Balenciaga; El caballero de la alta costura femenina

Balenciaga; El caballero de la alta costura femenina

“Un modisto debe ser un arquitecto para los planos, escultor para la forma, pintor para el color, músico para la armonía y filósofo para la medida”; Cristobal Balenciaga.

Chanel, Dior, Balenciaga,… son palabras mayores; Alta costura. El español fue el maestro de maestros, el único autosuficiente y capaz de crear con sus propias manos -y desde el principio al final- un volumen perfecto. Homenajeamos, en nuestro artículo 250, a un icono de caballero que se consagró en vestir a las damas más exclusivas de su época y hacer soñar al resto, porque: fue elegante, creo un estilo único y emanaba toda la clase del mundo en cada puntada.

Cristobal Balenciaga Eizaguirre, vivió 77 años entre su lugar de nacimiento Guetaria, las más de tres décadas en el Paris que le acogió en su exilio y su retiro mediterráneo en Alicante, donde finalmente muere en 1.972. Como grande que fue supo retirarse a tiempo, durante aquel movimiento francés en mayo del año 68 que tanto revolucionó, también en la forma de vestir. Cuando el prêt-á-porter irrumpió para imponerse.

En las contadas fotografías que de él hay publicadas, reflejaba con su propia imagen personal, la elegancia que trasladó a sus creativas confecciones para mujer. Diseñó para cualquier tipo de mujer, a la  que encumbraría y haría sentir natural a la par de segura, como siempre fue su intención.

Con la atemporalidad como meta, su carrera fue de fondo y afirmó que: “El éxito era momentáneo, mientras que el prestigio eterno”. Como finalmente resultó su obra.

Como características de su obra:

  • Balenciaga no otorga el protagonismo ni al vestido ni a la mujer que lo lleva, sino al conjunto.
  • Se inspira en los uniformes de pescadores y los fuertes colores de la tierra de su país vasco natal.
  • Además está influenciado por sus admirados Velázquez y Goya.
  • Tiene una clara influencia japonesa en sus cortes, a los que dota de un movimiento muy oriental y sumamente holgados.
  • Destacaba la nuca de la mujer, en gran parte de sus obras,
  • Y sus prendas están confeccionadas con unas líneas de inspiración arquitectónicas que se adelantaron a su época. Corresponden más bien a los monumentales “guggenheims” actuales.

Estudiando su perfil me encontré con este documental que os recomiendo del mítico diseñador que se adelantó a su tiempo, y aún hoy continúa siendo la vanguardia.

Reunió algunas de las características comunes a otros genios: reservado, perfeccionista hasta el extremo… y que en las contadas ocasiones en las que desataba toda su cólera, su carácter resultaba realmente temible. También le adornaban las virtudes personales de la generosidad y la amabilidad.

Minucioso, metódico y austero, a este mito se le estudian sus obras como arte, se subastan sus vestidos como joyas o se le abren las puertas a sus prendas en los mejores museos, como corresponde al erudito que fue. El halo de misterio que le rodeó se debe a que su vida privada fue casi monacal, una existencia que él resumió en una frase que regalaba a sus más cercanos: “No te quemes en sociedad”.

Solo tuvo un pero: que no diseño para los hombres. Y cuanto hubiéramos ganado…

Muchas gracias y buena suerte,