Atuendo, con diferentes grados de formalidad, para una misma jornada laboral

“La vida consiste en adaptarse y volver a adaptarse”; Anthony Burgess, escritor inglés.

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-00

      En nuestro día a día se nos presentan distintos compromisos, y para la mayoría de nosotros no es posible retornar a nuestro hogar a lo largo de la jornada para acomodar nuestra imagen a estos acontecimientos. Lo que por otro lado no estaría justificado en la mayoría de las ocasiones.

      La comodidad no puede estar reñida con la buena presencia, y debemos adaptarnos según nos vayan surgiendo nuevas oportunidades.

      Sucede además que en estas fechas de entretiempo (primavera u otoño) a primera hora de la mañana las temperaturas aún son gélidas, pero a medio día el sol calienta con cierta saña y refresca cuando volvemos a nuestros domicilios al atardecer. Conciliar el atuendo a nuestro confort térmico con cierto estilo, también, resulta necesario.

      Podemos ir ajustando una imagen idónea dentro de un mismo día sin necesidad de cambiarnos de ropa. Veamos como:

Casual y abrigado.
Al salir de casa necesitaremos suficiente ropa de abrigo para contrarrestar el frío matinal. Además de que nuestra imagen se corresponda con toda la seriedad que requiere acudir a un puesto laboral.

      Conjunto de chaqueta pantalón con cardigan es suficiente si deseamos prescindir del abrigo. Le podemos sumar o no la bufanda (y/o guantes) según preferencias.

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-01

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-02

Cómodo pero informal.
Al permanecer en la intimidad de nuestro despacho -mientras trabajamos- se agradece la mayor comodidad posible sin perder un ápice de gusto.

      Conjunto de pantalón con cardigan, y la corbata, suele ser suficiente.

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-03

Elegante y formal.
A media mañana o media tarde, suelen ocuparnos reuniones de trabajo, visitas comerciales o recibir a clientes. Este es el momento de mostrar la mejor imagen posible.

      Conjunto de chaqueta pantalón con corbata y un discreto pañuelo crean un conjunto, que si no se requiere traje, resulta perfecto.

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-04

Casual y con libertad.
Para retornar a casa, acudir a obligaciones personales o tomar unas cañas para rematar la jornada casi cualquier atuendo nos puede valer. Dos opciones son estas.

      Conjunto de pantalón con chaqueta o cardigan, ya sin corbata, es lo suyo.

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-05

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-06

Sport y fresco.
Para descansar u oxigenarse solemos tener unos minutos para comer o tomar el café. Los más afortunados tendremos un paseo marítimo o parque cercanos donde tomar fuerzas de cara a la jornada vespertina. Este momento suele coincidir con el de mayor calor por lo que agradeceremos toda la ligereza y comodidad posible.

      Un conjunto sencillo, en mangas de camisa donde hasta podremos prescindir de los calcetines, mostrará una decorosa imagen para relajarse un poco.

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-07

      Muchas gracias y buena suerte,

David García Bragado
Fotografía Jose M. Salgado

vestuario-hombre-grados-formalidad-diario-08

[mc4wp_form]

  • jacobo

    Hola David. No sé si has tocado ya un tema que a mí al menos
    me vendría muy bien, y es el del portafolio. Casi siempre voy pegado a uno y
    veo que a veces el negro eterno que uso me combina mejor o peor con la ropa que
    llevo puesta. Se me ocurre que al menos deberíamos tener dos, uno marrón y otro
    negro? debería casar con nuestros zapatos, o estoy yendo demasiado lejos?? jaja
    Un abrazo y felicitaciones por tu trabajo.

  • Anonimo

    me encantan las posibilidades de un “quita y pon” desde la mañana a la noche. Fantásticas ideas para jornadas maratonianas.

    • vestirseporlospies

      Muchas gracias estimado por tu apoyo y continuaremos pues por este mismo palo…
      Saludos cordiales y Feliz Pascua,