Aguirre and Gross nos presentan sus bellos zapatos

Aguirre and Gross, calzado clásico de calidad
Fué un placer de café y charla sobre calzado con Óscar de Aguirre and Gross

Recientemente he tenido la fortuna de recibir la agradable visita del Sr. Aguirre, el 50 % de la firma Aguirre & Gross, el cual tuvo la deferencia y la amabilidad de trasladarse hasta tierras gallegas para presentarnos su fenomenal calzado en primera persona. Le recibimos en la siempre acogedora, universitaria universal y bella ciudad del apóstol para que nos hablara de su exclusivo producto en el incomparable y clásico marco del casco antiguo santiagués.

Antes de la hora en la que despuntaría el alba ya tomábamos el primer café en el clásico entorno del centenario Cafe Casino de la capital gallega donde pudimos conocer que sus piezas están elaboradas con las mejores pieles de potro y vacuno curtidos de forma natural -totalmente de forma artesanal-, que el corte lo realizan con una herramienta denominada “fleje” -un utensilio que consta de un trozo de la cinta métrica que se encuentra en el interior de los relojes más antiguos ensamblado a una empuñadura- y que incluso para el forro utilizan su mejor cuero para favorecer la transpiración de nuestro pie, al ser baja en grasa.

Sin solución de continuidad, Óscar continua su exposición con los materiales utilizados; pegamento para la unión de las piezas de piel e hilo de lino -encerado con resina de árbol y cera de abeja- para el cosido son los únicos aditivos que se utilizan a parte de la materia prima de la piel más escogida. Que junto con las únicas herramientas de una cuchilla y una aguja de zapatero serán todo el instrumental que utilizan y necesitan para elaborar su refinado calzado invirtiendo, eso sí, el suficiente tiempo con dedicado esmero. Imposible mejores ingredientes para la esbelta figura británica de su horma.

En animada conversación ya nos dirigimos al interior de la cafetería donde nos sigue comentando que su socio y maestro zapatero –Álvaro- prepara las pieles previamente mojándolas y envolviéndolas en trapos húmedos para trabajarlas mejor. Que primero coloca el trozo de cuero en la base de la horma para hacer la suela, ajustándola con unos clavos para que quede sujeta y luego “ronda” con la cuchilla de zapatero donde corta todo el cuero sobrante al canto de la horma, después hace el “hendido o murete” en la base de la planta por donde pasar el hilo de cáñamo para unir “chanclo” -como sabemos es la pieza que se obtiene cosiendo el forro con la pieza del empeine o pala-, “vira” -tira perimetral de cuero- y “suela”, convirtiendolo en el zapato de una sola pieza en la operación que denomina “aparado.

Hablamos palpando la muestra del calzado que nos presenta nuestro amigo Óscar, con el que ya habíamos pasado largas horas de conversaciones telefónicas anteriores en torno a nuestra pasión compartida por el calzado, un “Oxford Granulado” picado en su totalidad -full brogue- en color marrón oscuro, casi “new black” que yo le he comentado que me parece el más bonito de su variada colección y que lo disfruto tanto teniéndolo en mis manos como seguramente lo haré en los pies. Tiene una bonita línea inglesa, me encanta, cada vez más. Si en las fotos era especial en las manos me parece ejemplar. Brilla con un tono muy natural, huele a piel, el cosido y el pegado son magníficos. Un bonito zapato salta a la vista.

Observo que la piel está delicadamente labrada salvo la de la puntera lo que le confiere un caríz aún más casual que hace del zapato un modelo muy versátil y de lo más refinado para los momentos más relajados. Lo aconsejaría sobre todo cuando nos desprendemos de la corbata… y con un tweed sería delicioso.

Nos acompaña mi buen amigo y gran fotógrafo David Lopez Salgueiro que además es director gerente –consorte- de Galantiqua Arte y Antigüedades que estando tan motivado como yo mismo -sino más- ante el espectáculo zapatero que observabámos, invitamos a Óscar a inmortalizar su fenomenal colección con la que había viajado en el maletero de su coche hasta Galicia en un rincón especial de la ciudad que tan bien conoce y “palmo a palmo” mi querido tocayo. Elige para ello los jardines del panteón real de la catedral con las que os dejamos no sin antes agradecerle a Óscar su visita, a Alvaro su explicación, a David su compañía por su ciudad y, sobretodo, a vosotros por vuestra lectura.

Esta es vuestra casa. A vuestra disposición y hasta siempre!!!

Alvaro Gross Martinez de las Rivas y Óscar Azorín Aguirre son los artífices de esta ejemplar marca. Cuyas principales virtudes entiendo que son; la gran variedad de sus más de medio centenar de modelos y la posibilidad que ofrecen de un trabajo a medida. Estáis en vuestra casa y hasta siempre.

¿A ti a quien te gustaría qué nos visitara?

  • Alex

    Atención!!! Una lectura completa de este post puede producir una peligrosa subida del azúcar en sangre. Se ruega su no lectura por diabéticos.

    • Amoreno

      Gracias por este toque de humor estimado Alex,

  • Enrique

    Muy interesante. No les conocía mucho.
    Tengo una duda acerca de la información que ofrecen en su página web. He seleccionado sus oxford negros (primero, los cimientos) y aparece esta información: “El modelo más sencillo. También es conocido con el nombre de Derby,..” “El Blucher se puede encontrar en versión…”
    ¿Algo va mal, no? Si es así, van a crear más sospechas que interés con estos gazapillos.

    • Amoreno

      Toda la razón del mundo estimado Enrique.
      Los lectores de ésta -vuestra página- sois concisos, rigurosos y muy documentados. No se os pasa una y me alegra enormemente, siempre lo he dicho la calidad de esta plataforma la ponéis vosotros. La básica diferencia entre los Oxford y los Blucher no admite discusión y aquí lo hemos tratado expresamente. Se lo comunicaré inmediatamente… Un abrazo y muchas gracias,

      • Enrique

        Es un detalle, pero es su imagen. Oye, y si quieren regalarme un magnífico par por la alarma…yo no pongo reparos, ¿eh?

        • Amoreno

          Muchas gracias estimado Enrique, según se lo he comunicado a Óscar a procedido a reparar el gazapo y te lo agradece enormente. Errar es de humanos y rectificar de sabios.Un abrazo amigo,