Algunos “tips” más -técnicos- sobre nuestras gafas de sol

hombre-gafas-sol-sun-glasses-man-000“No se puede enseñar nada a un hombre; sólo se le puede ayudar a descubrirlo en su interior”; Galileo Galilei.

Tengo una amiga de toda la vida: Mónica. Se caso en su día con un hombre bueno, de nombre Toño. Y desde entonces la fortuna me ha regalado tener un amigo más.

Antonio, profesional técnico en el campo de las ópticas, acaba de cumplir sus bodas de plata en el sector. Fue él quien me vendió en su día las -atemporales- gafas que luzco desde hace años. El pasado fin de semana disfrutamos de una jornada gastronómica y familiar en la preciosa ribera del leones rio Órbigo, en la localidad de Hospital, a la orilla misma del Camino de Santiago.

Durante la sobremesa le comentaba que había escrito un artículo sobre su especialidad hacía ya tiempo. Y entre ricas infusiones de Rooibos, que también Toño me descubrió, me desgranó su dilatada experiencia profesional.

Y lo cierto es que asistí a una verdadera clase magistral acerca de las gafas de sol. Recibí toda una serie de recomendaciones que ahora deseo compartir con vosotros, para completar así lo escrito en su día, y abordar otros puntos que una vez releído sé que me quedaron en el tintero. Estas son:

  • Las gafas para conducir o de visión nocturna son también adecuadas para el uso durante el trabajo con pantallas de ordenador, porque ayudan a descansar la vista y no la fuerza tanto.
  • Las lentes de sol facilitan la transición en la dilatación de nuestras pupilas, entre la claridad y la oscuridad. Por ejemplo: al entrar o salir de un túnel o un edificio. Por lo que conviene desprenderse de ellas poco después de entrar o colocárselas poco antes de salir.
  • Para su limpieza, lo mejor es el agua y el jabón de un uso cotidiano. No obstante, si de lo que se trata es de una limpieza más profunda, y solo para cristales de vidrio, da un gran resultado utilizar la ceniza de un cigarrillo o similar, ya que es lo suficientemente abrasiva para una exhaustiva limpieza pero con una finura suficiente para que no las rayemos las lentes.
  • En cuanto al secado ya se sabe que lo mejor es una tela que no suelte pelo y sea muy suave. Las utilizadas para su limpieza en seco son las más idóneas.
  • Cuando son acreditadas como polarizadas significa que nos van a proteger frente a deslumbramientos ocasionales, tales como: el efecto del reflejo de la luz del sol sobre la nieve, una ventana que se abate o la misma lluvia sobre el pavimento.hombre-gafas-sol-sun-glasses-man-0

Como observaciones respecto su uso y estética coincidimos en que:

  • Conviene evitar el uso de las gafas junto con el sombrero, porque ofrece una imagen redundante y seguramente carezca de sentido por su similar función.
  • Es un hecho conocido que las gafas además de bloquear los nocivos rayos ultravioletas, nos ofrecen una protección extra contra el viento o impactos físicos producidos por mosquitos, arenas… u objetos aún mayores.
  • Son imperecederas y no caducan, por lo que no dejarán de cumplir su principal función nunca, por supuesto siempre que las conservemos en perfecto estado. Lo cual consolida aún más nuestra nunca disimulada preferencia por lo intemporal. Existen modelos de gafas Rayban que se venden actualmente y son idénticos a los del año de su fundación en 1936.
  • Para finalizar y como consejo a la hora de elegirlas acorde a nuestra propia fisonomía facial, completando las que dimos en el anterior post. Para rostros de nariz prominente deberíamos utilizar gafas de monturas voluminosas y cóncavas hacia afuera para atenuar en lo posible este rasgo y lo contrario para las chatas.hombre-gafas-sol-sun-glasses-man-00

En lo que todos coincidiremos, a tenor del exhaustivo conocimiento que da la experiencia diaria, es en que siempre será mejor recurrir a profesionales para adquirir nuestras gafas de sol. La calidad nunca es cara y la salud de nuestros ojos no tiene precio.

Muchas gracias y buena suerte,