Bremont; el reloj de Kingsman

“Las personas podrán olvidar lo que les dijiste, podrán olvidar lo que les hiciste, pero nunca, nunca, nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”; Maya Angelou, escritora estadounidense.

kingsman-drakes-bremont-turnbull-and- asser-george- cleverley-cutler-and-gross-swaine-adeney-brigg-00

     Cuando descubrimos lo que nos gusta –realmente- es que lo llevamos dentro. Esto es lo mismo que decir que si lo sientes es que forma parte de ti, o estás en sintonía con ello. De otra manera nos sería imposible el percibirlo, de igual manera a como no podemos escuchar una emisora de radio sino estamos en su misma frecuencia.

     A todos los amantes de lo clásico nos encanta el efecto Kingsman, así como la repercusión de cualquier otra producción -similar- como la del súper agente 007 u otro tributo al caballero del siglo XXI. Ésta última entrega del género resulta comercial, refinadamente comercial, aunque a muchos no nos importe demasiado. Tanto mejor así.

kingsman-drakes-bremont-turnbull-and- asser-george- cleverley-cutler-and-gross-swaine-adeney-brigg-01

Firmas Kingsman
La película bien parece un catálogo de cine, que no al revés, porque muchas son las marcas que de manera subliminal –y no tanto- se anuncian.

     George Cleverley viste los pies de los agentes con el mítico modelo de zapato Oxford plain como no podía ser de otra manera, incluida una versión en piel charol y cordones de lazos en seda para los trajes de etiqueta, y unas slippers para no salir del  propio hogar.

     La famosa tienda de venta on line MR PORTER y el director de la película Matthew Vaughn crearon una colección con el vestuario diseñado por Arianne Phillips para esta ocasión.

     Mr Graham Cutler and Mr Tony Gross (Cutler and Gross) les facilitaron las gafas en pasta de caparazón de tortuga. Deakin and Francis todas las piezas de joyería: gemelos, alfileres, encendedores y llavero incluido. Y Swaine Adeney Brigg los artículos de marroquinería tales como maletines, neceseres y -por supuesto- el paraguas. Toda una fenomenal labor comercial, que además queda en casa.

     Seguro que ninguno nos sorprendimos al conocer que las camisas, pijamas y batas son de la célebre Turnbull & Asser o que los complementos del vestuario como las corbatas y pañuelos sean de Michel Hill (Drake´s), sin embargo para algunos de nosotros la sorpresa de la colección radica en los relojes de la firma inglesa -cómo no- Bremont.

The Secret Service KSS_JB_D01_00106.tif

Reloj Kingsman
Bremont no es una firma con décadas de años de historia, sino que tan solo cuenta con 13 años de existencia. Pese a este breve espacio de tiempo, ya se ha hecho un lugar de referencia entre las todopoderosas firmas relojeras que copan, y en ocasiones vetan, este mercado. Los hermanos Nick y Giles English son sus fundadores.

     La pasión por crear artefactos mecánicos de todo tipo, y que volaran, les llevó a crear también relojes tras el trágico accidente aéreo que sufrió su padre –Euan– en el perdió la vida. El nombre Bremont, es el apellido de un granjero (además de ex-piloto e ingeniero) francés Antoine que en cierta ocasión les ayudó, el cual también era aficionado a los relojes.

     Su fulgurante éxito les ha hecho suministrar relojes al ejército inglés, a firmas de reconocido prestigio como Jaguar o que famosos como Tom Cruise, Keith Richards o Orlando Bloom posen con su modelo de reloj.

     Creo que este rápido triunfo solo es posible por la conjunción de tres motivos a una misma vez: un producto sensacional, una labor de marketing brutal y la innovación sin descanso.

kingsman-drakes-bremont-turnbull-and- asser-george- cleverley-cutler-and-gross-swaine-adeney-brigg-03

Epílogo
Los ingleses cuando se trata de cerrar filas son unos únicos, y seguro que no es casualidad con que habiten en una isla. En esta ocasión demuestran un corporativismo ejemplar en la promoción de sus productos comerciales al mundo entero. Gran lección.

     En definitiva, si todos los artículos en este film están magistralmente seleccionados lo que sin duda es uno de sus mejores aciertos es la elección del reparto y protagonista porque: ¿podría alguien encarnar mejor la figura del british gentleman por excelencia de nuestros días que Colin Firth?

     Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado

[mc4wp_form]

  • Jaime Romero-Requejo

    Efectivamente David, la elección de Firth es perfecta, pero si además aparece Michael Caine, ya es como cerrar el círculo. La película me ha parecido soberbia: el reparto espectacular, el vestuario tan de nuestro gusto, los valores que inculca el personaje principal… ojalá haya más productos similares en el futuro.
    La verdad es que desconocía Bremont, pero han creado unas piezas realmente bonitas. Otro reloj que añadir a mi lista de deseados. Por cierto, me gusta mucho el conjunto de chaqueta de fumar y pantalones tartán de Firth, pero mi duda es… ¿es correcto el uso que se le da en el film, para acudir a una cena o cocktail?

    • vestirseporlospies

      Gracias Jaime y efectivamente el gran Caine es el broche de oro.
      Los ingleses son los puristas, así que no les vamos a llevar la contraria, pero el protocolo que he aprendido dice que esta prenda solo se utiliza para fumar y nos debemos vestir con ella -sustituyendo la genuina del smoking- solo para tal efecto. Sin embargo, este exceso de confianza en este ambiente y realizado con tal genialidad -como bien dices con un sensacional pantalón de cuadro escocés- bien se puede disculpar….
      De hecho empiezo a pensar que “licencias” como ésta deben empezar a ser aceptables. Entreveo que acercar tales prendas algo más a nuestros días puede ser muy beneficioso para muchos de nosotros, ¿porque sino -por ejemplo- alguien que no fuma no se la puede poner?.
      Otro ejemplo que me viene a la memoria es una versión de las opera pumps en marrón y con piel de ante -como adjunto en la fotografía- podríamos comenzar a vestir con algo de asiduidad…
      A mi personalmente me encantan y me da mucha lástima no poder lucir semejantes obras de arte por no tener la ocasión adecuada…o mejor dicho perfecta.
      Un placer Jaime el tenerte de nuevo aquí, saludos cordiales y un abrazo para ti.

    • vestirseporlospies

      Gracias Jaime y efectivamente el gran Caine es el broche de oro.
      Los ingleses son los puristas, así que no les vamos a llevar la contraria, pero el protocolo que he aprendido dice que esta prenda solo se utiliza para fumar y nos debemos vestir con ella -sustituyendo la genuina del smoking- solo para tal efecto. Sin embargo, este exceso de confianza en este ambiente y realizado con tal genialidad -como bien dices con un sensacional pantalón de cuadro escocés- bien se puede disculpar….
      De hecho empiezo a pensar que “licencias” como ésta deben empezar a ser aceptables. Entreveo que acercar tales prendas algo más a nuestros días puede ser muy beneficioso para muchos de nosotros, ¿porque sino -por ejemplo- alguien que no fuma no se la puede poner?.
      Otro ejemplo que me viene a la memoria es una versión de las opera pumps en marrón y con piel de ante -como adjunto en la fotografía- podríamos comenzar a vestir con algo de asiduidad…
      A mi personalmente me encantan y me da mucha lástima no poder lucir semejantes obras de arte por no tener la ocasión adecuada…o mejor dicho perfecta.
      Un placer Jaime el tenerte de nuevo aquí, saludos cordiales y un abrazo para ti.

      • Jaime Romero-Requejo

        Coincido plenamente, viendo los “inventos” que se pueden ver en una noche como la de fin de año, en la que podemos ver smokings de colorines, con corbatas, con pajaritas de topos o calaveras, y hasta con zapatillas de correr, este conjunto me parece realmente bonito y realizado con mucho tino. Lo mismo que esas espectaculares opera pumps, que no tendría ningún reparo en calzarlas. Un tema apasionante esto de las “licencias permisibles o aceptables”.
        Un abrazo para ti también David.

        • vestirseporlospies

          Cuanta razón tienes Jaime… de arriesgar que siempre sea para “iluminar” pero nunca para “deslumbrar”… 🙂
          Además, ¿no te parece que las licencias también han de “ganarse poco a poco” y no todos nos las podemos permitir desde un primer momento?

          • Jaime Romero-Requejo

            Totalmente de acuerdo David, solo a aquel caballero que haya probado su valía podrá sacar adelante estas licencias y siempre y cuando sean la excepción y no la norma. Es un privilegio que tenemos que ganarnos, sin duda.

  • Anonimo

    Para mi los ingleses son demasiado puristas, aunque reconozco el buen gusto y la elegancia que tienen, recuerdo la primera vez que fui a Londres, hace treinta años, como me impresionaba verlos con su bombín y su paraguas. Si aun encima hacen relojes de tan buen gusto, ya casi no les falta nada. Hablando de cine y de elegancia que te parece Pierce Brosnan que aunque es irlandés de nacimiento pero se crio en Londres tampoco elije mal su vestuario.

    • vestirseporlospies

      Gracias por tu comentario estimado y sobre todo por compartir tu experiencia personal.
      Pierce Brosnan es uno de los caballeros más elegantes y con más clase en estos momentos… para mi y con permiso de Sean Connery… el 007 por excelencia. Su clase y estilo son únicos. Para muestra nos vale que Hackett London lo eligiera como su imagen de marca…
      Un saludo muy cordial amigo,

  • Muy buenas ideas… gracias!!!Un besazo.

    • vestirseporlospies

      Gracias Bella, otro besote para ti