Polo; el acertado término medio entre la formalidad de la camisa y la deportiva camiseta

 La prenda que representa un equilibrio fundamental, apropiado y elegante para que en los momentos más deportivos y desenfadados del caballero pueda vestir su torso es la que está a medio camino la camisa y la camiseta es el polo. Hemos dejado constancia en esta -vuestra- página de lo desacertado que nos parece la elección para el uso por parte del caballero de la camisa con la manga corta, pues bien esta es la prenda que nos parece más indicada para tales circunstancias. Como la camisa -siempre debiera ser de manga larga- y la camiseta siempre para un uso muy joven y deportivo o interior, para otros usos esta prenda será un auténtico básico del vestuario de todo caballero. Continuar leyendo “Polo; el acertado término medio entre la formalidad de la camisa y la deportiva camiseta”

Los tirantes; la forma elegante de sostener el pantalón del caballero

     La principal función de los tirantes es mantener el pantalón del caballero con la máxima clase y distinción en su justo sitio, la cintura, que es aquel lugar a medio camino entre el obligo y la cadera. Pero además ofrece una estilosa distinción al que lo usa ya que, siendo su utilización sumamente poco extendida entre los caballeros de hoy en día, es otra de las costumbres diferenciadoras de la imagen de caballerosidad que con el tiempo más se van perdiendo.

     De esta manera, con su uso, se presenta la única forma de tener el pantalón transversalmente, además de en altura o verticalidad, cosa que no logra el cinturón.

     “The braces” (los tirantes en inglés) siempre aportarán mayor clase, distinción y estilo que el cinto para conservar el pantalón en su exacto lugar y que estos con el movimiento no se vayan cayendo -por efecto de famosa ley física descubierta por Newton cuando le cayó una manzana en todo lo alto, la gravedad- o girando por distintos movimientos.

     Además de aportar bastante más clase y distinción que el cinturón, se utiliza, preferentemente, para ocasiones más formales, es decir, cuando usamos cualquier tipo de traje. Siendo obligado su uso para trajes formales y semi-formales e indicado para los informales atuendos. No así para los atuendos casual o sport, donde está muy recomendado e indicado el uso del cinturón. Continuar leyendo “Los tirantes; la forma elegante de sostener el pantalón del caballero”

Abrigo para el hombre; el “coat” del caballero

El abrigo del caballero es nuestra prenda principal atendiendo al tamaño y a la cantidad de superficie del cuerpo que nos cubre. La qué lucimos. Además, suele ser una de las mayores y mejores inversiones que realizamos, a la par que de las más rentables, porque su durabilidad es casi eterna y el uso intemporal. Así como no pocas veces perdurará para futuras generaciones.

     Cuando hablamos del abrigo nos referimos al más clásico de todos los modelos el overcoat o abrigo “sobretodo” de los británicos. El que más identifica nuestro estilo, pero que debería ser completado por otros, necesarios modelos de abrigo, para los distintos grados de formalidad en nuestro vestuario. Sabemos por su marcado carácter formal es de adecuado y preferente uso acompañando al traje.

     El abrigo clásico es de una belleza sin par, y viste como ninguna otra prenda. No exagero si digo que con unos buenos zapatos y un buen abrigo el vestidor de un caballero ya está completo al 50%. Éstos son dos elementos que marcan y determinan la calidad del mismo, así como su buen gusto. Un vestidor de caballero no está completo, apenas estará iniciado, si no tiene una prenda de estas características. Continuar leyendo “Abrigo para el hombre; el “coat” del caballero”

Las camisas del caballero; la prenda de continua y diversa utilización

Aún no hemos tocado específicamente este elemento tan básico en nuestro vestuario, y en esta ocasión nos gustaría enfocar nuestro artículo -además de enumerando los distintos tipos, de los que existe sobrada documentación en la web- en lo que lo realmente nos motiva y es; Dar unas serie de reglas que a nosotros nos parecen importantes no descuidar para aportaros nuestro valor añadido.

La camisa en sus orígenes, finales del siglo XIX, era una prenda interior, de ahí que mostrarla totalmente, sacándose la chaqueta en público, cuando uno viste de traje se considere de mal gusto y poca educación.

Hay multitud de tipos de camisas dependiendo de:

  • Su uso; formal, semi-formal, informal, casual ó sport, según hemos visto en cada apartado anteriormente.
  • Su cuello; El kent Inglés, de tiburón, con botones en los picos, tipo italiano, el club collar, el baby collar, el cuello con trabilla, el pin collar, el cuello de dos botones, el cuello de pajarita, …
  • Su puño; doble o sencillo, de gemelos o botones, mixto, …
  • Su color, sólidos o de motivos: rayas, cuadros, estampados, motivos, dibujos… Continuar leyendo “Las camisas del caballero; la prenda de continua y diversa utilización”

El hermano menor del Jersey: el chaleco de punto

Versiones
Versiones para el golf de Ralph Lauren

Aunque no es tan protagonista como “el primogénito”, y de alguna manera se encuentra eclipsado por éste, entendemos que debería tener su lugar y que deberíamos rescatar a este brillante y clásico elemento del vestir de sport. Infinitamente menos usado que el jersey, no conviene desmerecerlo ni negarle su incuestionable belleza y notables ventajas como; la mayor libertad de movimientos y ligereza de la prenda, así como una mayor comodidad con el uso de la chaqueta. Continuar leyendo “El hermano menor del Jersey: el chaleco de punto”

El irresistible encanto de una “Blazer Navy”. (2ª Parte)

De Gran Formalidad

Como continuación a la primera parte, completamos con el presente.

Cuestión de momentos;

Esta prenda de caballero -aunque no exclusivamente, ya que podemos verla en versión adaptada para la mujer de modo que pueda ser usada con acierto también por el género femenino-, es sumamente elegante y agradecida, de manera que se puede utilizar dando: desde un resultado altamente clásico y ligeramente “formal” hasta lo más desenfadado y casual. Todo depende de la combinación y variantes que escojamos.

Admite perfectamente ser acompañada por pajarita, corbata, incluso un pañuelo de seda anudado estilosamente al cuello (modelo Ascot) o sin ningún otro complemento. Pero como en el resto de sus “hermanas chaquetas”, SIEMPRE ha de portar y lucir, indiscutiblemente, un pochette (pañuelo) en el bolsillo superior de la misma. Ya sabemos que este se confeccionó para tal fin.

Combinando;

La camisa que más le va a favorecer será una de tonos muy claros, precisamente por el contraste que resulta, siendo especialmente agradecida las de colores azules claros (lisa o con rayas/cuadros blancos) y el blanco. Continuar leyendo “El irresistible encanto de una “Blazer Navy”. (2ª Parte)”