COCUAN. Artesanía en piel.

“Lo importante no es llegar, sino ir”; Robert Louis Stevenson (1850-1894), escritor escocés.

cocuan-handcrafted-leather-barcelona-artesania-cuero-00

      Deberíamos confiar en lo que queremos hacer; y trabajar por ello con alegría. Cada día. La crisis económica que estamos padeciendo ha propiciado la proliferación de “emprendedores”. Perfil profesional con el que me identifico, si bien de forma personal prefiero denominarlo buscador o inconformista.

      El libro ¿Quién se ha llevado mi queso? (1998) de Spencer Johnson lo describió antes de que la burbuja inmobiliaria nos explotara en la cara. Fuera de la zona de confort que nos toca vivir, la manera de afrontarla se diversifica.

      Luis Roldán, impulsor de la firma COCUAN, trabaja como diseñador gráfico. Profesión a la que se dedica durante la jornada laboral. Sin embargo, saturado de tanta tecnología su interior le demanda trabajar con las manos. Por eso, además, ejerce como artesano creando un producto, bespoke, en cuero a la medida y gusto de cada cliente.

      Un buen día, hace ya cinco años, Roldán tuvo la necesidad de adquirir una cartera con un diseño concreto. Como no la encontró decidió hacérsela el mismo para recordar los tiempos en los que ayudaba a su padre, de oficio carpintero. A partir de ahí, animado por la creciente demanda que de estos productos tenía entre sus cercanos y amigos, lanzó su marca.

      Luis solo utiliza cuero natural de vacuno en plena flor con curtido vegetal. Piel verdadera de grano completo o entero (full grain leather). Siguiendo la antigua tradición de los artesanos realiza el cosido con agujeros perforados a mano -uno a uno- y cosidos con hilo de lino encerado. Tan solo se apoya en remaches de latón envejecido para los cierres.

      Son materiales que se identifican con el estilo de su producto. Sencillo y práctico.

      Contactó conmigo hace cuatro meses y nos pusimos a trabajar juntos. Le pedí una cartera a medio camino entre mi cartera de mano y el maletín porta documentos, y realizó un patrón sobre él que diseñamos un definitivo que presentaremos en el siguiente artículo.

      Cada vez se valorará más a estas pequeñas firmas que realizan un producto ajustado a nuestra demanda, con arte, en detrimento de las firmas consagradas que se valen de éstos para sus creaciones.

      De todas formas, los imprescindibles luchan todos los días, dijo Bertolt Brecht. A todas horas… Y si el libro del queso no daba las claves sobre cómo conseguir alcanzar el objetivo, él de La buena suerte (2004) de Álex Rovira es toda una rosa de los vientos que guía el camino. Tiempo al tiempo y lo seguiremos contando.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

Si deseas recibir de forma cómoda nuestras publicaciones, déjanos tu e-mail de contacto y te haremos llegar -periódicamente- una actualización con nuestros últimos artículos. Estamos a tu disposición. Muchas gracias y buena suerte

O consulta todos nuestros artículos desde la página de archivo