InicioCasual Sport (Página 2)

Casual Sport

“Ver es creer, pero sentir es estar seguro”; John Ray, naturalista inglés.

conjunto-chaqueta-pantalon-sastreria-cashmere-00

      Elegante es aquello que nos hace sentir bien. Cuando hace unos meses encargué la ropa de invierno en la Sastrería OLEGO, de Alberto Olego, tenía claro que deseaba sencillez y comodidad.

“Preferiría cometer errores con gentileza y compasión antes que obrar milagros con descortesía y dureza”; Madre Teresa de Calcuta.

carlos-santos-zapato-oxford-marron-claro-casual-estilo-00

      El tono claro para el zapato no es el más fácil de vestir. De hecho podemos decir que en la misma progresión que clarea el tinte de la piel de nuestro calzado, disminuyen sus posibilidades de utilización.

“El amor se ha de poner más en las obras que en las palabras”; San Ignacio de Loyola.

chinos-cardigan-mocasin-00

      Resulta necesario ajustar nuestra imagen tanto al entorno en el que nos encontramos como a la actividad que realizamos en cada momento.

conjuntos-hombre-chaqueta-pantalon-combinar-00“A mí no me van los colorines. Yo suelo ir de azul marino, gris… Ni en mi cabeza ni en mi armario hay lugar para estridencias”; Giorgio Armani.

      Hacemos las cosas por necesidad o por gusto. Otra cuestión es como las realizamos. Escoger nuestra forma de vestir no iba a ser una excepción.

      Existe la tentación o el estilo, según se mire, de combinar las chaquetas y los pantalones de vestir para sustituir el uso del traje -informal- monocromático en determinadas ocasiones. Alternar el traje por un conjunto de dos piezas diferentes funciona si ambas prendas son de corte sobrio para dar mayor variedad a nuestra imagen, relajarla o actualizarla, y la ocasión lo permite.

      Cuando optamos por utilizar distinto tono en nuestro pantalón que en la chaqueta debemos tener presente que estamos proyectando una imagen más laxa.

      Sin ir más lejos, este verano utilizó esta opción Felipe VI durante su reciente visita a México. Aunque alguno podría opinar que nuestro Rey no destaca por ser un referente de la moda clásica, otros consideramos que siempre es un buen ejemplo hacia el que mirar. Solo la elegante asesoría de imagen que dispone -en la Reina- y el genial sastre que le viste, ya son motivos más que suficientes.

      Con respecto al traje, la principal dificultad estriba en acertar con la combinación entre la chaqueta y el pantalón. Conviene extremar las precauciones porque el tándem puede resultar chocante. Por norma general una chaqueta solo combina acertadamente con una serie de pantalones, no con todos.

      El atuendo torna -irremediablemente- hacia más informal cuanta mayor sea la diferencia de tonos que exista entre la chaqueta y el pantalón. Y al igual que en el caso del traje ordinario, los conjuntos más claros son los indicados para el verano o cuando luce el sol. Lo contrario con los oscuros.

conjunto-chaqueta-gris-pantalon-negro-casual-hombre-00“Cesa de buscar y provoca las condiciones para recibir”; Alejandro Jodorowsky, escritor chileno.

      La vida es una sucesión de elecciones que luego hay que asumir. Por eso, cuando –por ejemplo- adquirimos nuevas prendas para nuestro vestidor, resulta imprescindible planificarlas dentro del conjunto de las que ya disponemos. Pensar en ir completándolo y disponer de un variado surtido de básicos a los que recurrir, serían los objetivos a los que tender.

      Hace pocos días un lector, Santiago, me consultaba sobre la conveniencia de una combinación formada por una chaqueta de color negro con un pantalón gris marengo. Me parece acertada, aunque sobria. De hecho recuerdo haberla utilizado, pero en no más de un par de ocasiones.

      Disponer de una chaqueta y un pantalón negros, además de esas mismas prendas en grises, suele ser habitual. Por lo que la combinación formada por una pieza negra y otra en un tono de gris será una composición básica, socorrida y discreta. Pero no favorecerá el abusar de ella.

      Si el tándem es con la chaqueta negra resulta más sobria, por el contrario sí lo es de un tono de gris resultará -proporcionalmente a su claridad- más alegre. Apostaría por tener las cuatro piezas, sin embargo no mezclarlas entre sí demasiadas veces es un acierto. Y menos, cuanto más similares sean los tonos del pantalón y la chaqueta.

      El gris resulta más vistoso con otros colores como el azul o el marrón, y por supuesto aún más con el resto. El negro es lo que es.

      Cuando el pantalón es de color negro el zapato no puede serlo de otro, pero si ésta prenda fuera gris podemos aventurarnos con los marrones para el calzado. Más oscuro siempre el tono del zapato que el del pantalón. La camisa blanca como siempre será la menos complicaciones nos causará, aunque muchas de rayas finas o de pequeños cuadrados valdrán. Lo único que le puede dar vida a este atuendo son los complementos, aunque muchos somos los que preferiremos no esforzaremos en ello. Este atuendo está bien tal cual es.

chambray-cambrai-denim-tela-tejido-calor-00“El futuro es incierto… pero esta incertidumbre está en el corazón mismo de la creatividad humana”; Ilya Prigogine, ingeniero belga.

      Quien quiere siempre encuentra una manera; quien no, argumenta disculpas. Además, aprender ayuda para dar con soluciones. Sobrellevar los rigores del calor con buen estilo, incluso invirtiendo pocos recursos económicos, es fácil si sabemos cómo hacerlo.

      El Cambray es una tela ligera y de estilo casual muy apropiada para las fechas veraniegas. Y Chambray lès Tours la localidad situada en el norte de Francia que le da nombre porque fue allí donde se originó este sencillo tejido.

      Esta sarga resulta del más básico ligado de hilos, el tafetán, que simplemente consiste en alternar la urdimbre y la trama –uno a uno- por arriba y abajo. Precisamente como el hilo de la trama suele ser blanco y el de la urdimbre de otro color, generalmente azul, entre ambos confieren el característico color blanquecino al conjunto similar al del denim.

      Al también conocido como cambrai le podemos considerar como “el lino del pobre”, debido a que tiene unas aplicaciones muy parecidas, pero con un coste bastante inferior. El tejido cambray resulta tan fino que se utilizó para las prendas interiores durante los dos siglos pasados, y aunque por norma general se realiza con algodón, también se puede utilizar la seda o el propio lino.

      El peso de este paño oscila entre las 4.5 y 7.5 onzas (125/210 g.) por metro cuadrado, mientras que el vaquero está entre 7.5/14 oz. (210/400 g.). Característica que le hace muy indicado para la confección tanto de camisas como de bermudas. Aunque también se confeccionan con ella trajes y complementos (corbatas, pañuelos de bolsillo, etcétera).

      El efecto que producen las camisas de este tejido es tan de sport que de no ser utilizado para situaciones relajadas como el campo o la playa, ayuda para completar nuestra imagen acompañarla -si no de una chaqueta sin forro- si cuando menos de un sencillo jersey anudado graciosamente sobre los hombros. Pero no ambas cosas.