Pisacorbatas; el complemento que sujeta la corbata del caballero

     El pasador de corbatas es un complemento en forma de clip que sirve para sujetar y mantener unida la corbata a la camisa, para que esta se mantenga en su sitio en todo momento. No debemos con fundirlo con el alfiler de corbatas que se prende en el centro de la misma a una altura superior y que corresponde con un complemento meramente decorativo, muy usado por la aristocracia y para situaciones muy formales, normalmente con traje de etiqueta o formal (Lo podemos ver en la portada del libro de Mr. James Sherwood The Perfect Gentleman).

     El pisa corbatas siempre debería ir a una altura media (en torno al tercer botón) y sujeto a la camisa, ya que si solo queremos atar las dos palas de la corbata, para eso basta el pasador interior de tela que la pala ancha lleva cosida en su parte posterior. Su longitud no debiera ser superior al ancho de la corbata, es decir no sobresalir en ningún extremo de esta. Continuar leyendo “Pisacorbatas; el complemento que sujeta la corbata del caballero”

El “Rolls Royce” de las corbatas; artesana, seda vintage, siete pliegues y sin entretela

El resultado final

El maestro artesano Cavaliere Gianni Cerutti, amablemente y tras su entrevista publicada en el anterior artículo, tuvo la deferencia de explicarnos cómo confeccionan sus corbatas, artesanalmente a mano y absolutamente a medida, con la mayor calidad que hoy es posible encontrar en toda la sastrería mundial.

Indicar, que en la cúspide de estas piezas de museo únicas y particulares para cada caballero, no existe par y está, la corbata de siete pliegues, sin entretela, confeccionada con una sola pieza de tela (es decir sin costuras para empalmar piezas) y toda ella, incluido todo el ribete, cosido a manualmente. La podemos calificar como de joya singular e irrepetible que cada agraciado portador podrá presumir de portar seguramente y dependiendo del cuidado durante casi toda una vida. Continuar leyendo “El “Rolls Royce” de las corbatas; artesana, seda vintage, siete pliegues y sin entretela”

El alfiler para los picos de los cuellos de las camisas

El complemento más pequeño del atuendo del caballero, apenas es mayor que una aguja, de hecho es muchas veces usado un imperdible un tanto especial.

Detalle de barra en oro

     Este detalle no es tan usado en la actualidad como fue en los primeros albores del siglo pasado, sobre todo en países sajones.

     El pinned collar o cuello de alfiler se caracteriza por ser un cuello capaz de albergar este complemento. En este caso, se mantienen elegantemente en su sitio y sujetos los picos de la camisa, además de realzar y mantener “en vilo” y más alto y realzado que si no estuviera -dicha barra- el nudo de la corbata y estuviera apoyado directamente en la camisa.

     La función de mantener en su perfecto lugar los cuellos también podrían hacer las pletinas en forma de flecha y llamadas ballenas de las que ya hemos hablado en anteriores artículos y que van ubicadas en el interior del pico, a modo de entretela de quita y pon, en nácar metal o plástico duro.

     También los hemos encontrado denominado como cuello pasador, por el nombre de la varilla con terminaciones roscadas que se usa para unir ambos picos. Cumple de alguna manera la función de cuellos de botones;  Que si bien son muy aptos y acertados para lucirlos en camisas sport a nuestra manera de ver, entendemos de todo punto desacertada, para acompañar a la camisa cuando se pretende usar corbata y mucho menos con pajarita. Continuar leyendo “El alfiler para los picos de los cuellos de las camisas”

El trozo de tela más pequeño y elegante para adornar el cuello del caballero: la corbata de lazo

De Harding and Wilson

Si en el anterior artículo estudiamos el complemento que marca un hito en el vestir masculino como es la corbata, en esta ocasión, lo haremos acerca de otro que anudándose en la misma parte del físico del caballero, y siendo más minúsculo aún, es; más selecto, primoroso y formal. Nada más y nada menos que la comúnmente conocida como pajarita.

The bow tie, es el elemento del vestidor masculino que marca el grado de mayor formalidad y está indicada para estas ocasiones como hemos visto; la blanca para el frac y la negra para el esmoquin. Su origen es idéntico al de su hermana mayor la corbata y es en la Francia del siglo XIX donde vive su máximo apogeo. Continuar leyendo “El trozo de tela más pequeño y elegante para adornar el cuello del caballero: la corbata de lazo”

La corbata, el sublime símbolo textíl que presenta al caballero

... sólo queda elegir color de Drake's London

Creemos que todos coincidimos al afirmar que “la corbata es el hombre que la presenta” o podemos darle la vuelta y declarar que habla del caballero que la porta. Su pequeño tamaño 85 – 95 mm,  en su zona más ancha de la pala, guarda una relación inversamente proporcional a su importancia ya que en el mismo se concentra gran parte del buen gusto del caballero.

Es absolutamente impresionante y casi infinita la cantidad y variedad de estampados, dibujos y colores que estas “neck tie” en inglés pueden lucir; desde las clásicas y acertadas lisas, hasta los más variopintos y atractivos estampados como; el Pasley, pasando por las de rayas, variopintos motivos (lunares, dibujos, etc..), los cuadros Madrás indio, el tartán escocés o el formal, tradicional y precioso Macclesfield. A muchos les dedicaremos un artículo específico. Continuar leyendo “La corbata, el sublime símbolo textíl que presenta al caballero”

La agradable y cálida sensación de cubrir el cuello con estilo

Tres ejemplos by Scabal

Hemos comentado en nuestros primeros artículos, que normalmente, el noventa y muchos por ciento de nuestro cuerpo está cubierto de ropa, de ahí la vital importancia de la elección de ésta en todo momento y situación. En ocasiones, incluso cuando la sensación térmica es realmente desfavorable -a la baja- hasta el cuello y las manos nos apetecerá cubrir,  para sólo dejar a la vista el rostro. En la mejor de las ocasiones uno es lo suficientemente elegante y cuidadoso con su imagen para explotar y explorar todas las posibilidades que ofrece el vestidor del caballero, en esta ocasión trataremos de las bufandas para proteger y lucir el cuello de todo caballero.

Su origen casi todos los historiadores lo sitúan en los legionarios romanos de los primeros siglos de nuestra era cristiana, aunque los más aventurados, ya datan de tiras en el cuello tres siglos antes en la actual China. No obstante, estamos seguros fue usado desde incluso más antiguo cuando el hombre se quiso proteger del frío. Continuar leyendo “La agradable y cálida sensación de cubrir el cuello con estilo”