y es donde nos jugamos gran parte de nuestro estilo debemos centrarnos en ella.

      Aplican los mismos términos de ajuste, calidad y discreción que en las prendas formales. Amén de su pulcra limpieza y planchado. Aunque lo cierto es que cuentan con la ventaja de que el tejido se acomoda mejor al cuerpo pero la desventaja de que resulta difícil que sea de nuestra medida exacta.

      De cara al otoño podemos elegir entre variadas opciones para el torso. Una chaqueta de cualquier tweed (o lana) o una chaqueta de punto grueso con solapas siempre resultarán adecuadas si solo vamos a acompañarnos de una camisa de algodón en el interior. Otras variantes acertadas, dependiendo si el modelo en particular resulta discreto, son las chaquetas del tipo sahariana o las cazadoras de (piel vuelta o lisa).

      Hay un modelo especialmente interesante que es la sobre camisa de punto. A medio camino entre una camisa guayabera de manga larga y un ligero tres cuartos me parece muy afortunada además de cómoda.

      Si las chaquetas no son del suficiente grosor, será necesario acompañarnos en su interior por un jersey de cuello vuelto, un chaleco, un fino cárdigan o un sencillo jersey con pico en V. Seguro que un ligero fular cerrando en el cuello completa el conjunto de una manera elegante y agradable.

      Con todo, las tres piezas parecen necesarias cuando nos encontremos dentro de un local y nos queramos desprender de la prenda superior porque las calefacciones aún no están operativas y sentiremos frío. Además, quedarmos en mangas de camisa casi nunca es un acierto.

      Sigo apostando por las chaquetas de punto frente a los jerseys, los botones naturales antes que las frías cremalleras de metal y prefiero los modelos sencillos y lisos frente a cualquier adorno o mezcla de colores para las prendas de punto. Aunque dentro de este estilo la diversidad sea máxima, y la discreción una excepción.

      Para los pantalones cobra protagonismo la lana de entretiempo -o mezcla con algodón- y la pana.

      En cuanto al calzado nada como unos zapatos de cordones full brogue de piel vuelta. ¿Las botas de media caña? Por supuesto.

      A las prendas casual se las suele otorgar menor importancia dentro del armario por ser calificadas como de usar y tirar. De batalla. Craso error porque si son de calidad, al ser muy fáciles de rotar pueden llegar a durar mucho tiempo a nuestro lado si las utilizamos y preservamos de la manera adecuada.

      Estas prendas suelen estar realizadas con lana cashmere, en las mejores oportunidades, o sus diferentes mezclas con otras como la vicuña o la oveja merina. Lo aconsejable es evitar los acrílicos y el poliéster y en general todos los géneros artificiales.

      Firmas como N. Peal o Gran Sasso tienen una gran reputación. Sin embargo en cualquier comercio -y teniendo la precaución de fijarnos en la procedencia de la materia prima con la que están realizadas en la etiqueta- podemos encontrarnos con prendas que nos aporten elegancia y estilo a partes iguales.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

propuestas-vestuario-hombre-otoño-casual-31

[mc4wp_form]

  • Ayrton González Ibargüen

    Genial como de costumbre, aunque por aquí la estación sea exactamente la contraria.
    A mí las chaquetas de punto y los jerseys me gustan por igual, y comparto la observación, tampoco me gustan las cremalleras… Lo malo de ambas es que actualmente es difícil encontrarlas sin ningún diseño, nada como las de color entero.
    Qué bellos los zapatos de la última imagen, yo he pensado en comprarme unos parecidos (ya que no son muy caros), pero la verdad los cuidados que necesitan me desesperan… tal vez lo haga pronto.
    Por cierto, curioso el ‘nudo’ de bufanda de la primera imagen, ¿alguna idea de cómo hacerlo?

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias por tu comentario, estimado Ayrton y feliz fin de semana.
      Las estaciones de primavera y otoño tienen algunos puntos en común… el tejido y algunas prendas; aunque los colores sean muy diferentes.
      Para los zapatos de gamuza te recomiendo un cepillo de doble tipo de cerdas una para la limpieza más exhaustiva y otra para acabado casi en seco vale para que queden como nuevos (te adjunto imagen). Algún producto natural acabará por lustrados pero lo mejor es utilizar solo agua -quizá un poco enjabonada- y quitar el exceso con un trapo seco y limpio.
      El nudo es muy sencillo un doble pasado pero luce mucho por lo vaporoso del tejido…
      Saludos cordiales,
      https://uploads.disquscdn.com/images/f92a80bed7778130a2d9fd8a5fe0e6d03f76900f8ea2f40b5625bbf72b01d68f.jpg

  • DJR

    Estimado David:
    ¡Ojala veamos pronto el otoño y podamos lucir sus prendas! Pero por el Sur vamos a acabar llevando “traje con chanclas” y es que con 20 grados de noche y 30 de día no se te ocurre ni acercarte al armario de donde, obviamente, no ha salido aún ni una sola de las prendas de la temporada. Aún así te agradezco que nos vayas dando indicaciones por si algún día refresca. Lo de las cremalleras lo comparto con vosotros, donde se ponga un botón no se pone en ninguna cremallera. Buenos y sencillos conjuntos para ir cogiendo ideas. ¡Un cordial saludo!

    • vestirseporlospies

      Muy buenos días, estimado Juan:

      Muchas gracias por tu comentario… nos das algo de, sana, envidia. Por aquí a las temperaturas ya les cuesta llegar a esos 20 grados que disfrutáis por las noches en el bonito Sur de España, pero en cuanto se comienza a ocultar el sol como poco una fina chaqueta de punto hace falta para no acatarrarse 🙂

      Es claro que la elegancia no puede ser entendida ni en todos los contextos (geográficos, profesionales o de posición) de igual manera.

      Saludos cordiales,