Chaquetas azules

“Diseño para la gente real. Pienso en nuestros compradores todo el tiempo. No hay virtud ninguna en crear ropas o accesorios que no son prácticos”; Giorgio Armani.

chaqueta-azul-blazer-basico-00

      Lo primero antes. Como siempre resulta aconsejable empezar por el principio, a la hora de completar cualquier vestidor masculino que se precie, una de las prendas que nunca deberían faltar es la blazer.

      Esta prenda es tan válida para el verano como para el invierno, otoño o primavera; durante el día o la noche, para una situación sobria o distendida…. Su versatilidad la hace única.

      Heráclito dijo “no te bañaras dos veces en el mismo río”. Porque ni nosotros ni el río seremos iguales. Hace cuatro años que vimos por primera vez este artículo básico de nuestro vestuario, y hoy sigo pensando parecido aunque vamos incorporado conceptos más madurados. Vamos con ellos.

      Su tejido bien puede ser de lino, algodón o lana (alpaca, cashmere, mohair, vicuña…) cualquier hilo virgen y de calidad vale. En equilibrio con el resto del conjunto, las realizadas con lana no deberían mezclarse con el lino en otras prendas y viceversa. El algodón dependiendo de su gramaje resulta un comodín.

      Malo será el color del pantalón que no le caiga bien a la americana por excelencia. Aunque de forma personal me quedo con el blanco para el calor, el gris cuando hace frío y el tono toffee para siempre.

      Si es de hilera cruzada no prescindir de la corbata me parece un detalle elegante.

      Las camisas ya sabemos que siempre son mucho más agradecidas claras. Azules o blancas, principalmente, y en contadas ocasiones amarillas, grises o rosas. Las oscuras, dicho sea de paso, no las veo ni para ésta ni para ninguna otra oportunidad.

      En cuanto al calzado, cuanto más armada sea la chaqueta combinará de manera más forzada con los mocasines, y si el zapato es de cordones -también- va a agradecer que se le acompañe con una corbata.

      De todas las formas, lo más importante es como se ajuste la chaqueta a nuestro cuerpo. Como nos caiga. La calidad en el corte, sumada a la de la tela, resultan decisivas; el resto es complementario y subjetivo.

      Cuál árbol que no deja ver el bosque, en ocasiones nos ofuscamos en buscar la cuadratura del círculo con tejidos de estampados imposibles. Sin reparar en que tenemos delante de nosotros una prenda difícil de superar: la chaqueta azul lisa.

      Una prenda como la americana azul marina es de esas cosas que cuentan una historia (la de tu vida).

      Si algo define a la chaqueta marinera son sus botones metálicos. De tener la oportunidad, nunca tiraría los botones de las prendas muy antiguas. Las reciclaría pues cada vez resulta más complicado encontrar bellas botonaduras, y seguro que en cualquier momento nos sirven para mejorar una chaqueta.

      De prescindir de un traje la siguiente prenda en formalidad será esta. Y cuando nos encontremos con una borrachera de colorines… si optamos por este clásico intemporal nos valdrá como un retorno hacia el origen del buen gusto.

      La camisa, blanca; el zapato, negro; … y la chaqueta azul. Juntos o separados. Será complicado que -algún día- sean superados.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Lonso RC.

    Ciertamente, querido David:

    La chaqueta blazier, llamada muchas veces popularmente “americana”, es quizá la prenda básica, junto con el pantalón gris y la camisa blanca o celeste clara, que todo hombre debería tener en su fondo de armario. Me atrevería a comentar que incluso antes del traje oscuro, debería encontrarse el blazier.
    En mi ciudad, Sevilla (ruego que se me permita el proselitismo de mi ciudad, pero si uno no lo hace de donde nació…) desde muy temprana edad, los muchachos aprenden a convivir con esta versátil prenda. Ello se debe, en gran parte, al papel determinante que juegan las fiestas y tradiciones de la ciudad (principalmente la Semana Santa) en la vida del sevillano. Es un gusto ver cómo chavales con apenas 10, 11 ó 12 años pasean por la ciudad con la elegancia de un blazier, unos pantalones de vestir en tonos oscuros y una corbata de color vivo (pues para ello somos una de las ciudades con más sol, con más luz) que, aún siendo por lo general de generosa viveza, no suelen resultar rechinantes ni a la vista ni al buen gusto. Ojalá nunca se pierda esta elegancia casi heredada de mi tierra y mis paisanos, al igual que espero que nunca caiga en el olvido el blazier, ese viejo y leal amigo que en el fondo del armario casi siempre nos ayudará a no fracasar.

    Gracias por permitirme, una vez más, comentar su blog. Me encanta y aprendo mucho de muchísimas cosas, no sólo de moda masculina.

    Con mi afecto:

    Alonso,

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias a ti, querido Alonso por tu amable -y docto- comentario. Siempre es un placer contar con vuestra aportación desde la experiencia personal y el conocimiento. Los que verdaderamente aportáis valor al blog.
      Que duda cabe que en estos tiempos es mucho más socorrida y factible de usar una chaqueta “de vestir” que un traje. Lo comparto.
      Por supuesto que nos agrada que hables de la -probablemente- segunda ciudad más bonita de España después de Oviedo (risas….). Y es que nuestro país no tendrá muchas otras cosas, pero ciudades (y mujeres) bellas… para aburrir. De hecho no quedan muchas feas, porque por ejemplo Avilés o Bilbao -que lo eran-… las están lavando la cara.
      Me encanta tu ciudad desde siempre, de hecho al terminar mis estudios universitarios solo remitía CV a las empresas sevillanas para irme a vivir allí una temporada…. (lo prometo :-)) Al final me tiraron las Rías Altas.
      La capital sevillana siempre ha sido una referencia de la máxima elegancia ibérica, y a pesar de los rigores del verano mantenéis una imagen -por lo general- digna de todo reconocimiento y mención. Felicidades. La imagen de los caballeros (y damas) durante la Feria de Abril, Semana Santa u otros acontecimientos sociales similares son palabras mayores…
      Recibe nuestro más cordial saludo y un fuerte abrazo,

  • Leo

    Estimado David:
    Es imposible no estar de acuerdo con lo dicho. Y coincido también en que es una prenda que nos acompaña toda la vida.
    No recuerdo qué ropa me puse antesdeayer, pero sí recuerdo perfectamente que la primera vez que me vestí “formalmente” (para una boda) fue con una blazer cruzada, unos pantalones burdeos, camisa blanca y unos oxford negros. De la corbata no hablo, porque era la época en que Carrascal presentaba los telediarios en Antena 3 y yo era un adolescente muy influenciable, así que mejor me callo.
    Recuerdo que era cruzada, de botones dorados y con aspecto envejecidos. Desde entonces siempre he tenido una en el armario. Cruzada, de hilera sencilla, de pana… Es una prenda con la que siempre aciertas.
    Por cierto, la última vez que me puse una (combinada con pantalón blanco) fue el sábado pasado en una primera comunión en el barrio sevillano de Pino Montano , donde tengo familia. Así que un cordial saludo a Alonso, con el que por supuesto comparto opinión.
    Un fuerte abrazo a ambos.

    • vestirseporlospies

      Que bueno querido Leo… miles de gracias por tu comentario y buenas tardes.
      Me encanta que compartas con nosotros tu vivido pasado… todos tenemos uno, y no siempre estuvimos tan documentados…. jajaja.
      Lo que es cierto es que desde la tierna infancia los que hasta esta página (y otras similares) llegamos, tuvimos inquietudes y miras hacia donde tender. Otra cosa es que ciertas lecciones lleva tiempo aprenderlas… y solo se consigue con los años.
      El pantalón burdeos creo que es otro de los más acertados para acompañar al azul marino de hecho recurrí a unos parecidos -rojos- el pasado año aprovechando que la chaqueta de Roberto Basanta tenía unas ligeras rayas de ese tono (https://vestirseporlospies.es/los-benditos-pantalones-rojos/). Ya demostrabas tener buen estilo desde entonces, felicidades Leo…. el tema de las corbata de nuestra infancia y juventud siempre es un tema que mejor es no mencionar 😉 todos hemos patinado ahí… 🙂
      Otro abrazo para ti estimado Leo y feliz final de semana,

  • JAVIER

    Coincido plenamente con vuestros comentarios, la chaqueta azul, en todas sus versiones,es un seguro cuando te acechan las dudas.
    Reconozco que aún tengo ciertos reparos a combinarla con un pantalón blanco,que espero ir superando con el tiempo : ) y con la ayuda de este magnífico blog. Muy buena idea la de recuperar los botones de antiguas chaquetas.Preciosa ciudad Sevilla y grandioso su Corpus Christi.
    Saludos afectuosos
    .

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias apreciado Javier por tu comentario, y buenas tardes.
      Tu amable calificativo nos ayuda a realizar nuestra tarea con mayor motivación… gracias.
      Me parece lógico que sientas reparos con el pantalón blanco pues el contraste es grande, quizá cuanto más clarea el azul más natural se hará esa combinación y por ello más natural.
      Recuerdo por ello una propuesta de hace un año con un azul muy claro la cual ayudaba al encuentro de ambos colores: https://vestirseporlospies.es/conjunto-casual-de-chaqueta-con-pantalon-y-complementos-3a-parte/
      Otro cordial saludo para ti,

  • JAVIER

    De nuevo,gracias por el acertado consejo.

    • vestirseporlospies

      Un placer, Javier, y a vuestra disposición.

  • Juan Manuel P

    Gran artículo David!

    leyendo mas vi que “La aparición del blazer se debe al Capitán de la fragata Británica H.M.S. Blazer quien en 1837 vistió a sus marineros con una chaqueta azul marino oscura cruzada con botones dorados para recibir la visita de la Reina Victoria. Fue tanto el entusiasmo que la Reina mostró al ver esta chaqueta que se popularizó rápidamente entre los marineros de la época.”

    Saludos para todos desde BsAs
    PD: te debo las fotos del chaleco! 😉

    Juan Manuel

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado Juan Manuel por tu valoración pero sobretodo por tu participación.
      Esperamos pues, por esas fotos de tu chaleco. Será un placer el disfrutarlas.
      Un abrazo muy fuerte -para ti- hacia una de las capitales mundiales más elegantes (según Mr. James Sherwood y un servidor… )

  • Santiago

    El camaleón de las chaquetas.Se adapta a casi todo pero ¡cuidaros de combinarla con pantalón rojo si estáis en un club náutico!Significa que habéis cruzado el Atlántico a vela,y si no es así puede resultar embarazoso…Cosas de la mar.

    • vestirseporlospies

      Buen comentario, estimado Santiago muchas gracias por la anotación. Sin duda curiosa y de esas anécdotas que dan gusto conocer.
      Saludos cordiales,