Chaqueta pantalón bespoke en lana cashmere

“Ver es creer, pero sentir es estar seguro”; John Ray, naturalista inglés.

conjunto-chaqueta-pantalon-sastreria-cashmere-00

      Elegante es aquello que nos hace sentir bien. Cuando hace unos meses encargué la ropa de invierno en la Sastrería OLEGO, de Alberto Olego, tenía claro que deseaba sencillez y comodidad.

      Este conjunto de chaqueta pantalón cumple con estas dos premisas para poderlo usar de manera habitual, aunque no está exento de detalles.

      La chaqueta esta realizada con lana de cachemira al 7% y el resto de lana virgen de CARNET (ref. 2331) con un peso de 290 grs. Alberto solo necesitó de una prueba intermedia puesto que disponía de una experiencia anterior haciéndome otro conjunto -de verano- y el resultado me dejo satisfecho sin necesidad de más retoques.

      Me gusta la ropa ajustada al talle para estilizar, y en esta ocasión no iba a ser diferente. Alberto lo sabe, y cuando le recuerdo que en la anterior ocasión no me terminaron de convencer lo estrecho de las mangas el sastre -con criterio- me comenta que la prenda tiene que conservar un equilibrio entre las mangas y el tronco. No puede ser que huelgue una zona y se ciña en la otra, afirma.

      Como mis antebrazos están bastante desarrollados por la actividad deportiva del tenis, Alberto toma la decisión de ampliar las mangas solo en esta zona. La manga derecha tiene un par de centímetros más en el contorno que la izquierda.

      Ésta es la decisiva ventaja de la ropa a medida. Es a nuestra medida para equilibrar un conjunto único solo para nosotros.

      Chaqueta cortita de largo, con el cran alto de puntas afiladas y una solapa de ancho intermedio (9 cm.); se caracteríza de forma especial por sus bolsillos. Son amplios y de fuelle con un pequeño pliegue central, tenía ganas de ellos y entendimos que le caía perfecto al global de la prenda.

      Como acostumbro le solicité a Alberto que cosiera el mismo número de botones practicables en las bocamangas que en el frontal. Cada vez los borda mejor. El superior hace una ligera equis como consecuencia de mis excesos gastronómicos cometidos durante las recientes fechas navideñas. Nada que no se pueda reducir con más deporte.

      Otro detalle que le pusimos fue el de un falso segundo ojal abotonado -de adorno -puesto que no resulta estético debido a lo subido del cran. Lo que lo hace inapropiado para cerrar el cuello en la práctica.

conjunto-chaqueta-pantalon-sastreria-cashmere-02

conjunto-chaqueta-pantalon-sastreria-cashmere-03

      El pantalón es el típico del que hay que tener en más de un tono para usar todos los días. Alberto utilizó una franela con un contenido algo mayor de cashmere (10%) que la chaqueta pero de la misma firma y ref. 1175 de 350 grs. de peso por metro lineal.

      Dispone de vuelta en el bajo de 22 cm. de ancho y una caída a plomo hasta el centro de mis Oxford en el color del fabuloso carbón de Fabero (León), la antracita.

      También está dotado de dos tensores abotonados a los costados para completar el ajuste a mi cintura, los cuales no son necesarios de momento por lo adaptados que me están. Sin embargo, resulta un bonito detalle a sumar al VP bordado en el mismo color para que no llame la atención. Todo esto lo personaliza aún más.

      En próximos artículos presentaré los complementos que utilicé, así como la tercera prenda del chaleco que me hizo Alberto para rematar este pedido. El conjunto de las tres piezas resulta perfecto para vestir junto, pero además está pensado para integrar por separado con una amplia gama de combinaciones.

      Siento que lo mejor que puedo decir del trabajo de Alberto Olego es que ha mejorado.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Antón Álvarez

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Esta claro que todo lo que sea “bespoke” nos llama la atención. Pero cuando ves un trabajo de calidad, uno no puede mas que sentirse orgulloso al vestirlo. Lo que me llama la atención es que se aprecia hasta en una foto la calidad del tejido. Se te ve hecho un “gentleman” gallego(que ya son muchos años aquí), me gusta la combinación. Un saludo

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias amigo… la calidad salta a la vista. Un tejido de lana cashmere a poca proporción que lleve ya se nota.
      Realmente resulta, además, muy cálido para estas frías fechas…
      Saludos cordiales y mis mejores deseos para ti,

  • Lenin Leonardo Macana Guerrero

    Cómo se encuentra D. David, desde que publicó este artículo quedé con la inquietud en este tipo de prensas para invierno, como se llama esa parte que sale del cuello de la chaqueta donde pusieron un falso ojal a la altura del cran?, lo he visto en otras chaquetas típicas para clima frió, supongo que son para cerrar la chaqueta a la altura del cuello e igualmente un botón escondido en la solapa contraria a la que tiene ojal, me podría por favor aclarar como es el uso de estos botones?

    Igualmente observo al respaldo de la solapa que no tiene el defecto de la costura que se hace cuando son picadas, en esta chaqueta se uso entretela para la solapa fusionable que se fija con calor?. Qué ventajas tiene no usar el picado en solapas y usar estas técnicas modernas con entretelas que se pegan con calor o siempre mejor serán las picadas?

    Muchas gracias por su atención.

    • vestirseporlospies

      Muy bien muchas gracias estimado Lenin por tu interés. Mis mejores deseos, también, para ti.
      A la tira de tela podemos llamar: chaveta, pasador o alzacuello, y efectivamente son para cerrar el cuello con la ventaja de que el triángulo del pecho al descubierto también se cierra con las solapas y nos protegerá del frio también esta zona. Es meramente estético y no práctico, salvo en puntuales ocasiones, puesto que la belleza de la blazer creo que reside en esta característica precisamente dejar visible la corbata y/o camisa.
      El uso de estos botones es como los de más abajo, como simple pasador cuando la ocasión lo requiere. Le pusimos una tira extensible para que la chaqueta pudiera ser cerrada en su totalidad total o parcialmente cerrada, por si quisiéramos albergar una bufanda o similar en torno al cuello… incluso quitarla sino queremos que aparezca.
      Efectivamente, hemos comentado anteriormente que Alberto no pica las solapas a mano, sino que las termofija. Entiende que este trabajo no lo tiene amortizado. Personalmente, no hay duda y la belleza de y calidad del picado a mano es insustituible, pero también hay que pagarlo… a 10 h. de trabajo a mayores de un profesional.
      La única ventaja es el tiempo, reducción de costes, entiendo que el acabado de un picado a mano (o incluso con una máquina precio de la mitad del manual) es muy superior al termofijado. Sin embargo, son las características de cada sastre en su forma de trabajar.
      Muy agradecido por tu acompañamiento recibe mi más cordial saludo,