Afeitado clásico y tradicional del rostro del caballero

Que la vorágine laboral diaria parece acelerarnos y avocarnos irremisiblemente a la comida inmediata, al seguimiento de las noticias en las redes… y al afeitado con las multi-cuchillas desechables y con agua tibia en dos minutos con similar magnitud de tentación que la atracción que ejerce un agujero negro, suele ser la cruda realidad. Más sabiéndonos caballeros que nos debemos deleitar con las rutinas diarias, me decidí a retomar el ejemplo heredado de mis mayores que dedicaban “largo rato” a su higiene diaria, me puse en contacto con un experto de absoluta confianza para renovar mis viejos útiles y retomar así el ritual que había dejado abandonado hace algunos años, víctima de la inmediatez de las urgencias propias.

Procedí, paso a paso, siguiendo estas instrucciones de su lección magistral para un apurado y afeitado clásico, de este joven promotor de la fantástica iniciativa de productos para el caballero ByTheShave, D. Jaime Bañeros;

God save the classic shave

                Uno de los rituales más importantes y tempranos placeres del caballero es el afeitado.

                El primer paso para tener un gran día es realizar un afeitado correctamente, ya que pocas cosas hay más elegantes, agradables o varoniles como un afeitado al estilo clásico. El saber hacer de las marcas que conservan su fabricación artesanal y que nos deleitan con mezclas de aromas como la naranja y el sándalo, aceite de aguacate, mandarina… nos devuelven sensaciones que las espumas en bote a presión y cuchillas multihojas nos arrebataron. El rostro es nuestra carta de presentación más visible, por lo tanto debemos aprender a cuidarlo.

                Lo primero, Cuando? Por la mañana, es cuando la piel esta menos estresada y mejor preparada. Colocaremos una toalla empapada en agua caliente sobre nuestra barba, unos segundos, para abrir los poros de la piel, para a continuación aplicar un Pre-Shave con aceites esenciales, que mantendrán la humedad y aportarán la flexibilidad óptima a la piel facilitando el deslizamiento de la cuchilla.

                Continuamos con otra toalla caliente, elegimos un buen jabón o crema de afeitar que nos ablande la barba (acido esteárico, ácidos grasos de coco, propilén glicol, trietanolamina…), hidrate y proteja la piel (glicerina, lanolina, aceite de palma..) y con la ayuda de una brocha, en este caso las más apreciadas son las de pelo de tejón “silvertip” o punta plata, por su suavidad y capacidad de retener más agua que otro tipo de pelo, conseguiremos una rica y abundante espuma de calidad.

                A partir de este punto es un placer deslizar la cuchilla “shavette” o maquinilla clásica “safety razor” en dirección del crecimiento del pelo en primera instancia, consiguiendo un apurado perfecto. Las “safety razors” como su nombre indica son ideales para iniciarse en el afeitado clásico.

                Como punto final retiramos los restos de espuma -esta vez con agua fría- para cerrar los poros de nuestra piel- y nos regalamos un masaje con un After-Shave que contenga Hamamelis Virginiana, Aloe Vera, Castor Oil, Bisabolol o glicerina entre otros por sus cualidades; astringentes, desinfectantes, cicatrizantes y purificadoras.

Caballeros, después de un afeitado así se afronta la jornada de otra manera.

Jaime Bañeros

Realicé la prueba rememorando los siguientes efectos….

                Si se estima oportuno se puede realizar una segunda pasada, previo nuevo masajeo con la brocha con jabón para estimular más el afloramiento del bello dando lugar paso a un nuevo apurado esta vez a contra pelo. Esta operación es aconsejable no realizar las primeras veces porque puede provocar irritaciones o cortes y no suele ser necesaria.

                Es realmente especial la sensación del masaje con la brocha, el deslizamiento del inóxidable de la cuchilla y el rito de los numeros olores que entran en liza, es un ritual para disfrutar sin prisas.

                A pesar de lo que se puede pensar no se producen más cortes, ni mucho menos. Es tan segura y fiable como las desechables, no obstante hay unos productos que conviene tener cerca para facilitar el cierre de pequeños cortes ya que inmediatamente nos ducharemos y/o vestiremos con lo que evitaremos manchar nuestra ropa. Sobretodo astringentes y cicatrizantes, su efecto es instantaneo.

                No le encuentro desventajas; más económico, más ecológico, más placentero, más apurado… más TODO.

Como nota curiosa comentar dos apuntes; que he utilizando como loción masaje posterior al afeitado Floris nº 89 que es la misma marca de la fragancia de James Bond y que el jabón de Valobra contiene lanolina, por lo tanto conviene usarla con agua templada ya que a partir de 36 ºC se derrite y pierde parte de sus excelentes propiedades. 

Te animo a continuar, retomar o comenzar con firme propósito -seguido de la puesta activa en práctica- para hacer que todas y cada una de nuestras actividades diarias sean auténticos placeres para nuestros sentidos, porque como reza el conocido eslogan comercial “… tu lo vales…” y habría que añadir “te lo mereces “.

No podemos esperar a ser felices, ya que cada segundo cuenta porque es el único que vivimos, como experimentó el Siddhartha de Hermann Hesse “la felicidad radica en ser plenamente consciente del momento presente”.

¿Te quedaron dudas? Transmítenoslas y estaremos encantados de asesorarte y consultarte, será un verdadero placer, ya que será la mejor manera para mejorar entre todos.

  • Alex Dobao

    Excelente artículo, perfectas recomendaciones. Conozco personalmente al Sr. Bañeros y presumo de ser su amigo. Es conocedor de los secretos del afeitado y personalmente sigo sus recomendaciones y uso los productos que me propone y recomienda. Felicidades por el artículo a ambos!. Ayudará a disfrutar del ritual del afeitado a todos aquellos caballeros que se inician en el mismo e incluso puede mejorar la experiencia de los que ya lo practican. Buen afeitado y feliz dia caballeros!.

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Alex, es un honor contar con tu opinión, contacto y amistad, muy amable por tu parte caballero y recibe un cordial abrazo.

  • Juan Manuel

    Estimado David, gran articulo! (se me habia pasado por alto, por eso el retardo en comentarlo), en un viaje a EEUU, pase por un local de The Art of Shaving, y quede maravillado por la calidad de los productos y la atmosfera creada en en local, desde entonces, hago del afeitado un ritual, que lo complement con musica (Sinatra o Martin, quienes mas?)

    Abrazo desde Buenos Aires!

    • Amoreno

      Muchas gracias estimado Juan Manuel por tu agradable comentario;
      “The Art of Shaving”, me lo apunto. Sin duda el encanto de las clásicas barberías es único e irrepetible. Solo falta la tertulia mensual que suelo tener con mi barbero desde hace 14 años… 🙂
      Otro abrazo a mi querida Latino América,