Chaquetas de Vanni; curvas únicas

“A 273 kilómetros por hora te sales en una curva, pero a 271 kilómetros por hora te pasa el segundo”; Ayrton Senna.

      Luego siempre hay que ir al limite, a 272 km/h. Hoy en día, para seducir al cliente hay que ser realmente bueno. La oferta es enorme y su difusión universal, por lo que los esfuerzos deben dirigirse a una especialidad en concreto ejecutándola de forma inimitable. De otra manera resultará imposible llegar primero.

      Propuestas genuinas surgen en contadas oportunidades. Aunque haberlas hailas, y muchas llegan del Lejano Oriente. Un par de ejemplos destacables son los zapatos del maestro Masaru Okuyama o las chaquetas de la sastrería surcoreana Vanni. Cuya fundación data de 1978.

      Seok-Ho Lee y Chang-Soo Kim son los sastres que cortan las sensacionales curvas en sus chaquetas.

      Un recta une dos puntos por el camino más corto, y único, luego es fácil de realizar con la ayuda de una regla. De modo contrario, trazar una curva se trata más bien un arte que de una técnica. Con infinitas posibilidades.

      Cada chaqueta de Vanni tiene una firma indeleble en el vuelo de su solapa. Además, la curvatura del costadillo y de la manga armonizan a la perfección con ella. La tres son continuas. Dos curvas distintas unidas en el mismo tramo de costura, no dan siempre como resultado una ondulación estética.

      Me atrae de manera especial el estilo de sus chaquetas. No así del resto de sus prendas, abrigos o pantalones, en los que no he observado semejante destreza.

      En este campo sartorial, como en todos ya que cada vez somos más, resulta complejo distinguirse. Tiene que ser a base de perfeccionamiento en aquello que se es diestro y hacerlo mejor a cada nuevo intento. Vanni viene haciéndolo en gran variedad de tejidos utilizados: lino, franela, tweed, cashmere

      Ellos mismos, Seok-Ho y Chang-Soo hablan de línea italiana (florentina o napolitana), aunque en mi opinión es korena. Del sur y de la buena. Punto.

      La chaqueta de Vanni es de esas prendas que lucen por igual en el cuerpo de su afortunado poseedor, que como decoración de interiores sobre un maniquí.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado


[mc4wp_form]

  • RayasyCuadros En Vivo

    Es muy interesante pero me gustó más el artículo que publicaron el año pasado en Sin Abrochar, ¡os lo recomiendo!

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias, querido Rayas y Cuadros, por tu comentario. Le echaremos un vistazo. Saludos cordiales,

  • Leo

    Buenos días, querido David:
    Con tu permiso, voy a mencionar a el Aristócrata. Así en la misma pantalla aparecerán los cuatro blogs que suelo seguir. Los lectores somos un poco promiscuos, ja, ja, ja!
    Entiendo que debe ser muy difícil hacer que una prenda se distinga de las de la competencia. Puedes hacerlo innovando (solapas de smoking, como vimos hace unos días) o puede ser afinando al máximo (las curvas de Vanni).
    Es importante pensar en estas cosas porque si no, vestiríamos todos iguales, como automátas, o llevando las prendas más o mejor comercializadas por las grandes “empresas”.
    Un cordial saludo y feliz fin de semana.

    • vestirseporlospies

      Feliz día también para ti querido Leo:

      Claro que si, puedes mencionar a quien sea con la educación que te caracteriza. De hecho yo sigo a más de medio centenar de blogs cada día 😉

      De forma personal creo que quien me hará bueno a mi son dos: mis lectores exigiendo y mi competencia con calidad… cual Federer-Nadal. Cuanto mejor es uno más se superará el otro.

      Buen fin de semana también para ti mi estimado amigo Leo y un fuerte abrazo.

      PD.Muchas gracias por tu fidelidad… (la promiscuidad en estos casos es muy sana JAJAJAJA)

  • Manuel Peña Torres

    Buenas tardes, integrantes del foro. Desearía hacer, desde la óptica del usuario entusiasta y aplicado más que del conocedor profundo del noble oficio del diseño que tanto me fascina, una pregunta quizás un tanto ingenua:
    Vaya por delante mi arrobo ante la visión de semejantes obras de arte que, más que de vestirlas, dan ganas de mirarlas durante horas… cualquier delineante las firmaría ¡algunas son casi perfectas! Las curvas son ciertamente estilizadas, más aún, resultan audaces incluso dentro de lo audaz que ya de por sí es la tendencia general actual de ajustar el traje al cuerpo. Con respecto a una cintura ajustada, mi estructura robusta en hombros y espalda por años de deporte y de gimnasio hace que en “prêt à porter” siempre me sobren dos tallas de cintura si quiero llevar el ancho correcto de hombros en la chaqueta. Es por ello que llama positivamente mi atención el entallado de las cinturas. Me pregunto ¿cuánto se pueden llegar a alargar la pechera y el “vuelo” de la parte delantera de la chaqueta sin llegar a provocar desproporción con respecto a lo ajustado del corte del talle si el usuario tiene un estómago más generoso? ¿cabría la solución extrema de llevar sin más la chaqueta desabrochada? ¿Es este enfoque tan particular a la hora de trabajar en “bespoke” sólo apto para “Adonis”?

    • vestirseporlospies

      Muy buenas tardes, querido Manuel:

      Trabajé durante 15 años con planos ejecutados por delineantes experimentados como Director de Obras y me quedé fascinado con estas curvas que más parece realizadas con el AutoCad que con la tijera. Si bien es cierto reconocer que buen seguro que no hay photoshop pero el mérito está -efectivamente como apuntas- cuando en vez de sobre el maniquí se vea sobre el cuerpo de cualquiera de nosotros.

      Mi opinión a tu consulta es que depende mucho del sastre que te realice la chaqueta y de las pruebas y el empeño que ponga en su ejecución. En mi caso mis hombros son altos pero algo estrechos y cuento con cierta barriga alta y un pecho algo metido para dentro… quiero decir que en el centro -a la altura del esternón- es la mayor dificultad… Con lo que cuando nos toman medidas estos detalles tienen que ser tomados en cuenta para que cuando la chaqueta esté abotonada -siempre- siente y se apoye correctamente en todo nuestro torso. El sastre sabe como hacerlo, yo no, pero si que puedo apuntar que a parte de la tijera es importante como se cosa. El tejido también ayuda.

      No creo que sea cuestión de extremos, el entalle debe ser obligatorio para cada figura. Aunque cada chaqueta luego tendrá la imagen correspondiente. Cualquier cuerpo por deforme que sea, según las pautas griegas, es factible de vestir como a un pincel… al menos de mejorarlo. De hecho me consta que a los “cachas” los sastres se las ven y desean para vestirlos… lo mejor es un tanto normal.

      Una prenda de calidad, ha de disimular nuestros defectos y potenciar nuestras virtudes.

      Saludos cordiales,