Ampliando horizontes en el estilo casual; tan variado como caballeros lo utilizamos

 Después de haber tratado en su día este estilo específicamente, y motivado por la gran avalancha de preguntas acerca del tema tales como; ¿solo se puede estar elegante con corbata? ¿se puede ser elegante sin traje? vamos a tratar de ampliar nuestros conocimientos en tan variado como extenso grado de formalidad.

Por supuesto que la elegancia no tiene relación directa con el grado de formalidad de nuestro atuendo, sino más bien con el saber en cada instante cual es el vestuario que está indicado y como lucirlo con la mayor clase y estilo, y ya sabemos que este viene determinado por las circunstancias tales como: lugar al que vamos, acto al que acudimos, situación que se acompaña, papel que representamos… y no con si portamos o no traje y corbata. La elegancia, todos lo compartimos; “es una cuestión de actitud”.Se debe rezumar elegancia sin necesidad de recurrir a los trajes, siempre y en cualquier estilo ya que no es más elegante portar un traje que un conjunto chaqueta pantalón o más casual aún, sino que dentro de cada estilo se puede estar más o menos acertado. Así no es comparable inter-estilos sino más bien intra-estilos.

Respecto al que en esta ocasión nos ocupa aportaré algunas pautas o recomendaciones que mejoraran nuestra capacidad para aumentar nuestras posibilidades de acierto, apoyado en las imágenes que sin duda valdrán más que miles de palabras. Estas son las siguientes;

  • Existe gran variedad de modelos para las chaquetas, que conviene explorar y no ceñirse en exclusiva a los lisos y convencionales colores. Cantarelli es realmente prolijo en estas lides y en la primera foto nos ofrece grandes posibilidades, debiéramos valorarlas y aún más.
  • Una vez hemos escogido una chaqueta con personalidad en colores y motivos, es preferible que el resto – al menos camisa y pantalón- sean lo más discretos posibles. La camisa blanca es un seguro de vida en estos casos y la chaqueta de micro cuadros es especialmente agradecida. Fotos; 2 a la 12.
  • El pantalón adquiere un protagonismo especial, siendo necesario que este y la chaqueta formen un gran tándem. Los claros blancos y cremas para el verano y los azul marinos y grises para el invierno son muy acertados y normalmente cuanto más dispares son los colores de ambas prendas, mayor acierto. Fotos; 2, 3, 4, 20 y 21.
  • En este estilo es el momento de lucir cinturones de los estilos más variados y lucidos, probar con los bonitos granates, mostazas y otros colores de lo más diversos, también en los pantalones, que otros grados de formalidad nos tienen vetados. Fotos; 2, 3, 4, y 21
  • La chaqueta azul marino sique siendo la más clásica y francamente agradecida para la mayor variedad de posibilidades, no debiéramos descartar otras dos que combinan igual de bien; la verde y roja oscuras. Fotos 17 a la 22.
  • Los trajes que por su marcado carácter inconfundiblemente sport por su ligereza, color y desestructurado corte pueden ser considerados dentro de este estilo. Y si bien no soy de los que defienden el uso de un traje informal sin corbata, pajarita o incluso pañuelo de cuello, si que me parece muy acertado su uso en estas ocasiones a las que nos estamos refiriendo. Fotos 13 a 15.
  • Las ventajas de este estilo son su gran versatilidad y muchas posibilidades, ya que se pueden incluir en el mismo; chalecos, chaquetas o jerséis de punto en su interior a modo de un “tres piezas casual”. Fotos 6, 9 y 18.
  • El uso de prendas como las camisas más sports como las vaqueras tanto como prescindir del uso de calcetines, en este caso son acertadas. Fotos; 2, 5, 8, 10, 21 y 22.
  • En nuestra catalogación hemos considerado que prescindir de la chaqueta es pasar directamente al siguiente estilo; el estilo sport o deportivo. No obstante y como en esta ocasión nos podríamos desprender -sin ningún tipo de trauma de las mismas- y convertirnos en este estilo directamente he considerado que también se puede ser sencillamente muy elegante en el caso de lucir solo en camisa, jersey o chaqueta. La elegancia de la sencillez. Fotos; 23 y 24.

Es un estilo inconmensurable e inabarcable, muy difícil de encorsetar y pautar, pero que cada día más se impone como el más frecuentemente usado por todos los caballeros, el gran protagonista de nuestro día a día. Si tienes cualquier duda o comentario estamos a tu disposición y no tienes más que solicitar nuestra opinión. Muchas gracias por tu lectura y seguimiento.

  • La verdad es buenísimo que aparezcan este tipo de reportajes, ya que nos enseña como es la moda, y sugerirnos en la vestimenta del día a día, de la gente que es experta en el tema, las telas, los colores, las prendas, como combinar.

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Claudio. Más que experto me considero un apasionado y espero que algún día me profesionalice… Un saludo muy cordial y bienvenido a tu casa,