El póker de “blogs de caballeros” más influyentes del mundo

En esta ocasión, queremos compartir con todos vosotros,los que a nuestro juicio, son las fuentes más destacadas en tendencia del tema que nos ocupa y tanto nos fascina que es la moda másculina. Su poder de influencia no conoce límites y lo tienen en tantos caballeros como, no pocas, damas. Aún a riesgo de quedarnos en la más absoluta soledad por perder nuestra pequeña GRAN audiencia, en detrimento de estos cuatro “gurús”, con la que  poco a poco vamos contando, nos gustaría presentaros y daros nuestra visión.

Cada uno dentro de su estilo y curiosamente de muy distintas nacionalidades: un español, un francés, un alemán y un americano. No hay ni Italianos ni ingleses, en nuestro cuarteto favorito y esto es debido, seguramente, a que no necesitan hablar de ella porque para eso la crean y confeccionan tan exitosamente, como justa recompensa a su trabajo. Continuar leyendo “El póker de “blogs de caballeros” más influyentes del mundo”

Los calcetines, el complemento decisivo

Los tienes a cientos ... no tienes disculpa

Quede dicho primeramente, que cuando las condiciones climáticas lo aconsejan y la ocasión lo permite, es muy favorecedor y acertado prescindir de ellos en el caso que no portemos ningún traje y corbata o pajarita. Es una máxima de refinamiento a la hora de vestirse que una buena elección de esta prenda del vestidor puede resultar el condimento perfecto de un buen plato, es decir; si se acierta el deleite puede ser total, pero en el caso de pasarse o no llegar, puede arruinar todo el banquete.

Los lisos y de colores sólidos, son muy acertados -no obstante- de combinarlos con unos motivos discretos, rayas, rombos y pueden dar un resultado excelente. Continuar leyendo “Los calcetines, el complemento decisivo”

Los zapatos de “sport” del caballero

Sencillez
Mocasín del Alfred Sargent William

Siguiendo con el repaso de nuestra pequeña gran pasión de las piezas de arte con las que “vestimos nuestros pies”, daremos rienda suelta a nuestra imaginación y valor cuando elijamos nuestros zapatos, para las ocasiones más distendidas.

Cuando nos referimos a los zapatos mocasines, loafers, slips on o castellanos… nos estamos refiriendo a los zapatos que calza el caballero cuando se desprende del traje, en cualquiera de sus diferentes formalidades. Continuar leyendo “Los zapatos de “sport” del caballero”

La visión “holística integral” de un caballero

Un caballero, creo que todos lo compartimos, o lo es o no. Y se comportará de esta manera en todo momento y situación que la vida le ponga delante, o nosotros mismos nos labremos.

Por eso defendemos, y así lo hemos intentado desde un principio, que el caballero es y se distingue en todas la facetas de su vida. De la misma manera que no podemos ser rubios por la mañana y morenos al anochecer. Enumeramos una serie de circunstancias o facetas, a modo de ejemplo, en las cuales reconoceremos a tal personaje: Continuar leyendo “La visión “holística integral” de un caballero”

Grados de formalidad en el vestuario de caballero

Hubo una época, antes de la primera guerra mundial “la grande”, en los primeros años del pasado siglo, en la que vestir formal era común y diario entre la aristocracia británica. Esto era vestir con frac en ausencia de luz y chaqué cuando esta aún era natural. Hoy, cuando un cabellero luce una corbata aunque sea con una blazer y unos pantalones de vestir, puede ser calificado ya por casi todos nosotros como; “viste muy formal”.

Grabado tengo una escena de la magistral serie Downton Abbey, “docto magisterio” también en cuestiones de vestuario como hemos defendido con anterioridad, en la cual en plena guerra, y ante el uso de un esmoquin en casa por parte del cabeza de familia Lord Grantham, su madre la Condesa se escandaliza diciendo; a donde vamos a llegar vistiendo de cualquier manera!!!! Continuar leyendo “Grados de formalidad en el vestuario de caballero”

La chaqueta que se confeccionó para fumar

Brown Velvet Smoking Jacket by Huntsman

Esta pieza de museo, y máximo gusto, es la chaqueta que usaba la aristocracia inglesa de la época victoriana, siglo XIX, para no impregnar sus ropas -formales (frac) y semi-formales (esmoquín)- habituales del olor a humo y así no molestar con el mismo a las damas, cuando se prestaban a deleitar con un cigarro.

Su uso actual y real, se puede considerar como un vestigio muy reducido y selecto, ya que no puede ser adquirida a menos que nos desplacemos a las mejores sastrerías europeas o contratemos su confección a los mejores sastres nacionales. Sin embargo, no es menos cierto, que su conocimiento aporta un punto de distinción al caballero. Continuar leyendo “La chaqueta que se confeccionó para fumar”