El sentido que le damos a “Vestirse por los Pies”; V. P.

Si bien es un hecho, que como apunta nuestro sabio refranero, el hábito no hace al monje y que aunque la mona se vista de seda, mona se queda; no lo es menos, que la imagen exterior de una persona, en nuestro caso el hombre, dice mucho de la personalidad completa de éste y es, además su carta de presentación.

NO HAY SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA UNA PRIMERA IMPRESIÓN.

      Una imagen bien cuidada, trabajada, atractiva… determinará, a buen seguro, la percepción y predisposición de los seres humanos con los que nos encontraremos a lo largo del día hacia nosotros; nos ayudará a establecer una mejor empatía y hablará bien de nosotros desde un primer momento. Es simplemente un punto más a añadir a otros tantos valores del caballero, como lo son: su cultura, su saber estar, su comportamiento, su educación, etc. Continuar leyendo “El sentido que le damos a “Vestirse por los Pies”; V. P.”