Chaquetas con bolsillos tipo parche con fuelle y/o carteras abotonadas

“No podemos hacer cosas comunes y esperar resultados extraordinarios”; Mike Barbis, coach norteamericano.chaqueta-bolsillo-tipo-parche-fuelle-cartera-tapeta-pliegue-00

La opción del derrotismo no debe ser contemplada. Cuando nos salimos de la norma –porque la dominamos- solo cabe lugar al éxito; O acertamos o aprendemos como no confundirnos de nuevo.

La pauta habitual en la confección de la mayoría de nuestras chaquetas es coser el bolsillo por dentro, y que solo queden a la vista su cartera y el vivo superior. Además de ser lo más formal. Sin embargo, cuando le queremos dotar de cierto aire casual a nuestra chaqueta, y mucho más original, la opción de verlos por fuera resulta muy hermosa.

De esta manera la creatividad de su diseñador tendrá numerosas opciones para sus diferentes innovaciones, y lucimiento personal.

Se pueden presentar sin más, con un sencillo corte en forma de media luna. Son los llamados de tipo parche, o implementarle otros elementos como: Las carteras abotonadas –con los botones forrados en la opción más delicada- o con diversos tipos de cortes -por ejemplo en punta de lanza o pétalo-. Los fuelles perimetrales o longitudinales e incluso ligeros detalles en piel -como remates o cierres tipo hebilla- son también algunas opciones a explorar.

Destacar sobremanera que es una magnífica oportunidad para recrear una chaqueta muy distinguida. La que su carácter sport favorece. Con toda una serie de refinados detalles con los que enriquecer -que no recargar- el modelo final.

El resultado -como podemos observar en las fotografías que adjuntamos al presente artículo- no puede ser mejor. Y aunque las posibilidades de ubicación para el caso de este estilo de bolsillos son más propias para los dos inferiores, también se pueden combinar con los clásicos en el superior del pecho.

Ésta es una posibilidad muy acertada para variar en nuestras chaquetas con una clase intemporal y clásica. Tarea que seguramente habremos de encargar a nuestro sastre ya que la confección industrial rara vez suele ofertarnos semejantes obras de arte con asiduidad.

Muchas gracias y buena suerte,