Camisas a medida

“Aprende las reglas como un profesional, para que las puedas romper como un artista”; Pablo Picasso.

camisa-a-medida-artesana-rtw-hombre-00

      Francisco López nos pedía información sobre las camisas a medida. ¿Por qué? ¿dónde? ¿imprescindibles?…

      Entiendo que lo primero es recordar los conceptos de una forma sencilla. Una camisa a medida es aquella cuya ejecución se realiza ajustándose a las dimensiones de nuestro cuerpo en particular. No a un patrón establecido como promedio entre las medidas de la población (RTWready to wear– o listas para vestir).

      Una vez tomadas las medidas sobre nuestro torso, en una decena de puntos como norma habitual, las camisas se pueden elaborar de dos formas distintas: de manera artesanal o industrial (confección o MTMmade to measure, fabricada a medida-).

      En el caso tradicional las medidas se trasladan a los patrones de papel y de ahí al tejido -o directamente sobre la tela- con tiza para cortar con la tijera a mano. En el segundo supuesto las medidas son introducidas en un programa informático de control numérico que enviará las instrucciones a la cuchilla de una mesa de corte o con cizallas.

      Las versiones manufacturadas se realizan con máquinas (corte y cosido) por un oficial, mientras que las del primer grupo las lleva a cabo un maestro sastre especializado en camisas (o camisero) y oficialas bordadoras.

      El resto de camisas son RTW. Las que nos encontramos en las estanterías de los comercios ya acabadas y que están realizadas por confección industrial atendiendo a unas tallas estándar. S, M, L, XL y XXL o por números del diámetro del cuello que se extienden a otras tantas opciones.

      La medida fundamental a la hora de adquirir una RTW es la del cuello. Que junto con los puños son las únicas partes que no podremos rectificar posteriormente si tuviéramos necesidad de ello en nuestra costurera habitual.

      Entre un extremo bespoke (artesanas y a la medida) y el otro RTW existen variedades intermedias. Y ahí radica la diferencia fundamental, porque el resultado no tiene porque ser ni mejor ni peor sino distinto. De igual manera al menú del día, los platos a la carta o un banquete solicitado expresamente para una celebración. Cada producto tiene su función.

      En la calidad de una camisa intervienen además de las medidas, cuestión fundamental para que la ropa nos asiente como debe, otros factores como: el oficio del profesional o la calidad de la firma, los tipos de tela o colores del tejido, el diseño del modelo o el corte de la piezas, los accesorios implementados como ballenas, botones, refuerzos… etc.

      La camisa a medida, en mi opinión, esta justificada cuando no se ajustan a nuestro torso y/o gusto las que encontramos en el comercio (RTW), se prefiere personalizar confiando en la sastrería o, sobre todo, deseamos una prenda exclusiva. Que es donde, en realidad, radica el lujo. En la exclusividad.

      Personalmente, debido a tener un físico bastante estándar (181 cm. y 83 kg.), la diferencia entre mis camisas y el resto de las prendas a la medida las encuentro menos necesarias -que en las chaquetas y pantalones- que las listas para vestir. Le doy mayor importancia al diseño, pero raro es la camisa RTW que no termino de entallar por unos pocos euros.

      Solo recomiendo las camisas a medida para aquellas ocasiones especiales por su formalidad o deseo personal.

      Las camisas más reconocidas de nuestro país son las de la Sastrería LANGA, Burgos y Sánchez-Caro. Solo os puedo hablar de las maravillas de la primera, de la cual me siento orgulloso de poseer, y de mi experiencia con la franquicia MANGAS que fue muy afortunada.

      Una camisa artesana es una obra de arte única. Una joya. Puesto que esta realizada una a una para su propietario. A mayores, el camisero repara en detalles tales como diferenciar las medidas del puños derecho e izquierdo para albergar el reloj de pulsera, que éstos y el cuello estén proporcionados al resto de medidas o la diferencia de grosor de nuestros brazos. Por contra la inversión normalmente se multiplica, lo que sumado a la gran cantidad de unidades que necesitamos tampoco favorecen su adquisición constante.

      Otras características de las mejores camisas artesanas son el bordado a mano de cada ojal y de las iniciales o escudo a nuestro encargo, dobladillo inferior rematado como los pañuelos de bolsillo con un delicado enrollado, refuerzo en el final de las costuras laterales, por lo menos tres pinzas repartidas uniformemente en el encuentro del puño con la manga, y puños y cuello cosidos y termofijados.

      Las camisas a medida hechas de forma industrial tienen las tres piezas fundamentales (cuello y puños) en una gama de prototipos, y elegimos entre esa variedad la que más nos guste en nuestro tamaño. Pero no son únicas y dibujadas expresamente como las artesanales.

      En cuanto a cuales son las imprescindibles, creo que solo hay una: la blanca. Eso si debiéramos tener de éstas muchas. Luego las más claras azules, de rayas o sencillos cuadrados son muy afortunadas. Dentro de mis favoritas se encuentran la vaquera, la polera de lino, el príncipe de Galés o la gris clara que además son muy versátiles. Las de cuadros sólidos para sport son sensacionales.

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Anonimo

    Como siempre una buena lección. Me encanta aprender en cada articulo un poquito más del buen vestir. Un saludo

    • vestirseporlospies

      Lo que es toda una lección es vuestro apoyo y seguimiento, muchas gracias amigo.
      Saludos cordiales y a vuestra disposición,

  • José Peña

    Muy buen artículo, podrías hacer uno de los tipos de cuello y sus historias que traen? Saludos cordiales

  • Williams Gallardo Vomrotw

    Toda la gama de productos hechos a la medida, vienen a complementar esa individualidad que a todos nos es necesario poseer, lo primordial de esta única e invariable oportunidad de sentirse único, y que estos complementos siempre aporten ese ingrediente mágico, el cual es la armonía, y el equilibrio, gracias por su excelente referencia.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias a ti por tu logrado comentario estimado Williams y tu capacidad de síntesis.
      Saludos cordiales y a tu disposición,

  • Las camisas a medida son casi obligadas para los hombres con cuerpos alejados de las medidas standard. Tanto si tienes un cuello grueso pero estás muy delgado, o eres estrecho de hombros pero tienes una gran barriga, no encuentras una camisa adecuada en las estanterías.

    • vestirseporlospies

      Cierto, estimado Nodelmann. Eso lo ve enseguida el dependiente -experimentado- en cuanto nos mira…

      Recuerdo en cierta ocasión cuando me fui ha hacer una y el camisero me dijo a bocajarro: ud. no la necesita pruébese esta. Y acertó de pleno, lamentablemente, no es la pauta habitual en mi caso y depende mucho de las firmas.

      Muchas gracias por tu comentario, feliz día y saludos cordiales,

  • En mi experiencia personal, he dado a hacer camisas a dos sastres; cuando les solicité tomarme las medidas, ambos me solicitaron mejor llevarles una camisa que considerara me quedara bien, para tenerla de guía. Les insistí que quería mejor me tomaran las medidas y las confeccionaran a su juicio, pero al final accedí.